Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Abusador de cafeína, asador de patio, comidista y cronista del bajo mundo culinario, iconoclasta aspirante a ácrata, apóstata, y comantenedor de @tempranopr

Categoría

Gastronomía

Documentación de experiencias culinarias

Imitación de Lo-mein con carne ahumada en la barbacoa del patio.


Buscando alternativas para consumir lo que sobró de un “chuck Steak” ahumado preparado el pasado fin de semana, se me ocurrió tratar una imitación de Lo-mein. Digo imitación pues, ademas de no tener todos los ingredientes, es una forma de mostrar mi respeto por una de las verdaderas cocinas madres de la humanidad.

Primero tome la ahumada posta de carne y la corté en trozos que en inglés llaman “mouth bite”.

Aderecé los trozos con aceite de ajonjolí y salsa de soja y los dejé marinando.

Mientras la carne mutaba con los sabores asiáticos, en un wok puse a hervir agua para ablandar la pasta. En este caso espaguetis, que es lo que había en la alacena.

Ablandada y drenada la pasta, le añadí un poco de aceite de ajonjolí para evitar que se pegaran hasta que la fuera a usar.

Seco el wok, lo calenté, añadí aceite de oliva y tires los aromáticos. En esta ocasión solo ajo pues era lo que tenía. También lleva cebollines verdes y jengibre.

Salteando los aromáticos, incorporé la carne y su marinera…

… seguí salteando y añadí los vegetales y más salsa de soja.

Cuando todos los ingredientes se incorporaron, le tiré un poco más de aceite de ajonjolí y listo.

El resultado fue inesperadamente sabroso, la tierna carne ahumada balanceó genial con los vegetales, el ajo y la marinada.

¡BUEN PROVECHO!

Bodegón mañanero…


Chuck Steak a la brasa… crónica visual


¡Buen provecho!!!

Dulzón pollo a la brasa y con sabor ponceño… ¡BRAVO!


Buscando entre los adobos y “rubs” en el supermercado me crucé con un producto que no conocía: Sofrito en Polvo de Campolor.

Así que cargando con curiosidad por mi hallazgo, regresé a casa buscando en mi mente como utilizarlo. De repente recordé la receta para el salmón ahumado y decidí utilizar la misma salmuera pero añadiendo el sofrito seco.

Con una parte de sal por tres de azúcar y dos sobres del Sofrito en Polvo cubrí generosamente el pollo ya partido en dos mitades. Lo puse en un cubilete y lo dejé tapado en el refrigerador.

Sobre 12 horas más tarde, el pollo nadaba en el sirope que producto de la condimentada salmuera.

Así las cosas, y mientras el carbon se tornaba en brasa e invocaban a Beyamanaco, removí el pollo de los jugos y lo sequé con papel toalla. Este paso es indispenable para que el cuero del pollo quede crocante. Luego lo rocié con aceite de oliva y lo aseguré en una canasta para grillar.

Cuando ya los carbones rendían tributo a Beyamanaco, coloque la canasta directo sobre el hibachi.

Volteando la canasta cada 5 minutos, hasta que la carne de las pechugas alcanzó los 165 grados, el pollo fue dorándose y el cuero caramelizándose por la azúcar de la salmuera.

Removido de la canasta y descansado por unos 10 minutos, el pollo resultó maravilloso con papas majadas y maíz salteado en mantequilla.

Tierno, jugoso y sabroso, con un balance entre la sazón criolla del sofrito de Campolor y el dulzón de la azúcar. De pasó si usted es de los que disfruta del pique, este pollo aguanta cualquiera que le quiera incorporar.

Antes de terminar quiero dejar claro que el descubrir que esa maravillosa mezcla de condimentos es producida por manos ponceñas, no solo hace de la hallazgo una sabrosa sorpresa, la hace mucho más valiosa para mi. Altamente recomendado este SOFRITO EN POLVO de Campolor.

¡BUEN PROVECHO!!!!!

Con jugo de almeja, el asopao de camarones es otra cosa…


En días de lluvia como los que experimenta Ponce, nada mejor que una sopa pesada. En este caso, asopao de camarones.

Por supuesto, recetas para este emblemático sopón hay tantas como cocinas en el país. Ahora, si lo quiere y elevar a otro nivel, no importa su receta, inclúyale un pote de jugo de almejas.

El delicado dulzón marino de este líquido le añade otra dimensión al tradicional potaje que, como intrigante amante, cautivará sigilosamente el paladar más exigente.

Claro, si además le añade aguacate fresco al servirlo, tendrá que poner otra ronda de cerveza para acompañar…

Buen provecho…

Huevos sobre papas fritas al “barbi”


Como acompañante a las proteínas ahumadas en la barbacoa este fin de semana, preparé unas papas fritas al bbq.

Al día siguiente, domingo, usé las papas que sobraron como base para unos huevitos fritos.

Calenté las papas con su aceite en un salten de hierro y luego le tiré dos huevos. Tapé el salten hasta que los huevos cuajaron “over medium”.

Esto si fue un desayuno de domingo lluvioso… ¡buen provecho!

Salmón ahumado para Lara…


Recientemente descubrí que a una de mis nietas postizas, Lara Sofía, le gustaba el salmón.

Cómo estamos en cuarentena y no me atrevo visitar a nadie, decidí mostrarle mi amor preparando un salmón al “barbi”.

Para esto, tome un filete de pescado y lo corte en trozos de 2” más o menos. Lo puse por 18 horas en un cubilete cubierto con 3 porciones de azúcar negra y una de sal. Pasado el tiempo, saqué los filetes y lave con agua fría todo el azúcar y la sal que a este punto es una especie de sirope. Lo sequé con papel toalla y lo puse en una rejilla para que soltara cualquier humedad.

Asi, cuando el asador llegó a unos 175°f, puse las piezas. y las dejé tapadas por una hora.

Lo difícil fue mantener la temperatura entre 175 y 200°f.

Cuando el salmón alcanzó los 140°f internos, lo saqué y ll deje descansar por unos 45 min.

El resultado fue mixto, la textura y el ahumado excelente… pero quedó alto de sal. Asumo que para la próxima debo usar sal gruesa en vez de sal de mesa…

Espero que lo que sobró de sal se balanceé con el amor con que se preparó.

Ya les cuento.

Buen provecho.

“¡Habemus botellus!”


Knockwurst al “barbi” indirecto

#Iphonegraphy: …bodegón mañanero


Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: