Sobre el Libro Exclusión y Violencia


Exclusión y Violencia: Mirada breve a la criminalidad contestataria en el Puerto Rico del siglo XXI
Exclusión y Violencia: Mirada breve a la criminalidad contestataria en el Puerto Rico del siglo XXI

Gary Gutiérrez conversa con Norma Colón Daleccio sobre libro Exclusión y Violencia durante el Programa LA GENTE ESTÁ HABLANDO DE WPAB-Ponce

 

 

 

Para escuchar la ponencia en I-Voox
Para escuchar la ponencia en I-Voox

 

Citado por WRTU Muere grafitero boricua a manos de Policía en Miami


Las acciones de la Policía en Estados Unidos siguen dando de qué hablar. En esta ocasión, la víctima fue el grafómetro latino Delbert Rodríguez Gutiérrez, quien murió a causa del impacto provocado por un auto que iba conducido por el agente Michael Cadavid, en la zona de Lynwood, donde se desarrollaban las actividades relacionadas a la feria Art Basel, en Miami, Florida. Aunque muchos han criticado las acciones de la Policía por haber perseguido al joven grafitero, la Uniformada califica el hecho de un accidente. Para analizar el asunto, vía telefónica el criminólogo Gary Gutiérrez.

Criminólogo Gary Gutiérrez, Analiza El Caso Del Grafitero Latino Delbert Rodríguez Gutiérrez
Para escuchar

 

 

Sanación para el cuerpo y la sociedad


Originalmente publicado en la Perla de Sur
Por Gary Gutiérrez

MANP_060Cuando de botiquines tradicionales se habla en Puerto Rico, es impensable olvidar a su protagonista estelar, el alcoholado.

Ese aromático destilado ostenta la distinción gracias al endoso de madres y abuelas que por generaciones lo han utilizado como remedio por antonomasia para dolencias, fiebres o como base para preparar remedios más complejos.

Más aun, según informes de prensa, en estos tiempos de chikungunya este humilde remedio casero disfruta de más seguidores que las páginas en Facebook de Ricky Martin o René, el de Calle 13.

Alumnos de la Escuela Elemental Manuel Fernández Juncos en Juana Díaz cosechan con éxito el fruto de una nueva empresa: la producción del “Alcoholado Yerba Buena”.

Sin embargo, para un grupo de estudiantes de Juana Díaz, el volátil compuesto no solo es un remedio para los males del cuerpo. Ellos apuestan al alcoholado como un sanador social.

Se trata de medio centenar de chiquitines pertenecientes a la Cooperativa Juvenil de la Escuela Elemental Manuel Fernández Juncos, hoy productores y distribuidores del “Alcoholado Yerba Buena”.

Su destilado es un alcohol al que los niños le incorporan -siguiendo las recetas tradicionales- hojas aromáticas de toronjil, orégano brujo, salvia, fideíllo y zorra de limón que cosechan en el huerto escolar.

Y es en este proceso de producción donde radica el valor de este proyecto, que por virtud de la Ley 22 del 2002 opera bajo la supervisión de la Comisión para el Desarrollo Cooperativo.

Según Emilio Vergne Vélez, maestro bibliotecario y consejero de la cooperativa, el que esta mutualidad se dedique a la producción y distribución de un producto y no a la operación de la “tiendita escolar” aumenta el valor de la experiencia cooperativa.

“No es que haya nada de malo en que se opere de forma cooperativa la tienda de la escuela, al contrario. Además uno de los principios del cooperativismo es la autonomía de los socios. Pero en nuestra cooperativa intentamos, más que promover el consumo, fomentar el aspecto de la producción del trabajo y del valor del dinero con referencia a estas actividades” comentó.

Es de esta manera que cada uno de los socios, que ingresa a la cooperativa con la “inversión de un dólar”, se convierte también en un empleado de la organización que devenga honorarios por su aportación en el mantenimiento del huerto, la preparación del producto, el empaque y terminación, así como en la distribución.

“Al presente estamos distribuyendo a través de los propios socios y sus familiares, en algunas ferias de artesanía o mercados agrícolas como el de Ponce” dijo.

El profesor también explicó que, aun cuando comerciantes locales y cadenas de supermercados tienen interés en ofrecer el alcoholado, la reglamentación y los controles del Departamento de Salud imposibilitan que estas propuestas cuajen.

Mas a pesar de las dificultades burocráticas y reglamentarias del mundo de los adultos, solo durante este año escolar la Cooperativa Juvenil de la Escuela Manuel Fernández Juncos ha vendido cientos de botellas, cuyo destilado no solo lleva la medicina que les regalan las plantas, sino también el amor y la inocencia de las manos que lo trabajaron.

La mejor prueba de la calidad del “Alcoholado Yerba Buena” la expuso Syleyma Mangual Plaza, presidenta de la cooperativa, cuando reiteró que “es bien bueno, por eso es el que usa mi papá cuando le duele todo por trabajar el patio”.

¿Se necesita más recomendación?

­­­___________________________________________

Nota: Para ver los documentos reguladores y los informes financieros de la Cooperativa Juvenil de la Escuela Manuel Fernández Juncos puede visitar http://bemfjjd.blogspot.com/

 

3 de diciembre de 2014

 

Citado en EL Nuevo Día: Incrementan los robos domiciliarios


Incrementan los robos domiciliarios

Las regiones de San Juan y Bayamón figuran en las estadísticas de la Policía de Puerto Rico como las de mayor incidencia

Por Osman Pérez Méndez/ osman.perez@gfrmedia.com
Para leer en El Nuevo Día
Para leer en El Nuevo Día

Como si la gente no tuviera ya que enfrentar a diario un sinnúmero de dificultades, se suma ahora el alza en robos domiciliarios que se viene registrando, y que en algunos casos ha exhibido conductas extremadamente violentas por parte de los delincuentes involucrados.

Según las estadísticas de la Policía, al 23 de noviembre de este año se habían registrado 403 robos domiciliarios, cifra que supera por 83 el total reportado para todo el año 2013.

La cifra no incluye la decena de robos reportada en los últimos días, que incluye un caso en que una familia de Luquillo fue amarrada y amordazada por delincuentes armados que obligaron a una mujer a retirar dinero de varios bancos, así como otro caso en el que una familia de Guaynabo fue también amordazada y el hombre de la casa fue quemado con una plancha caliente.

Dos regiones policiacas en particular, las de San Juan y Bayamón, son las más afectadas por este tipo de crímenes. Al 23 de noviembre San Juan reportaba 61 robos domiciliarios, 27 más que en todo 2013, mientras que Bayamón acumulaba 142 robos, lo que supone 68 más que el año pasado.

El profesor de justicia criminal Gary Gutiérrez opinó que tal aumento en crímenes del tipo de los robos domiciliarios, los robos callejeros y los asaltos es algo de esperarse a medida que la situación económica empeora y afecta en particular a la gente de menos recursos.

“Eso no quiere decir que la gente pobre sea criminal, lo que quiere decir es que ante la frustración y la falta de dinero, sobretodo en una sociedad que da tanta importancia al dinero, que este tipo de actividad se presenta como oportunidad para algunos”, explicó Gutiérrez.

“Hay un grupo que va a usar el robo y la violencia para obtener dinero y consumir. Es lógico pensar que en un país donde los ricos están cada vez más acomodados y hay cada vez más presión sobre los pobres, y cuando digo pobre es cualquiera en cuyo hogar hay unos $25,000 por persona al año, que haya casos en que la criminalidad se convierta en la válvula de escape”, elaboró el experto.

“Habíamos adelantado que según avanzara el gobierno de Alejandro García Padilla y se acabara la luna de miel y comenzaran las medidas de austeridad esto iba a suceder. Esto es algo que se vio también en los momentos más terribles de la administración de Luis Fortuño”, añadió Gutiérrez,

“Cómo pueden pretender que no haya violencia en un país donde el conflicto entre el ejecutivo y el legislativo se resolvió con una amenaza de dejar a los pobres sin transporte”, cuestionó Gutiérrez. “Eso es violencia de estado”.

La profesora Madeline Román, catedrática del Departamento de Sociología y Antropología del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), coincidió en que “es un asunto evidente, obvio, que a medida que arrecia la crisis económica, uno tiene que tener la expectativa que aumente ese tipo de delitos con el aumento de la desesperanza”.

Román, sin embargo, declinó emitir una opinión basándose en las estadísticas porque “históricamente aquí en Puerto Rico siempre ha habido mucha ambivalencia en las estadísticas de violencia y criminalidad. Incluso ha habido instancias en que distintas agencias se contradicen en sus cifras. Así que esas estadísticas hay que mirarlas con suspicacia”.

No obstante, la también directora del Instituto de Investigación Violencia y Complejidad, adscrito a la Facultad de Ciencias Sociales de la UPR Río Piedras, considera que “sí he visto un aumento en niveles de crueldad. Casos como el del publicista de Caguas, el desmembramiento de una mujer en Gurabo, el caso del robo domiciliario en que quemaron a la persona, eso es algo contundente”.

Según Román, tal incremento en los niveles de violencia “podría dar a pensar que la violencia que se veía en los delitos de narcotráfico se ha desplazado a otros tipos de actos criminales. Es un efecto mimético, imitativo. Pero eso es solo una hipótesis”.

Por otro lado, el profesor Gutiérrez alertó que no necesariamente todos los casos tenían que estar vinculados a olas de robos o estallidos de violencia, y que podría haber otras motivaciones como riñas personales o riñas de negocios, algo que también ha destacado la Policía, señalando incluso que hay casos de robos que son perpetrados por personas a las que previamente se les dio acceso a la residencia.

La Policía, entretanto, reiteró en una reciente entrevista con este medio que ese tipo de robo es un delito de oportunidad e hizo un llamado a los ciudadanos a tomar medidas de precaución y protección. Entre tales medidas, el sargento Marcelino Valentín, supervisor de la división de robos del Cuerpo de Investigaciones de San Juan, mencionó algunas como mejorar el alumbrado, instalar alarmas, instalar cámaras de seguridad o incluso tener perros que alerten ante la cercanía de delincuentes.

Asimismo, el superintendente de la Policía, José Caldero, en una entrevista radial comentó que tienen investigaciones que apuntan a que habría grupos organizados detrás de los recientes incidentes de robos domiciliarios, y pidió a los ciudadanos que si son víctimas de un robo domiciliario traten de mantener la calma, no intenten resistirse a los criminales y sigan las instrucciones de la persona armada.

Este diario contactó la oficina del superintendente en busca de más información acerca del tema, pero Caldero no estuvo disponible para poder comentar.

Según Gutiérrez, aunque las alarmas y otras medidas similares propuestas por la Policía pueden ayudar contra los robos “eso es apenas dar una aspirina para tratar una infección, baja la fiebre pero no acaba la infección”.

El experto, no obstante, considera que “la policía está para manejar el crimen, pero no la criminalidad. La situación de criminalidad la tenemos que resolver de forma comunitaria. Hay que hacer vida en comunidad, saber quién vive en cada lugar, cuál es su carro, cuándo pone una luz. Las comunidades tienen que desarrollar alternativas, que el vecino retirado pueda velar tu casa. Hay que apoderarse de los espacios públicos, los parques. Si hay gente jugando dominó en una esquina, nadie va a robar allí”.

Gutiérrez llamó además a buscar opciones para que la juventud se mantenga alejada del crimen. “Si tienes un muchacho que corre un negocio de drogas millonario, ¿cómo es que no puede correr una empresa legal?”, cuestionó.

Citado por NotiCel en: Rechazan teoría de que crimen ha bajado gracias a los federales


Rechazan teoría de que crimen ha bajado gracias a los federales

Por: Ely Acevedo Denis
Publicado: 29/11/2014 01:34 pm

noticel

Tanto el director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) de Puerto Rico, William Ramírez Hernández, como el criminólogo Gary Gutiérrez, rebatieron las aseveraciones hechas por el gobernador Alejandro García Padilla y la jefa de Fiscalía Federal, Rosa Emilia Rodríguez, de que la baja en los crímenes violentos en la Isla se debe al memorándum de entendimiento firmado entre las autoridades federales y las estatales.

Al mismo tiempo, abogaron por que se atienda el problema de la criminalidad desde su raíz, y afirmaron que para ello es necesario diseñar un plan anticrimen a largo plazo y replicar iniciativas como el “Acuerdo de Paz” que hay en Loíza.

De un lado, Ramírez Hernández, indicó a NotiCel que existe falta de confianza en las estadísticas que ofrece el Gobierno sobre las reducciones en las comisiones de ciertos delitos porque, en más de una ocasión y bajo distintas administraciones y Superintendentes de la Policía, los números han sido manipulados.

De hecho, destacó que en, estos momentos, se ha visto con mayor frecuencia las perpetraciones de delitos como lo son los hurtos de automóviles (carjacking) y los escalamientos, y ya han ocurrido siete masacres durante este año.

Para Ramírez Hernández, aún si hubiera una disminución en la comisión de algunos delitos, no ha variado la percepción que se tiene sobre los crímenes que se cometen en la Isla.

Las personas que están migrando del País no necesariamente es porque en la Isla estaban desempleadas, sino que están buscando fuera de Puerto Rico una mejor calidad de vida, debido a la percepción que se tiene de que aquí se cometen muchos delitos y que sus vidas estaban en peligro, apuntó.

En ese sentido, resaltó que Puerto Rico sigue siendo considerado uno de los países del mundo y jurisdicciones de los Estados Unidos más violentos.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), estableció que en el 2013, Puerto Rico estaba entre los países más violentos del mundo.

Y el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A.C. de México, expuso que en el 2013, el Municipio de San Juan ocupaba la posición número 38 en el listado de las ciudades más violentas en el mundo.

Ante esto, Ramírez Hernández, entiende que con este memorándum de entendimiento las administraciones del Gobierno de Puerto Rico siguen mostrando su inclinación hacerse el trabajo más fácil para atender el problema de la criminalidad, delegándole a las autoridades federales ciertas funciones que le competen a la Policía de Puerto Rico. En esa línea, afirmó que también esta es una forma de darle la vuelta a la Constitución de Puerto Rico, que todos los gobernadores del País juraron proteger.

La idea es que, bajo las autoridades federales, se pueden utilizar mecanismos, que a nivel estatal no son permitidos, como lo es las intercepciones de llamadas telefónicas o la búsqueda de la pena de muerte para castigar a los autores de ciertos asesinatos.

“Puerto Rico tiene el segundo cuerpo policial más grande dentro de las jurisdicciones de Estados Unidos y, con todo y eso, no ha podido elevar el nivel de la calidad del trabajo policial en Puerto Rico. Y yo creo que parte de eso, es que siempre se le ha delegado ese trabajo a los federales, en lugar de poner a la Policía de Puerto Rico a hacer lo que se supone que hagan”, puntualizó.

“Estas ampliaciones de los acuerdos que hay con los federales no es otra cosa que la federalización del trabajo policial en Puerto Rico. Y lo que se está haciendo es delegando en los federales la investigación y la persecución de delitos que bajo la Constitución de Puerto Rico tendrían ciertas garantías y bajo la federal no. Nosotros hemos estado siempre en contra y vamos a seguir estando en contra de la federalización y la militarización de la Policía de Puerto Rico”, sentenció Ramírez Hernández.

Este observó que el Gobierno nunca ha querido atender el problema de la criminalidad desde la raíz, y han optado por buscar soluciones inmediatas a situaciones violentas, y nunca se han sentado a planificar una estrategia contra el crimen para el futuro.

Si el Gobierno diera más seguimiento y apoyo a iniciativas como “Acuerdo de Paz”, un programa implementado por la organización, Taller Salud, en el área de Loíza, y en establecer programas educativos en las escuelas sobre la violencia, dando un primer paso en lo que tiene que ver con la violencia de género, “yo creo que a largo plazo tendríamos una sociedad menos violenta, porque esto no es algo que se va a resolver de un día para otro”.

De paso cuestionó cuál es el plan contra el crimen en Puerto Rico, que cada administración de turno asegura que le ha dado resultados.
Por su parte, el criminólogo, Gary Gutiérrez, planteó que durante la extensión y ampliación del memorándum de entendimiento, el Primer Mandatario se contradijo al asentir “que él está haciendo esto porque ese mecanismo ha logrado la disminución de la violencia en los sectores que se ha implementado pero, por otro lado, dice que esto se va extender a unas regiones (Aibonito, Arecibo, Utuado y Mayagüez) donde también se ha registrado una disminución de la violencia, aun cuando esa medida no estaba impuesta”.

“Lo que nos dice, es un poco el mito del plan de (Rudolph) Giuliani, que cuando se implementó se registraron bajas en la criminalidad en otras áreas donde no se estaba implementando el plan. Así que no se puede decir que la baja es consecuencia del acuerdo”, determinó.

Mientras Giuliani fue alcalde de la ciudad de Nueva York, estableció una política de “Cero Tolerancia”, que iba enfocada en desalentar la comisión de delitos menores, entre ellos el practicar la prostitución y hacer grafitis, para supuestamente restablecer el orden en la Gran Manzana y elevar la calidad de vida de los ciudadanos. El foco era que si se atendían estos delitos menores, se evitaba la actividad criminal a mayor escala.

Giuliani defendía la teoría de “Ventana Rota”, que se caracterizaba por mantener la ciudad limpia y en orden.

De otro lado, Gutiérrez se reafirmó en su hipótesis, de que la disminución en el número de asesinatos en Puerto Rico corresponde a otros procesos sociodemográficos que se están dando en el País, como lo es el envejecimiento de la población, y la reducción en la cantidad de hombres jóvenes no profesionales (que son más propensos a caer en la actividad delictiva) que hay en la Isla, debido a la migración. De igual forma, argumentó que la violencia en el País tiende a subir de forma cíclica.

“En última instancia, las medidas del señor Gobernador, a pesar de que se implementan de forma más elegante, son exactamente las mismas que se implementaron en pasadas administraciones”, puntualizó Gutiérrez.

Al adentrarnos a evaluar alternativas distintas para desalentar la criminalidad, como lo es el “Acuerdo de Paz” en Loíza, Gutiérrez, argumentó que estas Iniciativas de Dialogo, resultan “mucho más efectiva que cualquier otra cosa represiva. La raíz de la criminalidad, es la desigualdad en la violencia y la desigualdad social, y la exclusión”.

Acuerdo de Paz está inspirado en el programa Cese al Fuego, adoptado en algunas ciudades de los Estados Unidos, como Chicago, Baltimore y Kansas. Este proyecto promueve un modelo de intervención directa, en la que ciudadanos que residen en el pueblo de Loíza y son identificados como “interruptores de violencia”, buscan detener a criminales que están involucrados en las guerras entre gangas y utilizan la violencia como mecanismo para resolver conflictos.

Este Programa contó con el apoyo del exgobernador Luis Fortuño, pero afrontó escollos por parte del exsuperintendente de la Policía, Héctor Pesquera.

Citado en NotiUno: Sociólogo advierte se necesita más rehabilitación y menos mano dura


Por: NotiUno 20 de Noviembre de 2014 Noticias, Puerto Rico, Seguridad y Justicia, Último Minuto
Sociólogo advierte se necesita más rehabilitación y menos mano dura

El criminólogo y sociólogo Gary Gutierrez, sentenció en Noti Uno en la mañana que nuestro sistema gasta demasiado dinero en perseguir personas no violentas y por eso no tiene el dinero para atender y rehabilitar a ciudadanos como los que perpetraron la masacre de Guaynabo.

 

Para escuchar repoartaje