Una de las tristes noticias que trajo el 2017 fue la muerte de Don Millo, patriarca fundador de El Bohio, quien pasó a la tierra de los a ancestros faltando menos de una semana para terminarse el ciclo solar.

Por eso y para celebrar su memoria decidimos peregrinar hasta el el legendario Restaurante para almorzar este último sábado del año.

La selección, milanesa de res y mamposteao.

Tierna posta de res empaquetada en un robusto empanado de galletas y cocida a la perfección. Tostado por fuera y tierno por dentro el frito manjar luego es bañado en una espesa salsa de setas y terminado con gratinado queso palmesano. Por supuesto el criollo gusto con que se marina la carne es perfecto complemento para el manposteao de la casa. Una experiencia digna del mítico Bacco.

En fin que, si bien fisicamente don Millo ya no está con nosotros, tras disfrutar de esta milanesa estamos seguros de que su legado sigue vivo y presente.

“Buen provecho”

Anuncios