Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador, documentador, fotógrafo callejero, bloguero y comunicador social. También comidista del bajo mundo culinario, abusador de cafeína e iconoclasta aspirante a ácrata y apóstata, comantenedor del programa Temprano En La Tarde todos los días a las 4:00pm por PAB550.COM

Etiqueta

El Candíl

#Inphonegraphy: Ana Belén en @ElCandil_ponce


Anuncios

Seductora obra de MarsMicola en El Candil de Ponce


Por Gary Gutiérrez
Original, atrevida y seductoramente personal, fueron las palabras usadas por  el maestro artista callejero Manwe Uno para describir la muestra con la que MarsMicola engalana las paredes de la librería El Candil ubicada en el casco histórico de la ciudad de Ponce.
Las acuarelas digitales obras de liviana y delicada estética producidas por MarsMicola encarnan un universo que, partiendo de mis gustos e historial, no se supone que me atraigan. Es más ni que me agraden.

Los personajes y que habitan estos trabajos y que parecen sacados de las animaciones asiáticas, de esas que llaman ánime o mangas, no pudieran ser más distante y diferente de los sujetos que viven en el cínico mundo policiaco y criminal en el que me desarrollé como comunicador. 

Más aun, en realidad esos delicados seres productos del genio de MarsMircola pudieran ser la antítesis de los que coexisten, lo mismo en mis reportajes gráficos, como en las imágenes que dan forma a mi blog.

Sin embargo, y a pesar de lo antes estipulado, las imágenes de MarsMircola me detienen, me cautivan, me halan y me invitan a entrar en una realidad alterna o en otro universo.  

La verdad que me provocan preguntas.

¿Quiénes son esos seres, qué me quieren decir, por qué MarsMicola les dio vida? ¿Bueno si es que Marta fue quién les dio vida? 

Pues igual, mirando los cuadros que compones esta muestra, de esos seres también pude surgir la interrogante de que fueron ellos quienes crearon a MarsMicola. 

Bueno, si no dejamos llevar, hasta se pudiera pensar que todos esos seres no son otra cosa que la propia MarsMicola reencarnada, en diferentes personalidades o caracteres. Así como una especie de Krisna posmoderna y digital.

Admito que no tengo respuestas a estas preguntas. Pero en verdad no creo que sean necesarias, pues el trabajo de MarsMicola no parece que existe para ser explicado. 

Es más, me atrevo a pensar que estos trabajos son espacios creados por MarsMicola para permitirnos coexistir, sentir, experimentar y hasta jugar con sus reencarnaciones y personales mundos que ellas habitan.

La cosa se pone más interesante cuando nos damos cuentas de que en realidad, MarsMicola, otra vez como Krisna no existe en carne y hueso. Es solo el alter ego digital y eternamente adolescente de Marta Micol Torraca Vega. 

Una ponceña que tras terminar Magna Cum Laude sus estudios de arte en el Colegio de Mayagüez, sí del Colegio no el RUM, se fue al frío Colorado a estudiar medios artístico y animación digital.

Terminada esta empresa, empaquetó sus bártulos digitales compuestos de unos y ceros, para irse al Aula Creativa en Madrid donde se entrenó en el desarrollo de páginas web.

Tras su experimento de trotamundos, y cargando un disco duro lleno de nuevas técnicas, conocimientos y sobre todo noveles visiones y perspectivas, Marta Micol regresa a su Ponce donde fundar un estudio de diseño gráfico y multimedios que, como tributo a su alter ego, bautizó Mars Micola Desing.

Mediante este espacio comercial, Marta Micol pone a disposición de Ponce, sus empresas y comercios su talento y sus capacidades. 

Talento que al igual que el de su alter ego, MarsMicola, es uno original, honesto, y atrevidamente personal. 

Para leee la reseña de la espocisión en El Nuevo Día

“PRAXIS” en @ElCandil_Ponce


Amo esta isla, soy del Caribe, jamás podría pisar tierra firme, porque me inhibe.
Pablo Milanés

 

Caribeña y refrescante visión estudiantil

Por Gary Gutiérrez

Mirar los trabajos y exponerme a la visión de fotógrafos y fotógrafas jóvenes es una de las actividades que más disfruto.

Por eso, la invitación que me hizo el amigo y colega Ludwig Medina para que reaccionara a los trabajos de sus estudiantes, en realidad fue como una invitación a un remanso o refugio en medio del torbellino social, político y económico que vive el País.

Mayor placer fue ver como los trabajos de los, y las estudiantes, de Medina proyectan un cuidado artesanal por los elementos necesarios para hacer buenas fotografías y sobre todo para comunicar sentimientos mediante el lenguaje visual.

Paisajes marinos debidamente organizados, cálidos colores de flores contrastando con verde fondos, siluetas que destacan el azul del cielo caribeño, complementan trabajos semi abstractos donde la “realidad” de objetos cotidianos y de la naturalezase redefine desde la repetición de patrones, líneas y colores. Para terminar, el retrato de un hermano boricua cuyas expresión e iconografía constituye un maravilloso retrato etnográfico.

Ahora si bien es correcto que la muestra estudiantil parece ser un tributo al aspecto artesanal del oficio de fotografiar, no es menos cierto que, como muestra colectiva, no deja de ser una viñeta que retrata y documenta que somos el Caribe.

A pesar de los cientos de años del proceso colonial, del bombardeo de cultura “pop” producto de las nuevas tecnología y del hecho de que más de la mitad de nuestra población vive el exilio económico en frías y grises latitudes, la visón de nuestros jóvenes sigue siendo caribeña.

Estos trabajos documentan como nuestros ojos tropicales, productos del sincretismo entre el yugo colonial de las principales potencias, europeas antes y ahora americanas, con las naciones originarias y con las visiones traída por la obligada diáspora africana, siguen atraídos por los colores brillantes y fuertes, por el mar, y sobre todo por esa luz que solo se da en este mar.

Una cara que pudiera ser la de cualquiera de nuestros familiares, velas que evocan la intima espiritualidad de nuestras abuelas y verdes reptiles que parecen brincar desde el azulado fondo se presentan como una paleta visual de iconos fácilmente reconocible para cualquier boricua.

Igualmente, si bien los atardeceres congelados por la tecnología de los alumnos de Medina pueden ser playas donde se mezclan el holandés, el francés, el ingles y el español, de solo mirarlas, los que somos de aquí, sabemos que es el Caribe.

En resumen que si usted es boricua, al ver el vibrante colorido de los trabajos usted sabe que la “luz” captada en los trabajos presentados por los estudiantes de Medina, es “la patria”. En ningún otro sitio que no sea el Caribe usted podrá ver esa iluminación.

Los que me conocen saben que el optimismo no es un don con el que fui bendecido, sin embargo esta muestra me demuestra que todavía queda en el País queda talento.

Igualmente el montaje demuestra que también queda gente para ayudar a desarrollar ese talento…

¡Bravo colegas, bienvenidos al oficio!

Exitosa, Caras de Arroyo Barril


Publicado en la Perla del Sur bajo el título: Abre exposición “Caras de Arroyo Barril”

 

Las fotos que componen el portafolio “Caras de Arroyo Barril” documentan en forma gráfica la serie Bomba de tiempo, las cenizas de carbón, una trilogía de reportajes realizados por el periodista Omar Alfonso Torres bajo el auspicio del Centro de Periodismo Investigativo (CPI) y el semanario La Perla del Sur.

“Tras la comprensión del trabajo que estábamos realizando entendí que había que humanizar el asunto. Colateral con el trabajo periodístico de Omar Alfonso, me doy cuenta que el ‘issue’ tiene caras, que es un asunto de humanidad. Estas fotos presentan a la gente de Arroyo Barril en su propio ambiente”, resumió Gutiérrez Renta en su presentación.

A juicio del fotoperiodista ponceño, los rostros plasmados en la colección pueden ser de cualquier parte de Peñuelas, Guayanilla, Guayama, Salinas o Santa Isabel, rostros que han sido víctimas de poder autoritario que toma decisiones sin considerar a los grupos desventajados.

“Aquí es donde la historia nos cuenta que la lucha de los grupos pequeños que acumulan el poder económico y político, va contra el que tiene menos”, destacó en su ponencia el economista Luis Rey Quiñones Soto.

