Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador, documentador, fotógrafo callejero, bloguero y comunicador social. También comidista del bajo mundo culinario, abusador de cafeína e iconoclasta aspirante a ácrata y apóstata, comantenedor del programa Temprano En La Tarde todos los días a las 4:00pm por PAB550.COM

Etiqueta

gastronomía

Sabroso y delicado el caldo de pesca’o en El Paraiso Fonda Criolla y Bar… ¡RECOMENDADO!


Anuncios

Potaje al “barbi” de lentejas y ossobuco ahumado


“Por que está ahí”  es la respuesta que, según la sabiduría popular, contestó un alpinista el preguntarsele por qué escala montañas.

Eso mismo viene a mi mente cuando me pregunto por qué hacer el potaje en el BBQ y no en la estufa. “Porque está ahí”

IMG_1019

No obstante, la realidad es que cuando viene a recetas que toman tiempo y que son reconfortante, prepararlas en el “barbi” son todo un ejercicio meditativo y placentero que convierte el producto final en algo íntimo que se comparte con los comensales.

Además de que cocinar en el patio tiene cierta conexión con el fogón de las madres ancestrales y eso siempre es enriquecedor.

En este caso, para mi los potajes de granos son uno de esos platos reconfortantes que se hacen con calma, se sirven con alcohol y se tienen que compartir.

En este caso colocamos un caldero de hiero (olla para los del norte) directo sobre los carbones calientes  un Weber Smokey Joe.  Tamaño perfecto para no malgastar carbón.

IMG_1020

Una vez tome temperatura, se incorpora el ossobuco ahumado, previamente cortado en ruedas o pedazos. Se Sofríe y se le incorporan los aromáticos.

En este caso, cebolla, ajos a gusto salteada hasta que caramelizarse y se le agrega  una lata  (14oz) de tomates en trozos con su jugo.

IMG_1025

Luego le punemos orégano del patio, sal y pimienta a gusto. Se le añade el caldo de res hasta cubrir y y cuando hierva le suma las zanahorias en trozos.

 

Se tapa y cuece más o menos unos 40 minutos , dependiendo del fugo. No se preocupe, por el olor usted sabe que ya está. Remuévalo del fuego y déjelo descansar, más o menos por el tiempo que le tome darse una cervecita.

IMG_1029

Finalmente sírvalo y disfrútelo en compañía de amigos, vecinos o familiares. como Dios manda….

¡Buen Provecho!

Macharranería aparte, fuego para venerar a los originarios…


Sé que puede sonar como una macharranería, pero la acción de encender, mantener y manejar fuego es un proceso que dispara la testosterona.

Tal vez pues manejar la naturaleza, es una de esas cosas que nos hace sentir más humano o tal vez sobre humano. Después de todo, el fuego parece pertenecer al mundo de las deidades.

¿Por eso será que manejar el fuego se siente cono una experiencia cuasi religiosa?

Igualmente, el controlar las llamas también nos conecta con aquellos originarios que hace unos 500 mil años se impresionaron de tal manera con los fuegos naturales, que se dijeron: “eso lo tenemos que controlar”.

Claro, siendo caribeños, encender ese fuego creador, nos conecta con aquellos hijos de arahuacos que, sin saberlos cuando en sus piraguas se aventuraron al hoy Caribe, serían nuestros abuelos y serían quienes establecieran las bases para que hoy pasemos el sábado entero velando las brasas e infundiendo el mejor sabor possible a nuestros alimentos.

Partiendo de lo anterior, entiendo que el pararnos frente a las brasas de una barbacoa, es una celebración de esos originarios cuya relación con las llamas ayudaron a forjarnos como especie unos, y como sociedades caribeñas otros.

Claro, todo eso no le quita al hecho de que el pararse frente a las brasas, igualmente, no es otra cosa que el “foreplay” que nos prepara para sentarnos en comunidad y compartir alimentos, bebidas, historias y sobre todo, existencia.

¡Buen provecho!

#Iphonegraphy: glass


Yo las llamo: “desayuno” gracias a mi vecina…


Llámelas como usted quiera, pero yo las llamo desayuno gracias a doña Julia la vecina

Si de salsas se habla, El Paraíso es donde es…


Tras sesenta y una vueltas en torno al sol, ya estoy en paz con la mayorías de mis gustos y costumbres.

Uno de estos gustos es que no me gustan las salsas con la carne de res. La carne debe saber solo a carne, sal, pimienta, y brasa, nada más. Los gringos le llama “texan style”.

Sin embargo, cuando esta semana probé el chimichurri “criollo” que Luis prepara para acompañar el churrasco que se sirve en El Paraíso Fonda Criolla y Bar, no me quedó más remedio que cambiar mi opinión.

Que cosa tan sabrosa. Aceite de oliva, culantrillo no perejil, y algunos secretos con que el amigo Luis balancea el ajo para dar vida al “chimichurri criollo” de El Paraíso.

La verdad es que si algo se puede decir de El Paraíso, Fonda Criolla y Bar es que sus salsas, lo mismo la chimichurri para las carnes, como la criolla y la de ajillo para los camarones, son verdaderos ejemplos de balance y complejidad al mismo tiempo.

Así que si tiene la oportunidad, en El Paraíso, pídalo con salsa que no se va a arrepentir.

¡Buen Provecho!!!!

Sabrosamente casero… RED Luna en Ponce


Tan pronto probé el arroz guisa’o, lo tuve claro, esta es comida de la abuela.

Para los amantes de la comida casera, los platos hechos en la casa siempre tienen un sabor, terminación especial que es muy difícil de describir.

Es algo así como el término “umami” con que los japoneses describen la comida que es más que sabrosa, pero que no se puede realmente ubicar en los sabores tradicionales: salado, dulce, agrio y amargo.

No es que esa comida cacera sea mejor o peor que los platos productos de las rigurosas cocinas comerciales. Solo es que son diferentes.

Volviendo a ese primer bocado.

El mismo fue el inicio de un desfile de sabores que no podía ser más sabroso y casero.

Gazpacho boricua, es decir serenata de bacalao y aguacate pa’ los del norte, arroz guisado con tocineta o beicón pa’ los millennials, y tostones del flamante negocio RED Luna.

Ermita gastronómica que recién abrió sus puertas en la acera norte de la calle Victoria casi llegando a la esquina Mendez Vigo en la ciudad señorial.

El gazpacho, sabroso y balanceado, con suficiente aguacate para dominar el presenta’o sabor del bacalao y crear una pastita que, con el arroz guisa’o que demanda respeto, iba de maravilla.

Demás está decirle que tan pronto probé el gazpacho, el cuerpo pidió Medalla. La que me trajeron al punto de congelarse, pero que no llegaba.

Nada que si está por ahi por el pueblo buscando dónde darle a los “monchis”, RED Luna puede ser su alternativa.

Abren a las 11:00am y la cocina se supone que cierra a las 7:00pm. Pero como toda buena fonda, mientras lleguen los patrocinadores, la estufa se queda prendía.

Buen provecho…

#Iphonegraphy: Breakfast visual sonata


Barbacoa sabatina…


La visita de un familial es siempre la mejor excusa para prender el “barbi”.

En esta ocasión, papa asada aderezado con aceite saborizado con chiles, romero y un toque de mantequilla y la mazorcas con sal en granos y aceite de oliva sirven de complemento perfecto a un ribeye a termino medio y unas costillas ahumada sobre madera de “pecan”.

Para acompañarlos, un Pinot Nour sugerido por el Maestro David Talavera: Ghost In The Night.

Después de esto, solo se necesita un espacio donde tirarse una siesta….

¡buen provecho!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: