Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador social, documentador, bloguero, comunicador social y fotógrafo callejero, también fondero, abusador de cafeína e iconoclasta aspirante a ácrata.

Triunfo más allá (o más acá) de Monsanto


Letras y fotos por Gary Gutiérrez*

Unas dos mil personas se reunieron en Ponce, Puerto Rico, para marchar en repudio a la empresa supranacional Monsanto.No Monsanto_20160518-138_Ponce

De esta manera, esos boricuas se integraron a la “glocal” actividad que el movimiento en contra de la empresa productora de herbicidas realiza cada año en mayo. “Glocal” es el término que se utiliza para describir eventos locales individuales, que a su vez forman parte de una movilización a nivel mundial.

Monsanto y sus desdichas aparte, la actividad en Puerto Rico fue una iluminadora experiencia, pues por primera vez en mucho tiempo fue notable la participación de los jóvenes.

Por muchos meses la mayoría de las actividades contestatarias, tanto de protestas, como de educación o formación convocadas por grupos comunales, políticos o culturales en el sur del país, aparentaron tener como denominador común que la edad promedio de los asistente era de sobre sesenta años.

No Monsanto_20160518-154_PonceIncluso en las pocas actividades en que se notó la presencia de jóvenes, la misma claramente respondía al requerimiento de sus maestros o profesores. Aún en algunas actividades convocadas por grupos de universitario, el público era mayormente viejos.

Claro, podemos discutir las premisas anteriores. Incluso de entender que las mismas no son correcta, no debe perder el tiempo leyendo el resto del escrito.

Estipuladas las diferencias.

No Monsanto_20160524-056_PonceNo obstante, si usted sí está de acuerdo con las premisas, lo importante es que para usted, en términos generales los jóvenes del país no responden a, o no les interesan, las protestas, manifestaciones o actividades convocadas desde los sectores de más consciencia ambiental, social o política.

Si esto es así la pregunta lógica es por qué no les interesa, o si les interesa, por qué no se movilizan.

El tema de la movilización se trató hace unos años en una colaboración publicada en la revista virtual 80 Grados bajo el título ¿Qué les pasa que no se rebelan?. El escrito recoge el trabajo del psicólogo clínico Bruce E. Levine titulado: “8 Reasons Young Americans Don’t Fight Back: How the U.S. Crushed Youth Resistance”.

No Monsanto_20160524-065_PonceEn el escrito Leviene detalla la deuda estudiantil, la medicación de la inconformidad, la educación disciplinaria y no libertaria, la desvalorización por el trabajo intelectual, la normalización del estado de vigilancia, el escapismo de la sociedad del entretenimiento y el resurgimiento del fundamentalismo religioso, como razones para que la juventud estadounidense no se revele cómo ocurrió en otras latitudes.

No es necesario un estudio sociológico para ver que esas premisas aplican casi al dedillo a lo que se discute en este trabajo, la inmovilidad de la juventud ante los asuntos que afectan su vida política social y económica.

Sin embargo por qué entonces la aparente alta presencia de jóvenes en esta protesta contra Monsanto.

Mirando a los jóvenes que participaron en esta marcha contra Monsanto, es notable que los mismos parecen corresponder a jóvenes que, apartándose del discurso político tradicional, están integrados a espacios de autogestión comercial u agrícola.

No Monsanto_20160524-054_Ponce - CopyParecería entonces que estos artesanos o artesanas, que los y las pequeñas agricultoras, que los y las teatreras, que los y las grafiteras y artistas plásticas, o que los y las empresarias movidas por la necesidad de “comercio justo”, encontraron en lo que representa la protesta contra Monsanto, el eco de una forma de lucha que va más allá de los discursos tradicionales de la llamada “izquierda” del país.

¿Será entonces que para estos nuevos activistas, la necesidad de revolución no es política, sino sistémica y económica?

¿A caso estos y estas jóvenes decidieron “darse de baja” del paradigma político desde el cual la izquierda les convoca y se están organizando calladamente para desarrollar su propia libertad desde el desarrollo de un alternativo sistema económico inclusivo, solidario y paralelo o fuera del Estado?

Por supuesto, para muchos de los adultos que leen, estas preguntas son solo paradigmas de ilusorias luchas juveniles o de quimeras de jóvenes utópicos.

No Monsanto_20160524-014_PonceTal vez tengan razón, pero eso no descarta que lo utópico o ilusorio sea tratar de cambiar el sistema, validando prácticas discursivas electorales y representativas que terminan reproduciendo espacios de hegemonía para unos y de vulnerabilidad para los y las otras.

En fin que para quienes tengan ojos para ver y  oídos para escuchar, los y las jóvenes que participaron en la marcha contra Monsanto tienen mucho que enseñar.

Tal vez el triunfo de la marcha va más allá de la denuncia contra Monsanto. Tal vez el verdadero éxito de la demostración es que nos deja ver que es hora de que nos echemos al lado y dejemos el espacio para que esas nuevas generaciones desarrollen sus nuevos discursos.

Quién sabe realmente, tal vez ellos y ellas si tengan la capacidad de hacer realidad la consigna: “Modifiquemos el sistema, no la semilla”.

* Susanne López Rodríguez colaboró con este escrito

Repudian en Ponce, PR a Monsanto


Autorizada la reproducción para uso noticioso y/o educativo.

Favor dar crédito a garygutierrezpr.com

Entonces entendió la ley y el orden…


Mientras policías en armaduras ronpían su puerta, su joven mente entendió aquello de la ley y el orden.

La ley es eso que legaliza al orden que le excluye.

El pueblo no “se metió” en ninguna deuda, “lo metieron”


Si vamos a discutir responsablemente “le deuda”, vamos a dejar claro que el pueblo no “se metió” en ninguna deuda, “lo metieron”.

Lo metieron los oficiales electos, quienes por ignorancia o por corruptos, firmaron préstamos que sabían que no eran pagables, que sabían que el dinero se usaría en cosas que no eran necesarias, que sabían que el dinero se malgastaría sobre pagando esas “obras” innecesarias. 
Igualmente lo metieron los vendedores de sueños monumentales que sabían que esos préstamos no eran pagables, que sabían queel dinero  se usaría en cosas que no eran necesarias, que sabían que el dinero se malgastaría sobrepagando esas “obras” innecesarias.

Por supuesto, tanto los que dieron los préstamos como los que los tomaron saben que este pueblo nunca les exigirá responsabilidades. 

Ojalá la historia sí les juzgue… 

Democracia neoliberal y las elecciones


Discutir política electoral en el Estado neoliberal, es argumentar a favor o en contra sobre quién controla la población en favor del espacio para la explotación por parte del capital.

Autoridad…


En el principio, inventando a dios, aquel hombre justificó su autoridad sobre el resto.

Entonces, aceptando aquel dios, el otro legitimó sobre sí esa autoridad.

Citado en: Beneficios de la oración y la meditación


ENDI.jpgPor Aurora Rivera Arguinzoni

El poder de la oración y de la meditación de corte positivo y no punitivo está probado, no solo por los religiosos o por quienes cultivan la espiritualidad, ha sido confirmado a través de la ciencia, esa que según el diccionario de la Real Academia Española se define como “conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente”.

No es casualidad que las investigaciones al respecto comenzaran a duplicarse en décadas recientes, incluso para analizar su efecto en la conducta de persona confinadas en sistemas carcelarios. Por ejemplo, estudios  apuntan que quienes practican la oración, la meditación y actividades similares pueden llegar a vivir hasta siente años más en promedio que quienes no lo hacen.

Tan reciente como a finales de 2015 un estudio realizado en el hospital General de Massachusetts, afiliado a la Universidad de Harvard, reveló que técnicas de relajación como la oración, la meditación y el yoga pueden llegar a reducir la necesidad de cuidados médicos en hasta un 43%, ahorrando decenas de miles de dólares por paciente al año.

El  estudio titulado “Entrenamiento para la respuesta a la relajación y la resiliencia y su efecto en el uso de recursos de cuidado de salud”, llega incluso a recomendar que debido a sus beneficios sustanciales y bajo costo las llamadas “intervenciones de mente y cuerpo” se “instituyan a manera de cuidado preventivo como las vacunas o las clases de conducir”.

Hay instituciones carcelarias que ya lo han hecho, obteniendo buenos resultados. El criminólogo Gary Gutiérrez señala que “ha habido algunos programas de meditación en las cárceles en Estados Unidos y han funcionado excelentemente, sobre todo para bajar los niveles de violencia dentro de la cárcel”.

“Ha pasado, no solo con meditación asiática como la budista sino que en sitios donde, sobre todo afroamericanos, entran en comunidades religiosas musulmanas dentro de las prisiones y son honestos, ayuda a bajar los niveles de violencia. Escuché hace unos años en una conferencia de la Asociación de Criminología de Estados Unidos que había administradores de cárceles fomentando este tipo de actividad porque les ayudaba al manejo de la institución: (los reclusos) son mucho más limpios, más ordenados por toda la disciplina que les enseña la meditación impulsada, no por la fuerza sino por su proceso”, recuerda.

En su recién publicado libro “Espiritualidad en la Clínica: Integrando la espiritualidad en la psicoterapia y la consejería”, el psicólogo Juan González Rivera analiza el resultado de estudios como estos.

“Ya nadie tiene duda de los beneficios que tiene”, afirma en entrevista con Por Dentro el profesor de la Universidad Carlos Albizu. Enumera algunos como reducción de la ansiedad (incluso por comer), sensación de relajación, sustento para personas depresivas y aumento en la actividad neuronal. También se ha encontrado que quienes acostumbrar orar o meditar tienden a fumar menos y a consumir menos alcohol.

“En cuanto al cerebro, ayuda para que la producción de neurotransmisores aumente a cualquier edad. Estudios longitudinales han demostrado que las personas espirituales y que practican la oración tienen un promedio de siete a diez años más de vida que personas que no lo practican”, indica.

¿Es lo mismo  orar que meditar? De acuerdo con González Rivera, “la oración es un tipo de comunicación con lo sagrado, con lo trascendental, con lo divino”. “El tipo de oración que la persona haga va a depender de su cultura, su religión, de su bagaje, pero prácticamente buscan lo mismo: el católico va a buscar comunicarse con lo que entiende es Dios, el musulmán también, el ateo, al no tener esa concepción de lo sagrado o divino, busca una concepción espiritual de conexión con la naturaleza, etcétera; lo que va a buscar es conectar con eso que define como mundo espiritual”, elabora.

Mientras, meditación es una práctica espiritual y mental que generalmente involucra la atención plena y la tranquilidad. Científicos le atribuyen, entre otras cosas, relajar la mente y cuerpo reduciendo la presión arterial, adiestrar y fortalecer los grados de conciencia, ayudar a enfocar y estabilizar el ‘Yo’, liberar estrés, reducir síntomas de ansiedad y regular el estado de ánimo.

“La mayoría de los autores convergen en que el propósito de la meditación consiste es conocerse a sí mismo, alcanzar serenidad mental y disminuir el impacto del dolor, es decir, ayudar al crecimiento consciente del ser humano”, apunta González Rivera. Dice que puede incorporarse a las creencias individuales independientemente de la religión que practique la persona.

“Lo que las personas ateas o agnósticas hacen es meditación”, aclara el entrevistado.

No hay una sola manera de orar o de meditar, y no todas son igual de efectivas. Entre los principales tipos de oración el profesor menciona: oración meditativa, ritualista, de petición, de intercesión y coloquial.  La primera se centra en el deseo de una experiencia de comunicación con un ser superior, lo que muchos llaman “estar en la presencia de Dios”. “En este tipo de oración se encuentran las distintas modalidades de adoración y la lectura espiritual reflexiva”, expone.

Mientras, la oración ritualista se caracteriza por una estructura ordenada, repetitiva y de aspecto ceremonial. En esta categoría entran los rosarios, las misas, los cultos devocionales, la lectura de libros de oraciones y de oraciones prediseñadas, mantras, entre otros.

González Rivera apunta que la oración de petición es la más usada y “se caracteriza por pedir a Dios las cosas que se necesitan o se desean”. Además, está la de intercesión, que solicita para otra persona o población. Y está la coloquial, que es más una conversacióny puede incluir otros tipos de plegarias como la confesión y la acción de gracias.

Sin embargo, el estudioso de la conducta humana advierte que para quienes tiene una imagen de un Dios castigador la oración, no importa de qué tipo sea, puede resultar contraproducente, tóxica y provocar conductas producto de una espiritualidad poco saludable.

“La persona podría orar mucho, pero si la imagen de Dios no es correcta toda esta explosión de beneficios quizá nunca la vea. Tanto pastores, como sacerdotes, directores espirituales, consejeros y psicólogos podemos trabajar eso en terapia, generar una imagen correcta, positiva y no una imagen tóxica. Una imagen tóxica de Dios genera actitudes tóxicas como fanatismo, dogmatismo, rigidez, falta de tolerancia. Eso es uno de los primeros indicadores de una espiritualidad tóxica”, ilustra.

El psicólogo adelanta que en su próximo libro, que titulará “Espiritualidad en la psicoterapia y la consejería: Del debate a la integración”, el psicólogo y pastor Marcos García expondrá manifestaciones de una espiritualidad tóxica. Menciona, por ejemplo, la falta de capacidad para tolerar las diferencias en los demás y de practicar la bondad con quienes piensan distinto. En cuanto a los tipos de meditación identifica la meditación sentada, el conteo de pensamientos, la atención a un pensamiento repetitivo o enfocarse en un estímulo interno o externo.

Vidas transformadas

Sean cuales sean las prácticas de oración y meditación elegidas, las mismas pueden cambiar vidas.  De ello da testimonio el propio Gutiérrez, quien por muchos años se desempeñó como periodista y documentaba particularmente escenas de violencia. “Estuve como cinco años meditando diariamente y aunque ya no medito uno adquiere unos principios de vida que los transporta más allá de la cuestión religiosa. Para mí era importante porque me ayudaba a manejar la ansiedad y la hostilidad por la que uno vivía como reportero. Y es un buen recurso para manejar, por ejemplo, la ansiedad de la gente que está viviendo si un hogar seguro, de vivir en la calle”, comenta, haciendo referencia además al programa de ayuda implantado hace más de 15 años por la organización Amor que Sana.

“La oración nos da una seguridad de que estamos cuidados, de que nos están protegiendo, de que somos criaturas protegidas y amadas y que para eso estamos en este mundo”, plantea, por su parte, el doctor Juan Panelli Ramery, fundador de Amor que Sana junto a su familia hace 20 años.

Contrasta, sin embargo, la oración de petición con la de intercesión. “Estamos acostumbrados a orar para pedir a Dios por mí, por mis cosas, por mi familia, por mi salud, y Dios nos ha enseñado a pedir por los demás. Cuando le pedimos por lo demás y le damos a los demás, Dios nos recompensa a nosotros y nos da a nosotros. Esa oración es la que me ha mantenido a mí por más de 20 años ayudando a esta población”, expone.

De otra parte, el resultado en quienes inspiran la oración es igualmente poderoso según describe. “La gente que está en la calle se siente que son animales y cuando piden en la calle lo están haciendo sintiéndose como animales. En el momento en que los sacas de eso y le demuestras que somos iguales, la cosa cambia. Jesús es amor que sana. La humanidad se muere sola y vacía, buscando dinero, cosas materiales que no te llenan el corazón ni las necesidades. Estamos tratando de llenar corazones, de que vuelvan a tener sentimientos con la oración y con el servicio”, afirma.

Tipos de oración

Meditativa

Ritualista

De petición

De intercesión

Coloquial

Tipos de meditación

Sentada

De conteo de pensamientos

Atención a un pensamiento repetitivo

Enfoque en un estímulo interno

Enfoque en un estímulo externo

Sus beneficios

Reducción de indicadores como ansiedad, cáncer, enfermedades del corazón, hipertensión, depresión, violencia,  fumar y consumo de alcohol.

Puede prolongar la vida por hasta siete años.

Puede llegar a reducir la necesidad de cuidados médicos en hasta un 43%, ahorrando decenas de miles de dólares por paciente al año.

Personas hospitalizadas que no la practican pueden permanecer hasta tres veces más tiempo internadas que quienes lo hacen regularmente.

Pacientes cardíacos que no practicaban ninguna religión mostraron 14 veces más riesgo de morir luego de cirugía en estudios científicos.

Ancianos que nunca o casi nunca asistían a iglesias mostraron el doble de incidencia de ataques que quienes asistían regularmente.

La Isla, y Morovis, “Bavarian Style”


Letras y fotos por: Gary Gutierrez

Durante más de treinta y cinco años, una máxima guía mi vida de casado. “Si la doña está feliz, todos estamos felices”.

Por lo tanto cuando doña Sharon, que regularmente exige muchísimo menos que el mínimo federal, me pidió que le acompañara al almuerzo organizado por su profesora de alemán,  la respuesta no ameritaba mucha meditación.

casa bavaria (1)
Grupo de Aleman de Inte-Ponce, mi razón para visitar Casa Bavaria.

Es así que me encontré mirando la costa norte de la Isla desde el salón terraza de Casa Bavaria.

Legendario establecimiento que celebra la tradición culinaria alemana y que está ubicado en la carretera 155 del barrio Peñas de Morovis.

Del saque hay que dejar claro que para un ponceño irredento como yo, Morovis es “donde el diablo hizo el nido y lo dejo por lejos”.

Sin embargo, con tan solo llegar a Casa Bavaria, atrás quedan las curvas y los malos ratos de la carretera.

No solo por lo agradable del local, la vista monumental y el servicio cariñoso, sino también por lo sabroso de su cocina.

casa bavaria (3)La carta es una fusión cuasi subreal entre la culinaria nacional y las delicias de tradición bárbara que incluye lo mismo mofongos y arañitas, como bratwurst y sauerkraut.

Siendo un lugar alemán, por supuesto, lo primero que se debe probar son los embutidos. Los mofongos y las arañitas, pueden esperar.

Servidas con pan baget, tanto los bratwurst a la brasa, como las salchichas polaca servidas en sala curry –las currywurst-, son la excusa perfecta para pedir una de las múltiples cervezas que tiene la casa.

casa bavaria (4)Claro, cero cerveza para el que esté guiando.

Pero no se frustre si usted es el conductor designado. Para usted Casa  Bavaria tiene una variedad maravillosa de jugos y batidas. Así que “chillin” que está cubierto.

casa bavaria (7)
Bratwurst sobre sauerkraut

Esos mismos bratwurst que se pueden ordenar de aperitivos, servidos sobre una cama de sauerkraut son una de las mejores entradas que tiene la carta como plato fuerte.  Altamente recomendadas si las adereza con un poco de mostaza amarilla y las complementadas con brot knödel, es decir bollitos de pan alemán hervidos.

casa bavaria (5)
Brot Knödel

Si quiere elevar los brot knödel a otro nivel, pídalos como acompañante del biergoulasch mit beilage, plato que en constancia de Ponce le llamaríamos, guiso de tres carnes y cerveza.

casa bavaria (6)
Biergoulasch mit beilage

Un fuerte potaje de carne de res, cerdo y ternera, con vegetales y salsa de tomate cocidos en cerveza que solo es recomendados para los comidistas línea dura o como dirían en el “Food Network”, “foodies hard core”.

Por supuesto, cuando usted ya está como chanchito pa’ navidades, la mesera lo va a humillar recordándole que en el primer nivel hay una nevera repleta de una selecta representación de la repostería del pueblo alemán.

casa bavaria (9)Solo por mencionar dos. Tanto el pastel de nueces en caramelos, como el pastel casa bavaria (8)de manzana son suficientes razones para que el diablo regrese a ese nido que dijimos dejó por lejos.

En fin que como ponceño altanero que soy, la idea de ir a Morovis me eriza los pelos de la nuca. Pero la verdad es que, luego de experimentar la Casa Bavaria, no le digo yo voy a Morovis.

Le doy pon al propio Diablo y le pago el almuerzo.

Bueno provecho.

 

 

Resistencia pacífica


“Para que la resistencia pacífica funcione, tu oponente tiene que tener consciencia. 
El problema es que Estados Unidos no tiene consciencia”  

Stokely Carmichael

Blog de WordPress.com. | El tema Baskerville.

Subir ↑

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.387 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: