Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador social, iconoclasta aspirante a ácrata, apóstata, comantenedor del programa @tempranopr de http://www.pab550.com, y barbicuero de patio

Etiqueta

Peñuelas

Gobernador será responsable por cualquier tragedia en Peñuelas


Advierten al Gobernador que será responsable de cualquier tragedia que ocurra por represión policial en Peñuelas.

Para escuchar el reportaje

Peñuelas USA: Ventana a un futuro fascistoide


Por Gary Gutiérrez / Fotos tomadas de Voces de Sur

“Sí. Definitivamente”

Así contestó el oficial policiaco Carlos Miranda Soto cuando la periodista Michelle Estrada Torres le preguntó si el Estado tiene la autoridad para decidir dónde protestan los ciudadanos.

Además de la ignorancia que la respuesta denota, las expresiones del policía que nunca se leyó a Fusté apuntan a una mentalidad fascistoide, terminó que en ingles se define como crypto-fascist.

Estos términos definen a personas cuyo pensamiento encarna las doctrinas del totalitarismo fascista sin necesariamente ser fascistas o entender los que es el fascismo.

Según definición.de, “[e]l fascismo se basa en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo. La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único. El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda (incluyendo la manipulación del sistema educativo).”

Aun cuando regularmente se vincula al fascismo a una economía dirigida por un estado que controla o nacionaliza los medios de producción, algunos pensadores como Gaetano Salvemini apuntan a que en el fascismo los contribuyentes terminan pagando por los errores de la empresa privada. Entiéndase, la socialización de los costos y la privatización de la ganancia.

Si se toma lo anterior como premisa válida, podemos ver como lo que está ocurriendo en Peñuelas se revela como una especie de ventana al futuro que aspira la clase política del país.

No es solo un futuro dónde, con la bendición de la clase política que se divide en dos partidos con más o menos la misma visión de mundo, el aparato económico se consolide desde el Estado para el beneficio en unas pocas manos. Fueron estos los que a nombre del pueblo tomaron prestados el dinero que se distribuyó entre el capital privado y que ahora pretenden que todos y todas paguemos.

Ese futuro incluye que la violencia del Estado, encarnado en la Policía, se levante como regente único del espacio público y el quehacer social. Sirviendo así de muro de protección para la empresa privada y el servil estamento político.

Claro uno pudiera decir, ese no es el futuro, es el presente.

Sin embargo, los héroes y heroínas de Peñuelas demuestran que ese futuro todavía no se consolida.

Peñuelas, como la Universidad, demuestra que todavía hay sectores que no están dispuesto a entregarse y seguir ciegamente las órdenes que, socolor de la autoridad del Estado, quieren imponer por la violencia fascistoides como Miranda Soto.

Es de esa forma que Peñuelas desenmascara la burocrática clase política del país, dejando claro que, si van a ser facistoide, tendrán que hacerlo abiertamente y enfrentar el juicio de la historia.

Salud y resistencia

Peñuelas: el sistema funcionando perfectamente


Por Gary Gutiérrez / Foto tomada del Periódico La Perla del Sur

La imagen es familiar.

Vecinos de las comunidades de Peñuelas, entre los que se cuentan muchos ancianos y mujeres, siendo empujadas, atropellados, reprimidos y arrestados por militarizados agentes policiacos que se supone cobran para proteger la ciudadanía.

El delito parece ser utilizar el espacio público para exigir reparación de los agravios que entienden el estado comete contra ellos. Es decir, ejercer el derecho que les es garantizado en la primera enmienda de la Constitución del país del cual son ciudadanos.

Paralelamente al ejercicio de este derecho, los y las ciudadanas que ocupan el espacio público de su comunidad están exigiendo el derecho a autogobernarse, como se supone que pase en una democracia. Después de todo, la institución básica que se supone represente a esta comunidad, el Municipio de Peñuelas, prohíbe por ley que en esa jurisdicción se deposite cenizas producto de la quema industrial de carbón.

¿Cuáles son los agravios?

Hace más de dos décadas, tras negociaciones secretas los -supuestos- representantes electos del pueblo de Puerto Rico, firmaron un acuerdo que obligaba a la compra de la energía que se produciría en una planta de generaría energía quemando carbón. Tecnología que desde aquel entonces está siendo descartada por sucia en la mayoría de los países avanzados del mundo, incluyendo Estados Unidos.

En ese acuerdo inicial, la compañía productora quemadora del carbón se comprometía a sacar de la Isla el residuo de su operación. Es decir, las cenizas resultantes de la quema.

Cenizas que según a quién usted le pregunte pueden o no ser dañinas a la salud y pueden o no ser material para uso en construcción o relleno. Pero esa es otra discusión, pues, después de todo si algo tiene la industria carbonera internacional, es dinero para comprar “la ciencia” que necesiten.

Como la lucha en Peñuelas, este escrito no es una discusión científica. Es una discusión política en torno a si las comunidades tienen o no derecho al autogobierno.

Basado en el mencionado acuerdo firmado “en confidencialidad” y que obligaba a la quemadora de carbón a llevarse las cenizas, se construyó y eventualmente comenzó a operar la planta de generar electricidad quemando carbón.

Tras varios años operando y sacando de la isla las cenizas resultantes, la quemadora enfrentó problemas en la disposición fuera de Puerto Rico de los residuos de su operación. Otros países cancelaron, por las razones que fueran, los acuerdos para recibir estos despojos. Por esta razón que se alegó entonces que estaba en peligro la operación de la férvida industria en Puerto Rico.

Ante la situación, nuevamente en secreto, el gobierno de turno asume como suyo el problema del manejo de estos residuos y enmienda el contrato permitiendo el depósito en la Isla de los residuos industriales.

Ante este nuevo escenario, y ejerciendo su derecho al auto gobierno, decenas de municipios aprobaron leyes que prohíbe el manejo, transporte, uso o disposición en sus jurisdicciones de los residuos de la quema de carbón. Esto sin importar si los mismos son beneficiosos o peligrosos.

La controversia en torno a estas medidas llegó ante la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, tribunal que tiene injerencias en Puerto Rico por virtud de la relación colonial entre ese país y Puerto Rico. Contrario a lo que parece ser la tradición estadounidense, donde se le reconoce a las autoridades locales la capacidad de aumentar las protecciones mínimas impuestas por los estados o el gobernó federal, la Corte invalidó las ordenanzas. Es una decisión que para los legos como yo no se entiende, pues partiendo de la lógica usada por el tribunal, los condados y municipios no tienen autoridad para reglamentar o prohibir, como lo hacen, la pornografía, el consumo de alcohol o las horas de comercio, por ejemplo.

Claro, esta decisión en contra de los municipios no es de extrañar si se parte de la premisa de que la principal tarea de la Corte Federal en Estados Unidos es la viabilidad del libre comercio interestatal.

Decisión o no de la corte, los vecinos de Peñuelas no se amedrentaron y continuaron en pie de lucha, protegiendo su derecho a decidir sobre su comunidad.

Ante esta situación y por el apoyo que los y las peñolanas recibieron de otros sectores del país, en aparente intento de lavar su imagen frente a los y las peñolanas, los políticos electos de la región, incluyendo a los de acumulación radicaron proyectos de ley que se vendieron ante la opinión pública como para la protección de la comunidad pero, que terminaron validando las posturas y definiciones que sobre las cenizas tiene la quemadora de carbón.

Es así como estos políticos profesionales, representantes, senadores y el propio gobernador colonial, son los responsables de lo que pase o pueda pasar en Peñuelas. Los primeros por permitir que le aguaran el proyecto que terminó validando el cambio de contrato que firmara la anterior administración y que permite que los residuos se queden en la Isla. Ni siquiera le votaron en contra como protesta a los cambios.


Igualmente, responsable es el gobernador colonial por firmar la ley y tratar de venderlo como una solución salomónica.

En resumen, con esta medida la actual administración se hace cómplice de la anterior y demuestran al servicio de quien están,  socializando los costos del manejo del material residual de la quema del carbón mientras mantiene privatizadas las ganancias de esa operación.

Nada que nuevamente el sistema parece estar funcionado a la perfección, dejándonos en la situación que se describen en las coplas del viejo Atahualpa Yupanqui cuando dice:

“Las penas y las vaquitas se van por la misma senda;

Las penas y las vaquitas se van por la misma senda;

las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas;

las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas.”

 

 

Militar o tecnócrata, pero agente de paz «no».


Militar o tecnócrata, pero agente de paz no.

Por Gary Gutiérrez

Reaccionando al nombramiento de la coronela del ejército estadounidense Michelle Hernández Fraley a la dirección de la Policía de Puerto Rico, esbocé en un escrito titulado “¿Militar o agente de paz?”  la disyuntiva en que, según mi visión al momento,  se encontraba la nueva superintendente.

Bajo la dirección de Hernández Fraley la Uniformada pudiera seguir siendo un cuerpo de “ley y orden”. Es decir de “disciplinados regentes que [al servicio de los poderosos y del capital] se crean con la autoridad para decidir cómo el pueblo puede o no expresarse, o dónde se pueda o no ejercer el derecho “de reunión pacífica” para “solicitar una compensación por agravios gubernamentales.”

O por el contrario, pudiera ser un cuerpo donde, siendo parte del pueblo y representando sus intereses, “en vez de verse como agentes de “ley y orden”, [los uniformados] se definan como “agentes de paz social”, respetuosos del derecho a disentir y manteniendo la paz entre los sectores en conflictos.”

Dos semanas tras la publicación de mi escrito, y durante una conversación en el programa Fuego Cruzado, la militar de carrera y ahora superintendente dejó claro que apuesta a lo primero.

Ante la pregunta del panel radial, Hernández Fraley dejó claro que para ella los problemas de la uniformada no son de carácter estructural o sistémico, sino falta de una cultura de disciplina donde “las acciones tengan consecuencias”.

Es decir que para Hernández Fraley, como para los pasados superintendentes, los abusos policiacos, el híper machismo, el racismo, la xenofobia y homofobia no son las características que definen la cultura del cuerpo. Son solo ejemplos aislados producto de “manzanas podridas” a ser identificadas y neutralizadas.

Así, la nueva titular de la uniformada, parece dejar claro cuál será su política pública durante los próximos cuatro años.

Periodo en el que, partiendo de la visión que la Metrópolis impone con su autoritaria Junta para el pago de la deuda, debe ser uno de confrontaciones y aumento tanto en la violencia política, protestas y manifestaciones de los sectores más vulnerables a quiénes se le impone el costo de la crisis, como en la violencia social derivada de las presiones económicas resultantes del proceso.

Así las cosas, la pregunta tiene que ser: ¿disciplina para qué, o disciplina ante quién?

Como si sus expresiones no fueran suficientemente elocuente, el Periódico La Perla del Sur reportó el 28 de diciembre 2016 que la novel administradora de la Policía visitó a Peñuelas para reunirse con las corporaciones que insisten en violar la ley municipal depositando cenizas en esa jurisdicción.

c0xvx9huoaexrjg-jpg-large
Foto tomada del Periódico La Perla del Sur

Al salir de la reunión, y dejando claro al servicio de quién estará la uniformada que ella va a dirigir, negó reunirse con la comunidad mientras el vehículo en el que viajaba prácticamente arroyó los manifestantes que le rogaban unos minutos para explicar su postura en la controversia.

Por sus acciones les conocerás se dice que dijo aquel rabino que gran parte de la humanidad llama Dios, y para muestra con un botón basta.

Mirando desde afuera uno puede equivocarse, pero si tiene cuatro patas, rabo y ladra, uno debe preguntarse si es perro…

Tras su acciones, y sin ni siquiera haber tomado posesión del cargo, parece que Michelle Hernández Fraley es solo una tecnócrata que viene a dejar claro al servicio de quién estará la Policía bajo su dirección…

Ya el tiempo dirá… espero equivocarme.

 

 

Grx por el pan Mrs. Sharon…


Aún desde mi usual depresión, tengo que reconocer lo afortunado que soy con las amistades. 

Una de las más importante es Mrs. Sharon, la maestra de historia de Peñuelas.

Valiente y solidaria mujer feminista y ambientalista que no tan solo me permite compartir como familia con sus hijas y su nieta, además me incluye entre los beneficiados en la repartición de su maravilloso pan de guineo.

Firme pero delicado y esponjoso, el pan de guineo de Mrs. Sharon tiene un dulce sabor a guineo en balance con las especies que lo complementa pero no lo opaca.

Así la cosa, aprovecho para agradecer a Mrs. Sharon que comparta conmigo el pan de guineo, pero sobre todo que me permita ser parte de su familia…

Abre en Ponce: Caras de Arroyo Barril


Con el apoyo del Centro de Periodismo Investigativo y el Periódico La Perla, la Librería El Candil de Ponce fue la sede de la exposición Cara de Arroyo Barril.

Una colección de retratos informales de algunos habitantes del poblado Arroyo Barril, región en la República Dominicana que fuera impactada por el deposito ilegal de cenizas tóxicas producida en Puerto rico por la supranacional cogeneradora de energía AES.
Aquí el audio de la apertura de la muestra.

Aquí el audio de la apertura de la muestra:

Apertura de exposición Caras de Arroyo Barril

img_0305

 

===============

Para ver las imágenes pueden acceder a:

«Caras de Arroyo Barril»

expo

 

Sobre la Muestra en La Perla dle Sur:

Invita a conocer las Caras de Arroyo Barril

CfXZzcBUkAARMlv.jpg large

==================

Para leer más sobre el ilegal depósito de cenizas en Arroyo Barril, República Dominicana:

Algo pasó en Arroyo Barril

Por Omar Alfonso para el Centro de Periodismo Investigativo

Rockash_133_RepDominicana-1170x659

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: