Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

“Barbiquero” de patio en formación, iconoclasta aspirante a ácrata, apóstata, y comantenedor del programa Temprano en la Tarde de http://www.pab550.com

Etiqueta

guayaba

Enrrolla’o en tocineta (beicón pa’ los hipsters) y embarra’o en salsa de guayaba, ¡LOMILLO DE CERDO AL BARBY! (cameo)


Pollo BBQ con miel y guayaba…


Sobre malanga hervida, “pull pork” con guayaba y miel… pide cervezas


Pernil “jala’o” pa’ la maestra Carmen Inés (crónica visual)


Sobre brasas de manzano: “blue cheese” búrguer terminado con guayaba en ciabatta con romero. Intenso, complejo y balanceado, perfecto pa’ bajar cervezas. En saludo a “LAS TIAS”.


En el principio hubo el fuego…

Quemar la madera de manzano hasta crear carbón. En este caso una media hora.
Cuando el carbón este listo, grillar la carne volteándola a menudo para cocinar parejo. Cuando se alcance un término menor al deseado, terminar con el queso azul en un barbi tapado.
Para montar el emparedado: en un ciabatta tostado también al barbi, mayonesa, lechuga, salsa de guayaba para barbacoa y la carne con el queso derretido.
Complejo, intenso y sobre todo sabroso, perfecto para acompañar con cervezas

¡BUEN PROVECHO!

Empanadas horneadas para terminar con lo que sobró del California Steak asado… (crónica visual)


Carne asada, queso cheddar y salsa de bbq con Guayaba…

Cuando ahumas demasiada carne: ¡EMPANADILLAS!. Esta vez con queso fresco y salsa de guayaba. Genial para acompañar con cerveza…


El pasado fin de semana ahumamos una posta de 5lb de lo que llaman California Steak. Durante la semana, con la carne producto de este proceso preparamos tacos y varios tipos de sándwiches o bocatas. Para terminar la carne que quedaba decidimos hacer empanadillas.

En plantillas comerciales, comenzamos con salsa de barbacoa (guayaba) y carne picada en pequeños trozos con sus jugos. Luego la terminamos con queso blanco del país.
Finalmente cerramos los cartuchos y los dejamos descansar en la nevera.
Para cocinar las almohadillas, las pusimos en el horno a 350°f hasta cocerlas y dorarlas. Igual se pueden freír.
Una vez cocidas las servimos con salsa de barbacoa sobre y al lado.

¡BUEN PROVECHO!

Chuletitas de cerdo al “barbi”con salsa de guayaba (crónica visual


marinada de jugo de manzana y especias, 18 hora
Secada y sazonada con sal y pimienta
directo sobre las brasas
voltear cada dos min para sellar
a fuego indirecto bañada en salsa de guayaba
volteadas cada 5 minutos
cuando alcanzó 155°f fuera del asador por 5 minutos
Servida con salsa extra al lado, ¡BUENO PROVECHO!

#Iphonegraphy: Kielbasa al BBQ en salsa de guayaba…


«Pull beef»: ropa vieja a la americana…


«Esto es ropa vieja americana»; esa fue la genial respuesta de mi vecino Julio a quien orgullosamente le compartí el «pull beef» que preparé para almuerzo del Día de los Reyes.

IMG_2093

Todo comenzó la víspera de la Epifanía cristiana como a eso de la una de la tarde cuando encendí una de las puntas de la hilera de carbones, y  «adobé» generosamente una pieza de masa para hornear con adobo criollo comercial.

Una vez varios carbones estaban encendidos, le coloqué unos pedazos de maderas de árbol de manzana para sabor y coloqué un cubilete con agua debajo, no solo para proporcionar humedad a la carne, también para recoger los jugos que de la misma se desprendan. Así también coloqué la masa de carne al lado opuesto de los carbones.

IMG_2075

Luego tapé mi barbacoa y dejé las ventanillas completamente abierta por cuatro horas durante las cuales añadí un puñado de carbón cada 45 minutos. Por experiencia ya sé que, con el carbón que utilizo y en mi viejo Weber tendré una temperatura constante entre 250 y 300 grados Fahrenheit. Usted debe experimentar con su barbacoa y el tipo de carbón que usted usa para generar su propia fórmula.

Cuatro horas más tardes, la temperatura al interior de la masa alcanzó los 150 grados Fahrenheit, cubrí la pieza con aluminio para asegurarme que el calor llegara a centro de lapieza. A esto se le conoce como el «truco texano».

IMG_2077

Tras otras dos horas,  el termómetro interno marcó sobre 190. En este punto ya los músculos y los cartílagos de la carne se rompen y hacen la pieza más tierna e ideal para hilacharla.  en este punto la saqué del «barbi» y la deje descansar por otra hora.

Luego la hilaché y le incorporé sal y pimienta a gusto. Además le añadí salsa de barbacoa generosamente, en este caso de guayaba, y listo.

En mi caso la guardé en la nevera para el almuerzo del próximo día… !BUEN PROVECHO!

IMG_2113

Carbón, pollo, adobo y guayaba… pa’ que tu lo sepas


Tras multiples experimentos con sabores relacionados a la cultura estadounidense, decidí que era el momento de regresar a un barbacoa más boricua.

Así el primer paso fue sazonar  los cuartos de pollo -muslo y cadera- con adobo criollo. Es decir un «dry rub» que los boricuas usamos para todo.

En este caso, un poco de aceite de oliva para que ayude al condimento a pegarse a las carnes y «Adobochón», un adobo que incluye las especias y hierbas básicas con que los puertorriqueños complementamos las carnes de cerdo o puerco.

En lo que el pollo se macera con el «adobochón», se prepara el barbi para cocinarlo a fuego indirecto, con unos pedazo de leña de madera de manzana para dar sabor con humor aromático.

Cuando el «barbi» está al punto, sobre 350°, pones el pollo al otro lados de las brasas por unos 20 minutos tapado con las ventanillas totalmente abiertas.

En este momentos le damos un baño de salsa para barbacoa, con guayaba, sabor que no puede ser más boricua.

Lo tapamos, y tras 10 minutos volvemos a bañar el pollo con el glaseado de guayaba.

Diez minutos más tarde, listo para servir, ¡buen provecho!

Not fry but BBQ hot winds…


Buscando alternativas para «prender» el «barbi» encontré unas alitas de pollo en rebaja.

Mientras cotejaba la fecha de expiración y esas cosas recordé una receta que vi en youTube y que hace un tiempo modifiqué para preparar unas caderas.

Por supuesto, como siempre la receta “Crispy Grilled Wings on Weber” de “How To BBQ Right” fue una guía y no un mapa.

Así que comencé con un chorrito de aceite de oliva saborizado con «ají verde» para que ayudara al adobo en polvo a pegarse a las alas que había trozado por las coyunturas.

Para reforzar el adobo le añadí paprika ahumada y azúcar negra.

Tras una hora descansando en la nevera las pasé por una mezcla de harina de trigo y maicena para empanarlas.

De ahí pa’l «barbi» a fuego indirecto con todas las ventanillas abiertas por 35 minutos, volteando las alas más o menos a la mitad del tiempo.

Mientras las alas se transforman bajo el domo del Weber, en la cocina preparo el aderezo con partes iguales de mantequillas y salsa picante. En este caso la de guayaba de Artesanías Gourmet.

Una vez en su punto las alas, se le incorpora el aderezo de mantequilla y salsa picante. Entonces con mucha delicadeza se van moviendo las piezas de pollo hasta que todas se cubren con la salsa.

Finalmente se sirve con una ensalada de cole, cole slaw para balancear el pollo.

Por supuesto me empujé como nueve con una fría y luego pa’ la siesta de sábado en la tarde.

¡Buen provecho!!!!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: