Aún desde mi usual depresión, tengo que reconocer lo afortunado que soy con las amistades. 

Una de las más importante es Mrs. Sharon, la maestra de historia de Peñuelas.

Valiente y solidaria mujer feminista y ambientalista que no tan solo me permite compartir como familia con sus hijas y su nieta, además me incluye entre los beneficiados en la repartición de su maravilloso pan de guineo.

Firme pero delicado y esponjoso, el pan de guineo de Mrs. Sharon tiene un dulce sabor a guineo en balance con las especies que lo complementa pero no lo opaca.

Así la cosa, aprovecho para agradecer a Mrs. Sharon que comparta conmigo el pan de guineo, pero sobre todo que me permita ser parte de su familia…

Anuncios