Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador, documentador, bloguero, comunicador social, fondero, ciclista urbano, abusador de cafeína e iconoclasta aspirante de ácrata.

Citado por AFP: Puerto Rico, frecuente puente de la cocaína en su vía a EEUU


logo_1Puerto Rico, frecuente puente de la cocaína en su vía a EEUU

11 Jul 2015
De día, la lancha rápida esconde el cargamento bajo una lona oscura y simula pescar. De noche, intentará llegar a las costas de Puerto Rico, que se ha convertido en frecuente puente de paso de la cocaína hacia Estados Unidos. Ese es el típico ‘modus operandi’ de los narcotraficantes, que han identificado Puerto Rico como un apetecible destino: una vez que la droga llega al estado libre asociado, se encuentra en territorio estadounidense. De allí se les facilita trasladarla a la costa este estadounidense, dicen las autoridades. Las incautaciones de cocaína, la droga más rentable para los narcotraficantes, se han disparado: en lo que va de 2015, las autoridades han recuperado 5.300 kilos, por encima de los 3.926 kilos en todo 2014 y 2.819 kilos en 2013, según las cifras de la Policía de Puerto Rico, que ahora integra una fuerza especial antidrogas junto a agencias federales estadounidenses como la DEA, el FBI y la Guardia Costera. “Puerto Rico es utilizado como puente para Estados Unidos. El 85% de la droga que pasa por Puerto Rico es para Estados Unidos. Aquí se nos queda sólo entre 10 y 14%”, explica a la AFP el jefe de la policía de Puerto Rico, José Caldero. Tan sólo el miércoles, un operativo logró capturar 190 kilos de cocaína y a tres tripulantes dominicanos. Hace mes y medio, se logró un gran golpe: 2.100 kilos que intentaban entrar por el sector de Carolina, en el norte de la isla. – Nueva estrategia – El incremento del flujo de droga a través del Caribe estadounidense, sobre todo por Puerto Rico y las islas Vírgenes, encendió las alarmas de la Casa Blanca, que en enero anunció una nueva estrategia para contrarrestar la tendencia. La mayor vigilancia de la ruta caribeña cercana a las costas de Centroamérica y en la frontera entre Estados Unidos y México, por donde sigue pasando la mayor cantidad de droga, ha empujado a los narcotraficantes a buscar nuevas rutas, según Washington. La cocaína llega a Puerto Rico principalmente desde Venezuela y aunque antes hacía escala en República Dominicana, se detectan cada vez más viajes directos desde el país sudamericano, señala Caldero. Y la maniobra se repite. “Vienen en una lancha de tres motores. Lo que hacen es que por el día la tapan con un toldo negro, y van suavecito y van pescando, y es de noche que pisan” el acelerador, dice el jefe de la policía. Las autoridades tienen que adaptar constantemente sus métodos para hacer frente a las nuevas tácticas de sus rivales. “Esto es una estrategia. Nosotros hacemos nuestros planes, pero ellos hacen los de ellos también”, apunta Caldero. – Problemática interna – La droga que se queda en la isla es una creciente preocupación. “En los últimos tiempos, ese servicio de trasbordo pasó de ser mercado que se pagaba en moneda a pagarse en especie, es decir, se queda un porcentaje de la sustancia y la sustancia tiene que ser vendida”, dice el profesor de Justicia Criminal y durante décadas periodista de la fuente policial en Puerto Rico Gary Gutiérrez. El 65% de los asesinatos en Puerto Rico están “directamente relacionados con droga”, asegura Caldero. De un récord en 2011 de 1.135 asesinatos en esta isla de 3,5 millones de habitantes, en 2014 cayeron a 681, sobre todo por el descenso de la impunidad y el incremento de las personas llevadas a tribunales por la Fiscalía, destacó. En medio de una grave crisis fiscal que experimenta la isla, al borde de una suspensión de pagos tras ocho años de recesión, la policía ha conservado su presupuesto de más de 750 millones de dólares, se congratuló el jefe policial. Pero precisamente la crisis crea un terreno fértil para que las poblaciones empobrecidas vean en la venta de las drogas una manera de conseguir dinero, señala Gary Gutiérrez, quien aboga por la descriminalización del tráfico de drogas como una manera de acabar con la violencia. “En esas comunidades, el narcotráfico se convierte desgraciadamente en una solución al problema económico”, señala.

Citado en China: Puerto Rico, a way station for drug traffickers


By Diego Urdaneta and Nelson Del Castillo, AFP

July 12, 2015, 12:01 am TWN
cpnewlogoPuerto Rico — the economically distressed U.S. territory that many Americans know mainly as a vacation resort — turns out to be a way station for South American cocaine bound for the hungry U.S. market.
It often works like this: speedboats sail up from Venezuela laden with coke, hang out off the coast of Puerto Rico by day, and then make for the coast of the U.S. commonwealth by night. Once there, getting cocaine into the United States is in theory easier: shipments can be mailed or sent to airports or seaports without having to clear customs, authorities here say.
Seizures of cocaine, the most profitable drug for traffickers, have shot up here on the island: 5,300 kilograms so far this year, compared to just under 4,000 in 2014 and 2,800 in 2013, according to the Puerto Rico Police, which is now part of a special drug interdiction force along with other American agencies like the Drug Enforcement Administration, FBI and the Coast Guard.
“Puerto Rico is used as a bridge to the United States. Eighty-five percent of the drugs that pass through Puerto Rico are for the United States,” said Police Chief Jose Caldero. As recently as Wednesday police confiscated 190 kilograms of cocaine from a boat and arrested three Dominicans.
Six weeks ago police scored a much bigger hit: 2,100 kilograms seized on a boat trying to reach the north coast of the island. New Strategy The rise in drug shipments through the U.S. part of the Caribbean, mainly via Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands, has set off alarms in the White House.
In January it announced a new strategy to combat the trend. Most drugs destined for the United States follow a route that hugs the coasts of Central America or crosses the U.S. border with Mexico.
But these are being more closely monitored, so traffickers have been forced to seek out new routes, U.S. officials say. Most cocaine arrives from Venezuela, a neighbor of major producer Colombia.
Before, vessels carrying the drug would stop over in the Dominican Republic, but police are now detecting more and more direct trips from the northern tip of South American right to Puerto Rico.
And there is a pattern to the trafficking.
“They come in a speedboat with three engines. By day, they cover it up with a black tarp. They go nice and slow, and fish. At night is when they hit the accelerator,” said Caldero.
The authorities end up playing cat and mouse, adapting their tactics as the traffickers tweak theirs.
“This is a strategy. We make our plans, but they also make theirs,” he said.Internal Problem And the small amount of cocaine that remains on the island is also a growing problem.
It used to be that the service of mooring boats carrying cocaine and handling it on the island were paid for in cash. Now however it is paid for in cocaine itself. “And it has to be sold,” said Gary Gutierrez, a criminal justice professor.
Sixty-five percent of the killings committed in Puerto Rico are directly related to drugs, said Caldero. Those killings peaked in 2011 at 1,135. In 2014 they had fallen to 681, mainly because of tougher law enforcement, he added.
Although the island has huge financial problems — a debt of US$72 billion after eight years of economic recession — the police budget has remained stable at more than US$750 million, the police chief said. But at the same time, that economic crisis makes drug trafficking more appealing to people who are enduring hard times, said Gutierrez.
He is in favor of decriminalizing drugs as a way to end drug-related violence. “In those communities, unfortunately drug trafficking becomes a solution to the economic problem,” he said.

Descubriendo el nuevo sabor cubano: gastronomía y revolución.


Por Gary Gutiérrez
Fotos: Gary Gutiérrez y José Raúl Cepeda

Minutos antes de llegar a nuestro destino, por la ventanilla del avión se veía un paisaje que dejaba claro que llegábamos a un país donde muy poco se deja al azar.

Cientos de sembradíos prácticamente de las mismas dimensiones e interconectados por carreteras rectas como reglas que se extendían al infinito atestiguaban que en estas tierras la planificación es compleja y centralizada.

Mi mente divaga con excitación y expectativas mientras recordaba las miles de imágenes, que producto de la propaganda en favor y en contra, despertaron por décadas mi curiosidad, miedo y expectativas de este viaje.

File 7-3-15 1 36 16 PMDe repente, el golpe de los neumáticos en la pista de aterrizaje y la voz de una joven interrumpe mi reflexión.

“Bienvenidos a La Habana”

Una semana antes de que Raul Castro y Obama oficializaran la reapertura de embajadas en sus respectivas capitales, un funcionario cubano ponchaba mi pasaporte dando comienzo a mi búsqueda del sabor y la culinaria desarrollada tras casi seis décadas de revolución socialista.

Como la mayoría de los turistas mi viaje comenzó guiado tanto por recomendaciones de amigos que visitaron antes, como por guías profesionales, en este caso contratados por una gubernamental agencia de giras.

Cuba_764_La primera parada, El Aljibe ubicado desde el 1946 en la calle 24 y 7ma avenida del sector Miramar, un verdadero altar a la cocina tradicional cubana.  Su amplia entrada y gigantesco salón deja claro el carácter turístico de su clientela, entre la que se destacan Danny Glover, Jimmy Carter y Jack Nicholson.

No obstante ese carácter turístico, la comida servida al “estilo familiar”, es un ejemplo de una simple culinaria, donde el sabor y la frescura de los productos es el factor clave.

Los moros con cristianos, como allá llaman al arroz con habichuelas negras guisadas, desplegaban orgullosamente el sabor a comino y pimientos verdes característico de la cocina cubana.

Ahora, si buenas las habichuelas, la estrella en este lugar tiene que ser el tierno y delicado pollo que luego de ser adobado con aromáticos y naranja, es confitado a fuego lento en sus propios jugos, memorable. Sobre todo cuando los espesos caldos resultantes de su cocción terminan aderezando el arroz blanco al momento de servirse. Solo ese arroz hace costo efectivo los $15 por persona que cuesta la cena.

Cuba_787_Si buena fue la experiencia en El Aljibe, decepcionante fueron las giras guiadas que incluyen cenas en los hoteles o en los negocios tipo terrazas o paradores por donde diariamente desfilan como ganado miles de turistas que se mueven en estatales autobuses. Igualmente delusorios resultaron algunos negocios para turistas en las inmediaciones a la plaza de armas en La Habana vieja. Todo cocinado anónimamente “for export”.

Diseñados para la eficiencia y rápido movimiento de clientes, restaurantes como el ubicado en el Parque del Mural de la prehistoria o al lado del Castillo del Morro, son poco menos que tragedias gastronómicas. Solo la calidad y la frescura de los productos utilizados hacen de la experiencia una tolerable.

Es como comer en Puerto Rico las reinterpretaciones criollas producidas por multinacionales como Sizzler, Ponderosas o Pollo Tropical.

Gracias a que nuestro itinerario no incluyó muchas giras guiadas y usando como guías, tanto las recomendaciones de amigos que ya conocen La Habana, así como a las sugerencias de nuevas amistades desarrolladas en el propio hotel donde pernotamos, es decir las mucamas, los maleteros y los trabajadores del bar, encontré sitios bien interesantes.

Para mí, esos trabajadores del hotel que saben que mañana tienen que verte la cara, son los mejores guías gastronómicos de cualquier ciudad. Por eso uno debe ser generoso cuando de dar propina se trata.

Cuba_789_A insistencias de Tamara Yantín, la de El Candil en Ponce, la segunda noche libre en La Habana terminamos en Los Nardos, frente al capitolio. Al igual que El Aljibe, un orgulloso represéntate de la tradición culinaria habanera desde antes de la revolución.

Si bien hay que esperar para entrar y a pesar de que la experiencia es también “turística”, vale la pena visitarlo. Sobre todo por los precios.

Los sabrosos pescados rellenos o los mariscos como la langosta preparadas al punto, así como su barroca decoración, hacen de la visita a Los Nardos una buena experiencia. Sobre todo cuando lo más costoso es una langosta de $15.

Claro, como en todo lugar turístico, si te descuidas acabas aumentando la cuenta con una jarra de sangría y aperitivos para todos, aun cuando no estás claro que los pediste.

IMG_4580Además de estos restaurantes “tradicionales”, hoy La Habana cuenta con una nueva y vibrante escena culinaria, sobre todo noveles restoranes producto del desarrollo natural de aquellos legendarios “paladares” que en un momento sacaron la cara gastronómica ante el creciente turismo que visitaba la Isla en las primeras décadas de la apertura política.

Es así que siguiendo la recomendación de un barman del hotel, llegamos a una pequeña edificación del sector Playa de la Habana. Allí salvando una pequeña e incómoda escalera, el segundo piso alberga lo que se puede describir como una ermita de la gastronomía tradicional cubana, El Partenón.

Lejos de ser un lugar turístico y  de ser un poco más costoso con platos hasta de $25, este pequeño negocio,  que  cuenta solo con unas 30 sillas, es una alternativa para la nueva clase empresarial y para los funcionarios gubernamentales tanto locales, como extranjeros.

En El Partenon el pan es servido con un paté de conejo que es toda una invitación al consumo de alcohol. Una delicada pasta de hígado de conejo, aromatizada con aceitunas, pimientos y alcaparras que con una Havana Club -7 años- a las rocas es poco menos que una experiencia erótica; ¡BRAVO!

Este maravilloso paté resultó solo ser el comienzo de la mejor cena que tuve en La Habana, la ropa vieja es algo espectacular, y la delicada langosta a la parrilla, con un trasunto ahumado de barbacoa, es poco menos que perfecta. Todo servido con un cariño y las atenciones relacionadas con la IMG_3105comida casera en cualquier parte del mundo.

Si bien por lo general, la comida en La Habana es aceptable y en muchas ocasiones buenas, aun es evidente que Cuba tiene la necesidad de desarrollar su gastronomía para que pueda competir, sobre todo en término de presentación, y técnicas nuevas, con lo que está ocurriendo en el resto del mundo gastronómico.

Un intento en esa dirección es el flamante restorán 1958 en Miramar, Playa de La Habana. Allí en medio de embajadas y hoteles se desarrolla un espacio minimalista y elegante que muy bien pudiera estar en el Maremágnum de Barcelona.

El menú de tapas que sirven como aperitivo incluyen un “milhojas de salmón” y una berenjena con mariscos y salsa de caviar a nivel internaciona, exquisitos. Ambos frescos, delicados y sabrosos, donde los sabores de las proteínas son estelares y donde los aromáticos son solo delicados complementos.

Las entradas principales en 1958 no son menos impresionantes, a pesar de su sencillez. Las tiernas costillas, así como el lomo de cerdo a las brasas, son presentados con una finesa que demuestra verdadero respeto al alimento y a la gastronomía. Igualmente la tradicional cazuela de mariscos, es reconstruida con sutilezas y presentada de forma elegante, pero conservando y respetando la integridad de uno de los platos más tradicionales en la isla.

Cuba_666_Antes de terminar, tengo que mencionar a El Idilio en la Avenida de los Presidentes esq. 15 en el Vedado, otro de esos antiguos paladares que se desarrollaron en restoranes.

En este caso, una amena terraza abierta donde la cocina y la barbacoa son el punto focal del salón comedor. Su menú, detallado en una pizarra, cosa que siempre es buena señal, es cambiante y depende que lo que se encuentre en los mercados.

Durante nuestra visita, y para suerte de nosotros, el pulpo ocupaba el papel estelar de la carta. ¡Qué manera de preparar algo tan simple y a la vez tan sabroso!

Cuba_676_Tras hervir el molusco, se grilla a la brasa hasta el punto perfecto de cocción, y luego se sirve aderezado con un aceite y aromáticos, que evoca la “mojaera” que se disfruta en La Verdadera Casa de las Tías en Ponce.

Por supuesto que con el calor y humedad del verano habanero, ese pulpo hubo que bajarlo con una Cristal, la cerveza rubia y liviana cubana. ¿Qué más se puede pedir por $15?

En fin que al experimentar la culinaria cubana, es notable el impacto que los procesos económicos y políticos experimentados y sufrido por los cubanos durante pasadas décadas. Son procesos que ponen a la principal isla de  El Caribe en desventaja frente a los nuevos centros gastronómicos del mundo.

No obstante, al visitar El Partenón, el 1958 y El Idilio, queda claro que los cubanos no han tirado la toalla y que, si madura como pinta, en pocos años, estarán reclamando su espacio en el mapa gastronómico internacional.

¡Buen provecho!

Citado por Primera hora en: Perfil de la confinada puertorriqueña


Parte de la serie:  “PRISIONERAS DEL PASADO”

Por: Libni Sanjurjo

Sus rostros se han visto cada vez con más frecuencia en fichas policiales.

La imagen en blanco y negro revela escasos datos superficiales de las acusadas (nombre, raza, peso, color de ojos y cabello, estatura y delito), que solo evidencian sus existencias en el sistema correccional de la Isla; no así la historia que ocultan sus miradas.

¿Quiénes son estas mujeres?

A mayo del 2015, el número de confinadas, en todos los niveles de custodia (mínima, mediana y máxima) alcanzaba unas 398, cifra que sube y baja levemente y que es muy cercana a la capacidad de espacio de la Escuela Industrial de Mujeres en Vega Alta (471 reclusas), informa la superintendente de la prisión Ana López Rodríguez.

La mayoría cumple sentencias por uno de tres crímenes: infracción a la Ley de Sustancias Controladas (37.59%), delitos contra la vida (23.49%) y delitos contra la propiedad (20.81%). Otras sentencias están relacionadas con violaciones a la Ley para el Bienestar y Protección de Menores, faltas a la integridad corporal, a la familia y a la indemnidad sexual.

“En las últimas décadas, la tasa de delincuencia femenina ha tenido crecimiento… Hay un indicativo de que la criminalidad entre el sexo femenino va aumentando y por eso tenemos cada día más mujeres en confinamiento”, explica López Rodríguez.

Según un estudio de Carmen Rodríguez Irizarry, el aumento en la población penal femenina desde la década de 1950 es de 120%.

“Hace 50 años atrás o menos, el sistema mismo protegía a la mujer y crímenes que podría cometer que un oficial no considerara tan graves, no eran reportados, porque el mismo sistema no quería incriminar a la mujer en el delito”, expone, por su parte, Elia M. Vega, profesora de Justicia Criminal y de la Mujer ante el Crimen y Víctima del Crimen, en la Universidad Interamericana.

Según el informe más reciente del Perfil de la Población Correccional Femenina Sentenciada al 30 de junio de 2012, a la mayoría de las mujeres que participaron en el estudio (149 de 332 reclusas) se les identificó como usuarias de drogas prohibidas (68.46%), madres (68.9%), solteras (55.71%) y desempleadas al momento del arresto (78.87%), además de tener una edad promedio de 32 años.

Al escenario anterior, se le añade un dato sombrío sobre su nivel de educación: una mediana de grado escolar de solo décimo grado.

¿POR QUÉ DELINQUEN?

Según la profesora Vega, quien también es catedrática auxiliar de Justicia Criminal, una de las razones por las que una mujer comete un crimen es por necesidades económicas. “Es una variable constante en las mujeres delincuentes… Eres más vulnerable porque tienes más necesidad”, dice. Por ejemplo, la mujer que es jefa de familia.

Esas necesidades económicas, según el profesor de Justicia Criminal y Criminología Gary Gutiérrez, aparecen dentro de una sociedad bulímica que aumenta tus necesidades de consumo, pero te excluye al disminuir tu capacidad de ganar dinero. “Se crea a un ser humano desvalorizado que termina, en algunos casos, criminalizándose… Y si nuestras mujeres están sufriendo cada vez más este proceso bulímico, y si mí hipótesis es cierta, pues es de esperarse que aumente su rol en los procesos criminales del país”, añade el también autor del libro Exclusión y Violencia (2015).

A la variable económica, Vega le agrega otra constante: la presencia de un hombre en ese delito, lo que, según asegura, se ha corroborado en el perfil de las mujeres de Vega Alta.

“Siempre ha habido un hombre envuelto en esa causa de convertirse en delincuente”, abunda. Por ejemplo, la mujer que sustituye a su pareja en la administración del punto de drogas cuando este es ingresado a prisión.

Una tercera variable es el rol laboral y social que la mujer ejerce en la actualidad porque la expone a diversas actividades, dentro y fuera del hogar, que la pueden llevar a convertirse en víctima, así como a involucrarse en la delincuencia, menciona Vega.

“La mujer está tratando de desarrollarse en un ambiente que está totalmente matizado por las reglas que imponen los hombres. Entonces, parte de la respuesta que ha dado la mujer ha sido una violenta, ha sido una para poder sobrevivir: ‘tengo que comportarme como un hombre’. Y eso es una respuesta violenta, que es la violencia como reacción, no una violencia que es enseñada a la mujer de por sí, pero es que la mujer es recipiente de violencia –como lo comprueban las tazas de abuso sexual, trata humana y violencia doméstica, por ejemplo, que son más altas que las de los hombres”, explica Vega.

De otro lado, el rol de la mujer en la criminalidad también ha cambiado. “Sí, ha ido en escala o ha ido subiendo el rol de la mujer en la delincuencia… aunque debo pensar que todavía… en una escala más abajo que la del varón delincuente”, subraya, por su parte, López Rodríguez.

Al respecto, Gutiérrez sostiene que una de las razones por las cuales hay más mujeres presas es que su rol ha variado dentro del narcotráfico. “Hasta hace unos años, el rol femenino en el mercado de drogas era el de custodiar mercancías en sus casas”, menciona. Pero ahora, se les puede ver como vendedoras. “Si están más presentes en el narcotráfico, es lógico que estén más presentes en los arrestos”, indica. “Y si cada vez asumes roles tradicionalmente apuntados al varón, pues no podemos esperar que reaccionen de otra manera que no sea dentro de los mismos roles”, agrega.

EL GRAN RETO EN VEGA ALTA

Una vez cometido el delito y enviadas a prisión, la administración tiene el deber ministerial de garantizar un proceso de rehabilitación mientras lidia con una deteriorada planta física, un presupuesto limitado –la prisión de mujeres es más costosa que la de hombres, por los artículos personales que necesitan– y un manejo de un género que la funcionaria describe como más complejo que el de los hombres “por las condiciones emocionales que tanto nos afectan”.

Además, el contrabando de drogas y celulares –en el 2014, se ocuparon 51 celulares y se hallaron 546 bolsitas de marihuana– sigue siendo un reto presente en el día a día de la cárcel de mujeres.

Por su parte, diariamente, las reclusas hacen frente –huérfanas de alguna organización carcelaria que vele por sus derechos, contrario a las de hombres, quienes ocupan 33 prisiones en la Isla– a un ambiente que las obliga a ingeniarse la forma de sobrevivir y que está enmarcado en el pulseo interno de aspirar y lograr la rehabilitación.

ORANGE IS THE NEW BLACK: ¿UN ESPEJO PARA VEGA ALTA?

Pero fuera de las rejas, en la libre comunidad, se ha creado entre muchos una imagen de la cárcel basada en la popular serie de Netflix “Orange is the New Black”, que muestra una perspectiva de la vida de estas mujeres, con sus aciertos y desaciertos, y que ha servido a Primera Hora como pie forzado para indagar, echando a un lado la ficción, sobre el verdadero perfil de las confinadas de la Isla. De ahí surgió el especial interactivo Prisioneras del pasado.

“Si fuera yo,(la vida en prisión) sería desastrosa… No hay forma de describir de una forma bonita la vida en prisión aunque estés en la mejor prisión”, opina la superintendente.

Y estás mujeres, definitivamente, no están en la mejor.

La cárcel de Vega Alta, construida en 1957, es la única institución correccional para este sector de la población, ya que el Hogar Intermedio de Mujeres en Puerta de Tierra es dirigido a presas de custodia mínima, con sentencias breves, que son madres con hijos menores de 4 años de edad.

Según la profesora Vega, “no existe una estructura, una planta física, más deteriorada, más vieja y en peores condiciones, que la que ocupan las mujeres en este país”. Pero ese “ambiente allí no tendría por qué ser tan terrible, y es terrible porque el mismo sistema tiene prejuicio hacia la mujer delincuente”. A eso se suma que, por el momento, y ante la crisis económica y los recortes en las agencias la creación de una nueva prisión de mujeres no está en planes, según confirmó el director de prensa y comunicaciones de Corrección, César Fiallo.

De ese universo de 391 reclusas, tres mujeres, Jackeline Cortés Montero (41 años), Marta Chávez Iglesias (45 años) y Marinela Maldonado (32 años), abrieron las puertas de su intimidad para contarnos, desde su perspectiva, cómo es levantarse y dormir tras las rejas, las primeras dos por venta de sustancias controladas y la última por asesinato.

Prisioneras del pasado lleva al cibernauta a un viaje virtual al interior de la prisión de mujeres de Puerto Rico para conocer el perfil de la población y cómo es la vida en la cárcel, mientras, entre tema y tema, se profundiza en las historias de estas tres mujeres, para tratar de descubrir lo que ocurrió antes de que las rejas limitaran sus pasos.

“Todas han sido víctimas en algún momento de su desarrollo, de maltrato físico o sexual; todas sufren de autoestima baja y problemas de aceptación; muchas tienen necesidades psicológicas o psiquiátricas que nunca han sido atendidas”, sostiene Vega. “Pero también… son mujeres fuertes, valientes y capaces de transformar sus vidas y empezar de nuevo, porque las he visto salir y rehabilitarse, echar pa’lante”, afirma la profesora.

VEGA ALTA vs. LITCHFIELD (OITNB)

  • Tres niveles de seguridad (mínima, mediana, máxima) vs. Un nivel de seguridad (mínima)
  • Colores de los uniformes: crema (mínima), gris (mediana) y azul (máxima) vs. Naranja para las recién llegadas / crema para mínima
  • No hay una líder ni organización vs. Varias líderes, divididas principalmente por raza
  • Duermen en salones con literas vs. Duermen en salones con camas
  • Salón de belleza cerrado vs. Salón de belleza abierto
  • Mayoría de las confinadas son puertorriqueñas y dominicanas vs. Mayor diversidad étnica y racial

¿QUÉ SE LES ENTREGA CUANDO INGRESAN A PRISIÓN?

A cada sumariada o sentenciada se le hace un examen médico

Se les ofrece

  • Tres camisetas
  • Tres uniformes
  • Unos pantalones cortos
  • Un par de zapatos de tela
  • Un paquete de ropa interior
  • Tres sostenes
  • Una toalla
  • Dos sábanas para la cama
  • Tres rollos de papel higiénico
  • Una barra de jabón cada 15 días
  • Un paquete de 24 toallas sanitarias por mes

Fuente Informe parcial de la RC 939 de la Cámara de Representantes

Citado por PUERTO RICO TE QUIERO en: Legalizar para la comunidad


Marihuana en Puerto Rico | PUERTO RICO TE QUIEROMientras el proyecto que propone despenalizar la posesión de la marihuana para uso personal lleva un año sepultado en una gaveta de la Cámara de Representantes, la Orden Ejecutiva emitida este mes por el gobernador Alejandro García Padilla tendrá el efecto de seguir negando el acceso a ese medicamento natural a los pacientes que lo necesitan a la vez que asegura ganancias a empresas limitadas que venderán fármacos químicos manuacturados con derivados de la planta.

Así lo entienden expertos en el tema que abogan por la legalización de la marihuana y se desprende de las declaraciones que ha hecho la propia secretaria de Salud, Ana Ríus, encargada de promulgar el reglamento para el uso medicinal de la marihuana.

Growing Cannabis Outside“El gobierno prefiere darle aire a una iniciativa que no se puede decir que es de marihuana medicinal porque es con algunos derivados y limitado a productos manufacturados en laboratorios para darle un gran negocio a unos pocos pero deja atrás lo que es necesario, que es la descriminalizacion”, sostiene el doctor Rafael Torruella, un psicólogo social que dirige la organización Intercambios, que trabaja en apoyo a la población adicta a drogas con intercambio de jeringuillas y prevención de enfermedades.

“Han optado por no meterle mano al problema que nos sume en violencia, que afecta nuestras comunidades pobres sobre todo con encarcelamiento masivo, VIH, hepatitis y no le da aire a lo que sabemos que funciona, que es la descriminalización de los usuraios de droga”, agrega Torruella, para quien el proyecto del Senado 517 del senador Miguel Pereira, es un paso de avance en la dirección correcta.

El proyecto inicial radicado por Pereira en abril de 2013 conllevaba la legalización limitada de hasta una onza de marihuana, que al presente se castiga con tres años de cárcel y es delito grave. La medida era relativamente vanguardista en tanto que el concepto de legalización limitada a ciertas cantidades de marihuana para uso personal es la norma en pocos lugares de Estados Unidos como Washington DC, desde febrero pasado y en las ciudades de Portland y South Portland en Maine. También es el modelo en Colombia y en Argentina, (esta última por virtud de un fallo judicial de 2009), en Bélgica y en Suiza.

En cambio, Portugal y Uruguay legalizaron completamente el uso de la marihuana y cuatro estados de los Estados Unidos, Colorado, Washington, Alaska y Oregón, la han legalizado plenamente en los últimos dos años bajo diversos esquemas reglamentarios que incluyen la producción y comercialización.

La curiosa ley del Distrito de Columbia, aprobada el pasado 25 de febrero tras un referéndum ciudadano, permite posesión de hasta dos onzas, cultivar o tener hasta seis plantas en la casa (solo tres de ellas maduras) y entregar hasta una onza a otra persona siempre que sea de regalo. No hay reglamento de venta y sigue prohibido el comercio. Bajo esta normativa, el propio presidente Obama, uno de los tres mandatarios de esa nación que admite haber usado marihuana en su juventud, podría cultivar seis plantas en el patio de la Casa Blanca si lo deseara e incluso regalarle una onza a algún dignatario visitante sin violar la ley del Distrito.

Iniciativa de avanzada termina en nada

Pero en Puerto Rico, luego de un amplio debate en vistas públicas, el proyecto 517 se diluyó pasando a una despenalización con multas administrativas escalonadas de $100 la primera, $200 y $300 la segunda y tercera interveción en un periodo de tres años; con referidos a evaluaciones de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) para posible tratamiento y con citaciones en lugar de arrestos.

Esta era la normativa favorecida por el entonces administrador de Assmca, Salvador Santiago. Se aprobó así por el Senado en noviembre de 2013 y pasó a la Cámara donde tras algunos cambios menores fue recomendado positivamente por el presidente de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, Comisión de lo Jurídico de la Cámara en junio de 2014 y ahí quedó hasta el día de hoy.

Aunque entiende que la medida original era mucho mejor, el doctor Torruella sostiene que la versión enmandada “es mil veces mejor que lo que existe, que es extremadamente draconiano y dañino, que viola derechos humanos con policía y tratamientos abusivos”. Dice que aunque es una versión más conservadora, unos cuantos representantes moralistas lo detienen en la Cámara sin mirar la ciencia y sólo a base de sus creencias religiosas”.

El modelo de la versión final del proyecto Pereira es utilizado con algunas variantes en trece estados (California, Connecticut, Maine, Maryland, Massachusets, Mississippi, Nebraska, Nevada, Nueva York, Carolina del Norte, Ohio, Rhode Island, Vermont ) y en las Islas Vírgenes. Los legisladores de nuestros vecinos isleños vencieron un veto del gobernador para aprobar la despenalización de una onza de marihuana en febrero pasado.

Medicalización prohibicionista para lucrarse del paciente

Además de la medida senatorial, los representantes José Báez y Carlos Vargas radicaron el proyecto 1362 en noviembre de 2013 para autorizar el uso medicinal de la marihuana. El proyecto provee para un sistema de dispensarios privados, altamente regulados por el estado, que distribuirían la marihuana a los pacientes cualificados con receta. De ningún modo limitaba a usos sintéticos, como lo hará el reglamento que ya ha anticipado la secretaria de Salud, e incluso proveía para que pacientes indigentes o que residieran lejos de un dispensario pudieran cultivar plantas en su casa.

El proyecto era similar al de 22 de los 23 estados que han autorizado la marihuana medicinal en Estados Unidos. Numerosos especialistas han establecido que el cannabis tiene la capacidad de aliviar los dolores y molestias de muchas condiciones debilitantes como la esclerosis múltiple, glaucoma y otras neurológicas y reumáticas, así como para aliviar los efectos secundarios de las quimoterapias, entre otros beneficios.

La mayoría cameral mató el 1362 y se presentó un sustitutivo que ordenaría un “estudio exhaustivo” sobre los eectos medicinales de la marihuana y sus derivados.

“Y eso es obsceno porque el beneficio de salud es algo que ya se sabe, sólo hace falta una revisión de la literatura científica, pero prefieren matar el proyecto con el supuesto estudio exhaustivo”, apunta Torruella, quien dirige la campaña Descriminalización.org.

El pasado 3 de mayo el gobernador García Padilla sorprendió al País al emitir la Orden Ejecutiva 2015-10 que autoriza “el uso medicinal de algunas o todas las sustancias controladas o componentes derivados de la planta de Cannabis”. La Orden Ejecutiva inicialmente fue vista como un movimiento positivo por parte de Torruella, y de otros proponentes de la legalización y del uso médico de la marihuana como el professor de Justicia Criminal, Gary Gutiérrez.

Pero el entusiasmo les duró poco ya que al día siguiente la secretaria Ríus reveló que solo se aprobarán productos para administrarse de forma oral y que no se permitiría el uso de la planta en sí. Además la Secretaria reveló que llevaba varios meses en conversaciones con ejecutivos de la empresa GB Sciences Puerto Rico, una subsidiaria de GrowBLOX Sciences de Las Vegas, para que se haga cargo de la producción de los medicamentos que se usarían para tratar enfermedades en la Isla.

Esta empresa ha prometido la creación de 1,000 empleos y una inversión de más de $1,000 millones en Puerto Rico, según reportajes publicados en diversos medios estadounidenses a la empresa desde junio pasado.

La subsidiaria local, presidida por el abogado José Axtmayer, espera por la aprobación del reglamento para comenzar a cultivar y hacer estudios, posiblemente, en el edificio de Ciencias Biomoleculares de la Universidad de Puerto Rico (UPR), dijo la Secretaria.

“El problema que tengo con la Orden Ejecutiva y como se está interpretando es que me dice que la planta que creó Dios y que está en su estado natural, es ilegal porque es de gratis pero le permite a un consorcio que la procese con qué sé yo qué químicos para que yo paciente la pueda tomar y eso es servir de alcaguete a la empresa farmacéutica y eso es inmoral”, sostiene el professor Gutiérrez.

Por su parte, Torruella plantea que “el negocio está montado, pero dónde están los derechos de las personas, por qué no clubes de cannabis, dispensarios, autocultivo, como permitía el proyecto de Báez, será porque se quieren lucrar de las personas con condiciones de salud”. Agregó que está comprobada la efectividad medicinal del capullo de la planta de marihuana, que es lo que se fuma, pero también se puede preparar para ingerirse de otras formas, por lo que no tiene sentido prohibirlo.

La senadora independentista María de Lourdes Santiago indicó al día siguiente de emitirse la Orden Ejecutiva que era una iniciativa “justa, compasiva y moderna”, pero advirtió que su producción podría crear un monopolio comercial y convertirse más bien en “una oportunidad de negocios”.

Por otra parte, el representante estudiantil ante la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, Aníbal López Correa, llamó al Gobierno a legalizar la marihuana para proveer recursos al fisco y a la educación pública y para estimular el turismo y la economía, citando el ejemplo de Colorado.

Ese estado recaudó $40.9 millones en los primeros 10 meses de la legalización tan solo en las ventas de marihuana, sin contar las licencias y patentes ni el ‘boom’ turístico recibido por el estado, según la Drug Policy Alliance. Se designaron $2.5 milones de ese recaudo para contratar más trabajadores sociales y consejeros de salud en las escuelas. Además se reportó una leve baja en criminalidad y en muertes de tránsito. Hay 16,000 personas con licencia para trabajar en la industria de la marihuana, y en algunas tiendas autorizadas los empleados ganan cerca de $17 por hora.

Legalizar para la comunidad, no para las grandes empresas

El profesor Gutiérrez advierte que el modelo que ha comenzado a fraguarse con la Orden Ejecutiva y su anticipado reglamento es un asomo al camino que es preciso evitar y que las grandes empresas y gobiernos neoliberales intentarán imponer en el caso de que eventualmente se legalice la marihuana. “La legalización tiene que ser de abajo hacia arriba, es la única forma de evitar que enormes consorcios como las tabacaleras de Estados Unidos se apoderen del mercado”, sostiene.

“Uno de los efectos no intencionados del narcotráfico es que el dinero de la droga pasa momentáneamente por las comunidades pero cuando tienes compañías que no son de las comunidades ese dinero se lo llevarán todo”, agrega Gutiérrez.

La legalización de abajo a arriba –dice el profesor- se puede hacer con la producción y distribución a cargo de cooperativas, grupos comunitarios, organizaciones sin fines de lucro porque “reglamentar para que unas pocas empresas se lucren no es tan diferente a permitir que se lucren los carteles”.

¿Legalizar para uso médico o para “los ricos”?


Por Gary Gutiérrez

(se permite la reproducción en su totalidad. Favor de incluir el crédito a garygutierrezpr.com)

http://descriminalizacion.org/wp-content/uploads/2014/03/stic02.jpgPor años, cada vez que hablaba del fracaso de las políticas antidrogas estadounidenses, surgía la misma pregunta. Si es que las leyes de drogas fracasaron, cómo es que todavía están en los libros. ¿Por qué se mantienen?

La contestación, siempre es la misma.

Si bien nadie puede discutir que las leyes antidrogas llevan casi un siglo fracasando en sus aspiraciones de acabar con la producción, eliminar el trasiego, disminuir el uso y rehabilitar los usuarios, no es menos cierto que las mismas triunfaron en sus verdaderos objetivos.

Las políticas antidrogas impuestas al mundo por EEUU, “triunfan fracasando” cuando sirven de base para el control social mediante la encarcelación de los sectores excedentes de la sociedad, cuando justifican la vigilancia y el control a las comunidades pobres, justificando también la militarización de los cuerpos policiacos y sobre todo, cuando sirven de licencia de corso para que Estados Unidos intervenga de forma imperial en prácticamente todo el sur global.

A lo anterior, se le debe sumar que las leyes antidrogas sirven para que el sistema financiero mundial se beneficie de mover, esconder, cuidar o lavar los enormes capitales producto del ilegalizado tráfico.

Visto así, diga si no funciona. El cuento del “control de drogas” permite a los ricos, sacarle dinero y controlar los pobres con una sola agenda.

Ahora, ante las nuevas tendencias de “legalizar” la marihuana, sustancia que representa el 60 por ciento del capital que producen los cárteles de la droga, se debe ser igualmente crítico.

Si es cierto que la prohibición de las drogas es tan buen negocio para eso que algunos llaman “el sistema”, no hace ningún sentido que las leyes que regulan esas mercancías se estén liberalizando. Después de todo, los países del norte de Europa, Portugal, el Uruguay y cinco jurisdicciones en Estados Unidos prácticamente normalizaron sus relaciones con la marihuana.

La respuesta es simple sí se toma en consideración que el capital, como el Espíritu Santo, obra en extrañas maneras.

La realidad es que sí buena parte de las ganancias del ilegalizado narcotráfico beneficia a al sistema, ese que es controlado por el blanco, varón, propietario, cristiano y heterosexual por lo menos en apariencia, no es menos correcto que ya otros sectores poderosos económicamente se dieron cuenta que un cambio en las leyes que fiscalizan esos mercados, les pondría a ellos a controlar enteramente el mercado.

Es de esta manera que vemos como, en las jurisdicciones donde se liberaliza el uso recreativo del cannabis, poderoso intereses blancos se apoderaron del nuevo sistema legal de distribución de la “yerba”, despojando así a las comunidades afroamericanas y latinas de una de sus principales fuentes de financiamiento y trabajo. Esto porque lograr sacar una licencia que permita la venta legal del cannabis puede llegar a costar hasta millones de dólares. El mismo proceso que se dio cuando Estados Unidos legalizó el mercado de bebidas alcohólicas.

Por supuesto, cien años de mentiras y falsedades moralistas no son fácil de superar. Razón por lo que en otras jurisdicciones, como en Puerto Rico, el proceso de acaparar las ganancias que produce el cannabis no se puede dar de forma abierta y honesta.

http://norml-uk.org/wp-content/uploads/2013/10/norml_remember_prohibition_.jpgPara solucionar este contratiempo, el capital recurre al hipócrita truco que le funcionó en los años de la prohibición del alcohol, “el uso medicinal”.

Mientras los pobres de “razas inferiores” -los italianos, judíos e irlandeses- se mataban en las calles de Chicago, Nueva York y Atlantic City peleándose el mercado de alcohol y mientras cientos de miles murieron por consumir “ginebra de bañera”, los hijos de los barones de la industria americana disfrutaban de ambientes seguros donde ingerir elegantes licores protegidos de ser arrestados por una receta que aseguraban la necesidad médica de la pócima.

Usando la misma estrategia, los capitalistas del siglo XXI, no solo se aseguran que sus hijos no vayan a la cárcel como le pasa a “esa otra gente que no saben controlarse cuando fuman”, en esta ocasión se aseguran también de ser ellos los que se beneficien de las ganancias legales que produzca la hasta ahora ilegalizada planta.

Después de todo, ¿cuánto pueden costar unos cuantos políticos con autoridad para crear una ley que nos asegure el monopolio de la venta “medicinal”, mientras mantenga el hipócrita discurso moral sobre la “yerba”?

El resultado de este proceso, lo vemos hoy en Puerto Rico.

El conservador administrador colonial de turno, se monta en un avión un viernes creyendo firmemente que el cannabis es la encarnación del mismo Lucifer y tres días más tarde, regresa habiendo resucitado de su ignorancia proclamando el nuevo reino dónde la marihuana medicinal es la alternativa para un mundo mejor.

O como Saulo de Tarsó se cayó del caballo y vio la luz divina, o alguien le lleno los bolcillos.

Viene a la mente la nota distribuida por NotiCel que comenzaba diciendo: “Un alto ejecutivo de Medical Marihuana Inc., compañía que se dedica a promover productos basados en cannabis, comentó que gastó $700 mil en el 2014 para promover la legalización del uso medicinal de la marihuana en varias jurisdicciones como Puerto Rico.”.

Como en el misterio bíblico, difícilmente sabremos lo que realmente ocurrió.

El punto es que el camino escogido por el gobierno colonial en Puerto Rico parece que va dirigido a mantener la absurda e hipócrita prohibición del cannabis para los pobres, mientras que por orden ejecutiva se asegura el disfrute de la “yerba” para los que puedan pagar o tengan acceso a una receta.

Al mismo tiempo, con esta orden el sistema se asegura de acaparar las ganancias producto del cannabis. Dinero que hasta ahora, por lo menos pasaba brevemente por los sectores marginados del País.

De esta manera, parece que en el Puerto Rico propuesto por los burócratas para el siglo XXI un joven que se fuma o vende una “moñita” es un criminal, mientras aquellos que tratan esa planta con químicos para extraer sus propiedades serán vistos como piadosos empresarios que buscan sanar a los enfermos.

¡HIPOCRITAS!

http://descriminalizacion.org/wp-content/uploads/2014/02/queesperamos.jpgEs hora de superar los falsos moralismos y de comenzar un proceso reglamentado desde abajo que permita que los ciudadanos mayores de edad decidan libremente sobre el uso y disfrute de cualquier planta.

Pero ese proceso necesita una reglamentación que evite que corporaciones anónimas, esas que el Supremo estadounidenses dice que son personas, tomen control para acaparar las ganancias que produzcan esos mercados.

Puerto Rico tiene que superar la hipócrita prohibición para ahorrarse el millonario costo económico y social que ella implica. Pero es indispensable, sí se quiere superar las crisis producto de la prohibición, que el proceso de legalización sea de abajo hacia arriba.

Es decir, un proceso donde las licencias para el auto-cultivo de la marihuana solo estén disponible para individuos -no corporaciones anónimas- o para cooperativas que le provean la hierba solo a sus socios, disminuyendo así el interés económico de intermediarios anónimos.

Pero claro, para eso se necesitan administradores con entereza y verdadero compromiso con los sectores más vulnerables de la sociedad.

Ya la historia dirá si los hay o no…

https://fbexternal-a.akamaihd.net/safe_image.php?d=AQBIAXoHcf-1ay-3&w=484&h=253&url=http%3A%2F%2Fdescriminalizacion.org%2Fwp-content%2Fuploads%2F2014%2F03%2FRegulacionResponsabl.jpg&cfs=1

Citado por WRTU en: Aumento en el IVU afectará seguridad pública en el País, según expertos


Cafeteando por Ponce.


Letras y fotos por Gary Gutiérrez

“El café debe ser negro como el infierno, fuerte como la muerte y dulce como el amor.”
Proverbio turco

expresso 003Por alguna razón, hoy, el aroma producto del diario ritual de moler el café en la mañana me trae imágenes del oscurantismo cafetero que arropaba a Ponce al final del siglo XX.

A pesar de ser la heredera de la mayor cooperativa de cafeteros del país, encontrar una buena taza de espresso en la ciudad era más difícil que dar con la casa de un ponceño humilde.

Al parecer movidos por la publicidad, enormes sectores de la población compraron la idea de que las nuevas tecnologías desarrolladas por la industria de la conveniencia, como las “máquinas de colar café”, eran mejor y más higiénicas que el “negro” colador de tela usado por las abuelas. Normalizado así el consumo de un inmundo brebaje cuyo olor y sabor distintivo era poco menos que patético.

En los pocos lugares dónde había una buena máquina de espresso, por alguna razón que nunca pude entender, la falta de entrenamiento de los operadores terminaba produciendo un ralo líquido que imitaba desfavorablemente al café cola’o, o un espeso y quemado sumo con capacidad de ser utilizado como sustituto a la tinta china.

Sin embargo, en la segunda década del siglo XXI parece que la cosa va cambiando.

Es así que esa noble bebida descubierta por los etíopes, globalizada por los turcos, domesticada por los vienenses y luego elevada a forma de arte por los italianos, para más tarde ser civilizada por los franceses, parece que finalmente supera en Ponce el proceso de vulgarización sufrido a manos de la industria estadounidense.

Hoy son múltiples los negocios ponceños que cuentan con una buena máquina de espresso calibrada y operada por baristas, tanto entrenados formalmente como desarrollados de forma silvestre.

Entre estos se pueden destacar por lo menos seis locales netamente ponceños que han desarrollado su propia personalidad y una clientela característica.
Para comenzar el quiosco Shake It. Sencillo, sin falsas pretensiones y con un ambiente informal y familiar, diariamente sirve como parada obligada para los que buscan buen café y mejor conversación en el Centro del Sur Shopping Center.

IMG_0375Un poco más sofisticados y emulando el ambiente de esos “coffee shops” de las series televisivas como ”Friends”, donde uno va “a ver y ser visto”, Ponce cuenta con locales como “Con Leche” o “Melao” en el Ponce Plaza Hotel. Ambos caracterizados por el buen trato y la aspiración a la mayor eficiencia.

Con Leche, que ubica en la avenida Hostos y que ahora expandió a un segundo local en la carretera 14, es el más “trendy”.

De todos, es el “coffee shop” preferido y frecuentado por “hípsters” y profesionales jóvenes que disfrutan de su cafeína empaquetada en complejas pócimas de siropes saborizantes. Una lástima en realidades, pues su “house blend” es delicado y balanceado, cosa que lo hace una buena alternativa para disfrutar negro.
Melao

Siguiendo por esa línea de los “trendy”, Melao ya se ha convertido en un referente para los que visitan la ciudad por su fácil acceso. Está ubicado al costado de la Plaza Las Delicias, casi frente a la Catedral Católica. Al igual que Con Leche, Melaó es muy acogedor y con una amplia variedad de formas para consumir la cafeína.

Ya entrando en otro nivel, Ponce cuenta con Café Lucero en el Museo de Arte de Ponce y Café-Café en la esquina de las calles Aurora y Mayor. Dos espacios donde el consumo del café es una experiencia dogmática o cuasi religiosa y donde un expresso es un “espresso”, un dopio es un “dopio” y un ristretto es un “ristretto”.

Barista Cintia Ramos Reyes
Barista Cintia Ramos Reyes
El primero, Café Lucero, es la sede de la principal barista de la ciudad Cintia Ramos Serrano. Para ella, como para sus “padawans”, servir el “espresso” perfecto o el “latte” de textura y consistencia impecable es un asunto personal. Por tanto no es de extrañar que este “coffee bar” es uno de los más frecuentados por los aficionados más “hard core”.

Claro, parte del atractivo de este local, estriba en que allí solo se trabaja y se sirve el café de su propia finca y torrefacción Lucero. Este café, interesantísimo de paso, tiene una paleta de sabores que evoca a frutas cítricas tanto en el aroma como en el gusto.

Si bien Café Lucero es uno de los espacios más atesorados para los aficionados, Café-Café es la Meca para un “hardcoroso” grupo de fanáticos cafeteros “underground, que pasan su vida “entrega’os” a la experimentación y la búsqueda de esa nueva marca o denominación “que tienen que probar”.

Invisible para la mayoría de los que visitan Coffee WallCafé-Café para disfrutar de su excelente oferta gastronómica, que incluye un flan de café, regularmente entre sus mesas se esconden un grupo de “iniciados” que utilizan este local como “ground zero” de una subcultura que gira en torno al desarrollo del manejo, preparación y consumo de este oro negro.

Si se presta atención, en el salón comedor de Café-Café se pueden detectar discusiones sobre que denominaciones es mejor para “colar en media”, o cómo “equis” marca no da buen “espresso” pero es maravillosa para disfrutar desde una prensa francesa. Igualmente podrá notar como llegan algunos cargando pequeñas bolsitas con las que comparten con otros aficionados el tesoro más reciente encontrado gracias a la maravilla de la internet.

Para finalizar, se tiene que destacar la Librería El Candil, de los lugares especiales para disfrutar del barismo ponceño, el más joven de los aquí detallados.

Si bien su café es bueno y consistente, lo mágico de este espacio estriba en que el mismo recrea los aquellos espacios que en la Europa el siglo XVIII dieron al mundo la Ilustración. Es decir aquellos centros en Londres o París donde intelectuales, académicos, políticos, bohemios, artistas y hasta uno que otro Cura, utilizaban la cafeína como estimulante para el desarrollo del pensamiento y las ideas que dieron forma a eso que se llama “la modernidad”.

Rafael Emmanuelli hijo uno de los jóvenes que se incorporan al coelctivo de trabajo en El Candil
Rafael Emmanuelli hijo uno de los jóvenes que se incorporan al coelctivo de trabajo en El Candil
Durante cualquier tarde, pero sobre todo los fines de semana, en El Candil se puede encontrar periodistas, profesores, letrados, artistas, filósofos callejeros, conspiradores de aire acondicionados o estudiantes de escuela, discutiendo lo mismo el rol opresor del Estado, como la última expresión de la moda o el cine. Definitivamente un centro cultural silvestre, estimulado por cafeína.

En fin que cuando viene al disfrute de la cultura del café, Ponce supera el oscurantismo y se establece como parada obligada para esos que en Puerto Rico ven al café como pedestal desde donde mirar su realidad.
“Un espresso corto para mí, por favor”

Marihuana: uso médico o monopolio (entrevista radial)


IMG_0623-1

Como parte del programa La Gente está Hablando transmitido por WPAB 550am y por http://pab550.com, José Raúl Cepeda y Gary Gutiérrez conversan sobre la propuesta de licenciar la monopolización del uso médico de la marihuana en Puerto Rico.

Para escuchar la ponencia en I-Voox
Para escuchar el programa

Citado en: Mixtas reacciones por marihuana medicinal


Por Telenoticias 5 de mayo de 2015

El gobernador firmó el domingo la orden ejecutiva 2015-10 que ordena a la secretaria de Salud, Ana Ríus, a autorizar el uso medicinal de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivadas de la planta de cannabis.

https://garygutierrezpr.files.wordpress.com/2015/05/15049-upfront2013telemundoblog.png?w=736La orden ejecutiva destaca que diversos estudios realizados en Estados Unidos demuestran el valor terapéutico del cannabis y sus derivados.

El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló favoreció el lunes la determinación del gobernador Alejandro García Padilla de permitir el uso de la marihuana medicinal en los hospitales del país.

“La autorización del uso medicinal de las sustancias controladas o componentes derivados de la planta cannabis me parece un paso en la dirección correcta. Se ha evidenciado que la utilización de estas sustancias o componentes, de manera controlada, puede apoyar el tratamiento médico tradicional de algunas condiciones médicas crónicas, tales como el cáncer y la esclerosis múltiple. Uno de los beneficios que más reportan los pacientes al combinar estas sustancias con su tratamiento médico es el alivio del dolor físico, lo que representa una mejoría en su calidad de vida”, dijo Perelló en una comunicación escrita.

Sin embargo, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos se opuso el lunes al uso del cannabis medicinal en la isla, según ordenó el gobernador Alejandro García Padilla mediante una orden ejecutiva.

“El Colegio de Médicos Cirujanos se opone al uso de la marihuana fumada con todos los componentes y la orden ejecutiva menciona cualquier componente. Solo dos componentes de la marihuana han demostrado tener algún uso medicinal que podrían estudiarse. El resto de los componentes son nocivos y dañinos a la salud y no debería hacerse una orden ejecutiva al respecto”, dijo Ramos en entrevista radial.

“También crea un problemas para los médicos y para todo el mundo y la gente tiene que tener cuidado. Una orden ejecutiva no cambia una ley. La ley en Puerto Rico declara que la marihuana es ilegal. La ley federal también declara que la marihuana es ilegal. La FDA establece que si tu le adscribes curar condiciones médicas a otra condición, tienes que cumplir con las reglas de la FDA. Nada de eso se cumple aquí”, añadió.

Varios legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP), rechazaron el lunes la orden ejecutiva firmada por el gobernador Alejandro García Padilla con la que se permitiría el uso de la marihuana medicinal en la isla.

La portavoz de la minoría en la Cámara, Jenniffer González lamentó que el gobernador “quiera conseguir los votos para una reconsideración al derrotado proyecto del IVA negociando con el uso de la marihuana”.

El gobernador firmó el domingo la orden ejecutiva 2015-10 que ordena a la secretaria de Salud, Ana Ríus, a autorizar el uso medicinal de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivadas de la planta de cannabis. La orden ejecutiva destaca que diversos estudios realizados en Estados Unidos demuestran el valor terapéutico del cannabis y sus derivados.

González agregó que todo este asunto es un intento por desviar la atención.

Mientras tanto, miembros de la organización Intercambios PR expresaron su “alegría cautelosa” el lunes luego del anuncio del gobernador Alejandro García padilla de permitir el uso de la marihuana medicinal en el país.

“Le debemos dar la bienvenida a la iniciativa de Fortaleza, pues es un paso en la dirección en la que se mueve el mundo civilizado. Pero si la misma es una propuesta honesta y seria, no una estrategia para desviar la atención de otros asuntos. Sin embargo, el paso lógico es la radicación de un proyecto en la Legislatura para que la iniciativa tenga protección de ley”, dijo en un comunicado el criminólogo y miembro de la organización, Gary Gutiérrez.

 

Blog de WordPress.com. | El tema Baskerville.

Subir ↑

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.997 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: