Esta semana la rutina dominguera me llevó a La Casita Italiana de Ponce.

Lejos de la saludable dieta mediterránea, para mi sorpresa el menú de esta semana es boricua. Por dónde quiera aparece el pernil, los gandules, pasteles y otras delicias tradicionales del Caribe.

De entrada, crema de gandules y jamón. Una maravillosa deconstrucción del tradicional arroz puertorriqueño, pero con menos carbohidratos…

img_1810

 

De inmediato la cosa se puso sería, por lo que solicite el apoyo del ingenioso hidalgo e hijo de esta ciudad, el Don Q añejo de la casa Serrallés.

img_1812

Junto al caballero de la triste figura, maravillosa crema preparó el camino para la pizza chorizos, zetas frescas y longaniza de pollo terminado con reducción de balsámico. “Alábalo” y trae otro Añejo.

img_1815

Cuando ya la suerte estaba decidida y el cuerpo pedía siesta, “PJ”, el mesero llegó con el “coup de grâce”: un “cream brulée” de arroz con dulce. La delicada crema tradicional saborizada con las tradicionales especias que hacen del tradicional postre boricua, simplemente genial.

 

De esta manera termino el fin de semana que abrió la semana navideña para mi.

Gracias Luis, una a cero en tu favor.

¡Buen provecho…!