Citado en NotiUno: Sociólogo advierte se necesita más rehabilitación y menos mano dura


Por: NotiUno 20 de Noviembre de 2014 Noticias, Puerto Rico, Seguridad y Justicia, Último Minuto
Sociólogo advierte se necesita más rehabilitación y menos mano dura

El criminólogo y sociólogo Gary Gutierrez, sentenció en Noti Uno en la mañana que nuestro sistema gasta demasiado dinero en perseguir personas no violentas y por eso no tiene el dinero para atender y rehabilitar a ciudadanos como los que perpetraron la masacre de Guaynabo.

 

Para escuchar repoartaje

Citado por NotiCel: en Masacre de Guaynabo cuestiona la desigualdad y el control mediante el miedo


Masacre de Guaynabo cuestiona la desigualdad y el control mediante el miedo

Por: Ely Acevedo Denis
Publicado: 20/11/2014 05:04 am

noticel

La séptima masacre registrada este año en Puerto Rico confronta al país con problemáticas como la desigualdad, el miedo, la falta de educación sobre manejo de conflictos, y la búsqueda de una válvula que permita a los ciudadanos escapar de ser los próximos protagonistas de la violencia.

Aunque el criminólogo Gary Gutiérrez reconoce que han ido en alzada crímenes temerarios no relacionados con el narcotráfico, también presentó sus dudas de que el enfrentamiento a un proceso de desahucio hubiese llevado a Christopher Sánchez Asencio a planificar el asesinato del dueño de la vivienda que alquilaba en Bayamón, llevándose de por medio a otros tres miembros de la familia e hiriendo a otro menor.

En entrevista con NotiCel, Gutiérrez, expuso que “el nivel de violencia desatada en este incidente no parece concordar con el móvil que se le atribuye. Y el nivel de organización de esta masacre tampoco parece concordar con un hecho aislado de una persona que pierde sus cabales, arremete y saca la violencia contra otro. No me cuadra que esto sea simplemente la respuesta a una situación económica. Así que yo no descartaría que se sepa a largo plazo que habían otros elementos detrás”.

Sin embargo, al evaluar la información que ha trascendido hasta el momento, Gutiérrez opinó que este caso sigue resaltando aquellos sectores en el país que sufren las peores situaciones económicas, que podrían canalizar sus frustraciones a través de la violencia.

Gutiérrez se mostró preocupado que este tipo de incidente provoque lo que la periodista Naomi Klein describe como “La Doctrina del Shock”, que ocurre cuando hay sectores que se aprovechan de estos incidentes que paralizan momentáneamente la sociedad para imponer a los ciudadanos medidas basadas en el miedo, la fuerza y la represión. La consternación de Gutiérrez es que hay sectores que ya están trayendo de nuevo a la discusión el tema de la pena de muerte y el aumento en las penas por la comisión de ciertos delitos para castigar a Sánchez Asencio y a su compinche, José Bosch Mulero.

En el documental “La Doctrina del Shock”, Klein sostiene que “un estado de shock no es solo lo que nos sucede cuando algo malo pasa. Es lo que nos pasa cuando perdemos nuestra narrativa, cuando perdemos nuestra historia, cuando nos desorientamos. Lo que nos mantiene orientados, alertas y sin shock es nuestra historia. Así que un periodo de crisis, como en el que estamos, es un muy buen momento para pensar en nuestra historia. Para pensar en la continuidad, en las raíces. Es un buen momento para colocarnos en la larga historia de la lucha humana”.

Partiendo de esto Gutiérrez tronó contra algunos sectores que han utilizado esta masacre para adelantar agendas en favor o en contra de las enmiendas que se pretendía incluir al Código Penal, algunas eliminadas durante el proceso de aprobación en la Legislatura.

“En términos criminológicos no hay relación entre mayores pena y la disminución de la criminalidad, porque si fuera por castigo la inquisición hubiese sido exitosa eliminando la Reforma Protestante… La historia ha estado llena de ejemplos de cómo la violencia y la represión no ha logrado controlar los comportamientos desviados, al contrario, regularmente lo que hace es que generan un estado de violencia social que termina generando más violencia”, puntualizó Gutierrez.

Por su parte, el exadministrador de la Administración de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Salvador Santiago, argumenta que se desconocen todos los elementos del caso, que pueden permitir analizar los detonantes y factores de riesgo que incidieron en que estos dos jóvenes cometieran los asesinatos.

A juicio de Santiago, en este tipo de casos la autopsia psicológica juega un papel fundamental para trazar un perfil tanto de los atacantes como de sus víctimas.

El portal psicologiajuridicia.org expone que la autopsia psicológica, “es un proceso de recolección de datos del occiso que permiten reconstruir su perfil psicológico y el estado mental antes del deceso”.  Usualmente, es un mecanismo usado cuando se tienen dudas sobre si es un asesinato o un suicidio, o que la información que se tiene es ambigua y no permite ver todo el contexto en que se da el caso.

En este caso, la base principal de la autopsia psicológica, es lo que pueda aportar el menor de 13 años, único sobreviviente de la masacre.

De igual modo, Santiago reiteró la necesidad de desarrollar modelos de prevención de conflictos en Puerto Rico y que los ciudadanos puedan lograr liberar estresores como el apoyo de su círculo de personas más cercanas.

“El ser humano cuando los estresores están a nivel de que te rompen el alma somos capaces de cualquier cosa… Estos estresores acumulativos llevan a intoxicar tu cuerpo, tu alma, tu espíritu y tu mente, que te hacen tomar opciones desesperadas”, sentenció.
A su vez, el psicólogo clínico José Gandía, entiende que más que tratar de explicar qué pudo haber llevado a Sánchez Asencio y a Bosch Mulero a cometer los crímenes, lo que este caso lleva a reflexionar sobre otras realidades subyacentes, como el ordenamiento social de la Isla estructurado de manera que las personas con mayor poder adquisitivo tengan más posibilidades de que el aparato gubernamental centre sus esfuerzos en esclarecer sus casos lo antes posible.

Gandía contrasta el caso de esta familia de la urbanización Los Frailes de Guaynabo con el de Lorenis Mejías Contreras, quien en el 2011 se encontraba en su octavo mes de embarazo, y fue asesinada junto a sus hijos de 10 y 8 años en el residencial San Juan Park 1.

“Después que tú estableces una sociedad con esa inequidad social tienes unos pocos que se apropian de los partidos políticos, que se apropian de los espacios económicos del país, y entonces operan encima de la gente que está debajo de ellos, que no tienen posibilidades”, observó.

Igualmente, Gandía afirmó que el hecho de que el militar jubilado del Ejército y profesor en la American Military Academy, Miguel Ortiz Díaz, haya iniciado un proceso de desahucio contra Sánchez Asencio marca también esa diferencia en las condiciones sociales en el acceso a ciertos mecanismos legales.

En esa línea, resume que el caso hay que verlo desde el espectro de la complejidad de la violencia, que muestra el asunto de los valores, toma en cuenta el contexto socioeconómico en que se desarrolla estas dos personas, y las dimensiones individuales de cómo se maneja las emociones y sus pensamientos.

En cuanto al manejo de este experiencia de violencia con menores de edad, Gandía entiende que, “Yo como adulto no puedo explicar lo que no puedo entender, y yo creo que los padres y las madres que deben estar consternados con lo que sucedió, en lugar de nosotros los adultos querer montar un discurso de la voz del experto, lo que hay que hacer es escuchar a nuestros niños cómo ellos se sienten en nuestras relaciones. Yo creo que la familia debe aprovechar esta coyuntura para escuchar los miedos y las preocupaciones de nuestros niños con relación a las cosas que están sucediendo en nuestro país“, concluyó.

Bacanal creativo el “Ponce Comic Con” (foto ensayo)


Letras y fotos por: Gary Gutiérrez

Cada cierto tiempo, y regularmente alejados del ojo público, miles de puertorriqueños y puertorriqueñas se reúnen a celebrar su pasión por los cómics y las novelas gráficas.

De esta manera, estos encuentros se conviertes en festivales donde se festeja la diversidad, la creatividad, la imaginación, el interés por la colección y el aprendizaje, en fin es un junte para enzarzar y preservar una de los productos más representativos de la cultura pop.

Uno de estos bacanales creativos es el “Ponce Comic Con”, cuya edición del 2014 se llevó acabo el 16 de noviembre en la Cancha Salvador Dijols en el sector la Playa de la Ciudad Señorial.

Para visita el Foto-Blog de Gary Gutiérrez

Permitido el uso y la reproducción de estás imágenes para uso no comercial.
Favor de incluir el crédito: “Foto por Gary Gutiérrez/ garygutierrezpr.com”
Permitido el uso y la reproducción de estás imágenes para uso no comercial.
Favor de incluir el crédito: “Foto por Gary Gutiérrez/ garygutierrezpr.com”

 

A Madrid la inovación ponceña


Publicado orginalmente en el Periódico La Perla del Sur

Ponce presente en Bienal Iberoamericana

Por Gary Gutiérrez

tazas 07

portada La ponceña y novel firma de diseño TAGd2 alcanzará reconocimiento internacional este 25 de noviembre cuando participe de la Cuarta Bienal Iberoamericana de Diseño.

Durante el encuentro, al que se darán cita diseñadores de toda Latinoamérica, Portugal y España, la empresa TAGd2 lanzará su nueva línea de tazas para café espresso “Past, Present, and Future Conversations”.

Con su diseño futurista y ergonómico -producto de la más avanzada tecnología digital- los jóvenes creadores José Alberto y Alberto José Dueño Jordán pretenden elevar el ejercicio de la ingesta de café a una juguetona conversación entre el diseño de sus obras y los usuarios.

Para lograr “este diálogo”, los hermanos fundadores de TAGd2 aseguraron que sus tazas “crean y mantienen una relación formal con sus beneficiarios a través del lenguaje que provoca el acomodo de su agarre y la extensión del lenguaje corporal de la persona”.

Con esto presente, pretenden representar cuatro “protagonistas” con personalidad y características excepcionales que atraigan a sus usuarios y les permitan identificarse con una de ellas al momento de usarlas.

“El carácter de cada pieza se puede reflejar en sus proporciones, la manera en que se sujeta, en su base y la manera en que la taza toca la mesa”, explicaron los gemelos.

En torno al nombre de la muestra, “Past, Present, and Future Conversations”, los también arquitectos explicaron que interesan evocar a la nostalgia de las piezas de mesa antiguas a travé;s de materiales y diseños muy futuristas.

Por esta razón, para las ediciones que finalmente lleguen al consumidor se utilizarán materiales como plata y “stainless steel”, aunque no descartan producir una serie en cerámica fina.

Sobre la Bienal en Madrid, los arquitectos ponceños destacaron que la misma no solo constituye una plataforma para desplegar sus diseños, frente a importantes firmas de inversionistas y potenciales clientes.

Además, para el dúo representa una oportunidad crucial para exponer la capacidad creativa de su novel empresa, así como para destacar el nivel del trabajo que desarrollan los diseñadores puertorriqueños y, por supuesto, promover el nombre de Ponce a nivel internacional.

5 de nociembre de 2014

Las visiones de mis estudiantes


Por Gary Gutiérrez

Ponce – (7 nov 2014)  Durante el pasado mes,  tuve el placer de compartir la mañana de los sábados con un grupo de colegas fotógrafos y fotógrafas. Esto como parte del curso El Arte de la Visión Fotográfica que se ofreció en el Recinto de Ponce de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

Como homenaje y agradecimiento por las experiencias compartidas dedico este espacio a sus trabajos:

Amparo:

Bibi:

Frances:

Para ver más fotos de Frances

Rosemary:

Sherryl:

Para ver más fotos de Sherryl

Publicado en Claridad Puerto Rico: Dos más dos no suma cinco


IMG_0430Reflexión sobre la actual política anticrimen

Publicado: martes, 28 de octubre de 2014

A dos años de su elección, y con la vista puesta en la reelección, la administración de Alejandro García Padilla reclama una mejoría en la calidad de vida en Puerto Rico y una merma en la criminalidad que experimenta la Isla.

Esto, tras comparar el número de delitos graves reportados durante los años del 2013 y lo que va del 2014 con los registrados en el 2011, año en que la violencia alcanzó cifras comparables a las peores de nuestra historia contemporánea.

No empece a que la Policía de Puerto Rico está bajo la supervisión de una sindicatura federal que le cuesta una millonada al pueblo, y de que en sólo diecisiete meses por esa agencia pasaron tres Superintendentes, la actual administración reclama el éxito de su llamado “plan anticrimen”.

Por lo que se infiere de documentos y conferencias de prensa, pues nadie lo ha visto, este supuesto plan anticrimen está basado, por un lado, en la política de cero tolerancias, en la maximización de los recursos de la Policía y la fiscalía, en el aumento de efectivos mediante el uso de guardias nacionales que vigilen las costas, y en el aumento en el uso de tecnología millonaria, como la red para detectar disparos.

Es decir, que el llamado plan anticrimen de la presente administración no es otra cosa que el desacreditado “evangelio criminológico” diseñado y vendido al mundo por el exalcalde de la ciudad de Nueva York, Rudolph Giuliani. La misma cosa que viene fracasando en la Isla por las décadas.

De igual forma, y también basado en un estudio simplista del 1993 preparado por Albert Reiss Jr. y Jeffrey A. Roth, el discurso oficialista de esta administración vincula la reportada baja en los delitos con el supuesto aumento en las posibilidades de detención y aprehensión de los delincuentes.

Entonces, cuando la administración de Alejandro García Padilla reclama como exitoso el mismo plan anticrimen que, por décadas, no sólo falló para controlar la violencia sino que, según algunos, en muchos casos la provocó, está estipulando que dos más dos suma cinco.

Es decir, la lógica gubernamental es que haciendo lo mismo que hicieron los gobiernos anteriores ellos alcanzaron resultados diferentes.

Claro, el que se ponga en duda la explicación oficialista no implica negar que las estadísticas oficiales apuntan a una merma en los índices del delito y la violencia.

No obstante, antes de continuar se tiene que entender también que, a diferencia de lo que aparentan los medios de comunicación, medir la violencia social y la criminalidad que experimenta una sociedad va más allá del número de muertes violentas o de los delitos graves.

Ahora, si para fines del análisis se toma como correcto que entre el 2012 y la actualidad se registraron bajas en la violencia y en la criminalidad, también hay que tomar como ciertos, por ejemplo, el aumento de crímenes como el feminicidio y la violación.

De igual manera, quien mire la prensa de ese periodo puede afirmar, que aun cuando haya una disminución en la violencia, el nivel de temeridad que caracteriza la misma es mucho más dramático.

El punto es que estos números también apuntan a que, independiente de cuál es la política pública, desde el 2011 –uno de esos años donde el índice de asesinatos alcanzó un “nivel pico”–, la Isla viene registrando una tendencia a la baja de un diez por ciento al año en sus indicadores de violencia.

De paso, según informes de prensa, el 2011 es sólo la última de las siete ocasiones en que durante el siglo veinte y lo que va del veintiuno se registra violencia de sobre 25 muertes por cada cien mil habitantes. Interesantemente, todos esos “años picos” aparentan tener dos características principales.

Primero, son años relacionados con periodos de dificultades económicas, políticas o sociales. Y segundo, aunque no están claras las razones, después de los mismos se registra una merma constante en la violencia que puede durar varios años.

Así que, lejos de aceptar la retórica simplista que vincula la merma de la violencia a políticas públicas que en el pasado fracasaron, parece importante tratar de explicar la misma con relación a otros fenómenos sociales que también experimenta la Isla.

Después de todo, la criminalidad no es una burbuja que se da al margen del resto de las dinámicas sociales.

Por tanto, parecería más lógico estudiar esta baja en los índices de violencia y criminalidad con relación al envejecimiento de la población en la Isla o con relación al aumento en los niveles de una migración caracterizada por la salida del País de varones jóvenes y pobres, sector que tradicionalmente es el que más delinque.

De igual manera, si la supuesta baja en la criminalidad se mira desde la hipótesis que apunta a que parte de la violencia y criminalidad que experimenta Puerto Rico es producto de la percepción de exclusión que producen los regímenes neocapitalistas y el coloniaje, entonces se puede apuntar en otra dirección para tratar de explicar la reclamada merma de los índices de criminalidad y violencia.

Mirando el fenómeno desde esta perspectiva, pudiera ser que la actual administración sí sea la responsable por la reclamada baja en la criminalidad.

Aunque impone las mismas medidas económicas neoliberales que caracterizaron a la administración anterior, García Padilla mantiene un elegante discurso que se proyecta como conciliatorio e inclusivo, dando la impresión, cierta o no, de que está dispuesto a escuchar y trabajar con todos los sectores.

Es decir, un discurso que se distancia de la arenga guerrerista que caracterizó a los pichones de fascistas que en el pasado buscaban la menor excusa para sacar “a patadas” a cualquiera que osara criticarles. Perorata que llevó a muchos Policías a pensar que tenían licencia de corso para agredir al pueblo.

De esta manera, parece válido preguntar si ese discurso suave, elegante y conciliatorio con el que García Padilla crea esta percepción de inclusión, cierta o no, sirve de válvula de escape dándole esperanza a la población que sufre la crisis económica y disminuyendo así la violencia que regularmente acompaña esas dificultades.

Quién sabrá, pero si esa hipótesis resulta correcta, la pregunta entonces es cuánto tiempo puede durar ese espejismo.

 

* El autor es profesor universitario de Justicia Criminal y observador social. garygutierrezpr@aol.com