“En esa dirección quiero enumerar tres aspectos que debemos resaltar cuando se realizan trabajos investigativos como este y que hacen justicia a los pueblos. Uno, la necesidad de redes de apoyo en favor de un trabajo más efectivo y colaborativo. Dos, el compromiso social durante el proceso de la investigación; y tres, excelente organización de documentos y datos”, salpicó durante la velada Carla Minet, directora ejecutiva del CPI.

La exposición proyecta el saldo humano de una discriminatoria acción que, para beneficio económico de pocos, laceró la salud y calidad de vida a más de 10 mil habitantes de Arroyo Barril y la provincia de Samaná, una comunidad de obreros que viven del turismo, la pesca y la agricultura, en el noreste del país dominicano.

“Este retrato de la gente está enmarcado en dos objetivos esenciales. Uno, humanizar el tema presentado por la serie, y dos, provocar el interés en el tema desde esa humanidad”, explicó por su parte el artista del lente.

“Esto es una convocatoria para que grupos de discusión social, económico, ambiental y político, en armonía con los medios de comunicación, creen redes de diálogo en favor de su propia gente”, insistió.

La presentación de Caras de Arroyo Barril aglutinó en El Candil a un público ligado a luchas ambientales, seguidores del buen arte, profesionales de diversas ramas, estudiantes y académicos, entre otros, que coincidieron con la propuesta de su autor, “el Caribe negro y pobre está marcado por la desigualdad”.

“Donde la minoría que llega al poder -con el voto de una mayoría- toma decisiones sin importarle lo que quieren los que le llevaron al poder”, agregó Quiñones Soto en clara referencia a la democracia capitalista subdividida entre el sentido común y el poder económico que ofrecen los partidos políticos.

Gutiérrez Renta sentenció que las luchas tienen que trascender sin obviar lo inmediato.  Arroyo Barril dramatiza el poder y la exclusión.

“Esta comunidad es víctima de sus propios líderes”, finiquitó.

La serie Bomba de tiempo, las cenizas de carbón ha sido difundida por más de 20 medios de comunicación de Puerto Rico y el exterior. Entre ellos, WKAQ 580 AM, Noticias SIN, Acento y Diario Libre de República Dominicana, El Nuevo Herald en Miami; Metro, NotiCel, El Vocero, La Perla del Sur, Cybernews, Caribbean Business, Claridad, Mi Puerto Rico Verde, Latino Rebels, WPAB 550 AM, 80grados.net, Sin Comillas, Radio Vieques 90.1 FM, Diálogo, Puerto Rico Te Quiero, Radio Casa Pueblo 1020 AM, Bonita Radio y Radio Universidad.

Tanto Alfonso Torres como Gutiérrez Renta viajaron a Arroyo Barril, lugar donde fueron transportadas en barco y descargadas en el muelle sobre 27 mil toneladas de cenizas de la planta de carbón AES, ubicada en Guayama, con la intención de conocer qué sucedió con los vecinos de esa comunidad y qué se puede esperar en Puerto Rico ante esta situación, además de otras interrogantes que siguen dando forma a la investigación.

La multinacional AES ha dispuesto de al menos dos millones de toneladas de cenizas de carbón en Puerto Rico desde el año 2004, sin cumplir con las garantías que ofreció al gobierno durante el proceso de solicitud de permisos.

Estudios comisionados por la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) concluyeron en el año 2012 que el material descartado por AES durante su producción eléctrica con carbón excede miles de veces los límites permitidos de arsénico, boro, cloruro y cromio.

Comunidades y grupos ecologistas lo han denunciado, pero ninguna investigación periodística había profundizado en sus reclamos hasta este momento.

La muestra permanecerá en la librería El Candil de Ponce hasta el miércoles, 4 de mayo.

13 de abril de 2016

MÁS SOBRE LA EXPOSICIÓN

CARAS DE ARROYO BARRIL
CARAS DE ARROYO BARRIL

Citado por Voces del Sur: Los muertos se visten de blanco: relato “realista y entretenido” del narcotráfico


Voces del Sur

 

Los muertos se visten de blanco: relato “realista y entretenido” del narcotráfico

 

Voces del Sur

 

La presentación en Ponce de la más reciente novela del abogado y escritor Hiram Lozada Pérez, Los muertos se visten de blanco, fue poco convencional, pues contó con tres comentarios desde las perspectivas criminológica, literaria y espiritista, y al final se convirtió en un conversatorio entre entusiastas que hicieron cerrar más tarde de lo usual la Librería El Candil, el pasado jueves por la noche.

Los profesores universitarios Gary Gutiérrez Renta, Beatriz Navia Antezana y Vivien Mattei Colón analizaron el texto desde tres campos de su dominio, mas coincidieron en que la obra es entretenida, de fácil y rápida lectura, y extremadamente visual.

La presentación fue auspiciada por el Ateneo de Ponce.

Gutiérrez Renta, criminólogo y ex fotoperiodista, comentó que la narración es un “realista retrato del mundo policiaco y, por ende gansteril, que coexiste en muchas de las comunidades de este Puerto Rico secuestrado por el narcotráfico”.

“La novela Los muertos se visten de blanco, que se me antoja calificar de criminología etnográfica o cultural, va dibujando en grises no solo el mundo de ‘lo criminal’, sino que paulatinamente va produciendo un retrato de la sociedad en que vivimos. Una sociedad donde el crimen y el narcotráfico es un buen negocio tanto para quienes lo trabajan, como para los que lo combaten”, evaluó el autor del libro Exclusión y violencia.

Al referirse –sin adentrarse- al aspecto espiritual de la tercera novela del autor, Gutiérrez Renta señaló que el protagonista “está enmarcado en una espiritualidad silvestre que sirve como retrato etnográfico a nuestra religiosidad popular donde las conversaciones con los que ya no están, las premoniciones y los amuletos son tan cotidianos como las catedrales y las cruces cristianas”.

Quien comentó a profundidad sobre el tratamiento del tema espiritista en el libro fue la experimentada comunicadora Vivien Mattei Colón.

“En términos generales, la manera de presentar la relación entre las dos dimensiones, encarnados y desencarnados, es bastante afín a la doctrina espírita, a la cual hace referencia en varias ocasiones, refiriéndose al bisabuelo espiritista y sus libros de Kardec”, sostuvo la relacionista profesional.

En el complicado ejercicio de comentar sin revelar detalles del relato, Mattei Colón describió cómo se presentan las relaciones entre los muertos y sus familiares vivos, y los significados del color blanco en la trama.

“La lectura de Los muertos se visten de blanco nos deja una agradable sensación de que esta convivencia entre encarnados y desencarnados es algo natural, deseable, reconfortante, necesaria para comprender la dimensión de la experiencia humana y de las más fundamentales emociones y valores como el amor, la fidelidad y la honestidad”, manifestó.

Por su parte, la socióloga y escritora Beatriz Navia Antezana elogió la construcción del relato porque, a su juicio, provoca “que no puedas dejar de leerlo”, y lo calificó de “contundente como un cuento”.

“Ese don de capturar la atención lo convierte, no en un libro más de narcotráfico, sino en una novela muy interesante sobre esta temática que nos arropa a todos”, expresó la autora de la novela Las ciudades de Lucía y el conjunto de relatos (des)Amores.
En su turno de reacción, Lozada Pérez reveló que la novela es sumamente visual porque la concibió como un guion de película.

“Los muertos se visten de blanco fue casi fácil de hacer porque no surge de otros textos ni experiencias, como mis anteriores novelas, sino que surge de imágenes en mi cabeza. Solo tuve que transformar esas imágenes en palabras”, explicó.

Lozada Pérez es autor, además, de las novelas Los días de abril y María Madiba; del poemario Poesía Necesaria; y de los libros de cuentos La desaparición de Jane Montgomery y Cuentos de los últimos días.

Tarde en El Candil de Ponce -foto ensayo-

El obligado placer de leer a “Hortensia la Cautiva”


Fotos y letras por Gary Gutiérrez
Hortencia la cautiva es parte del libro artesanal (Des) Amores de Beatríz Navia
Hortensia la cautiva es parte del libro artesanal (Des) Amores de Beatríz Navia

Comienzo por admitir que la literatura es mi gran deficiencia como ser humano.

Esto desde la década del 1970 cuando los curas escolapios y el currículo de español se encargaron de espantar de mi joven corazón el amor por ese arte de acomodar palabras y contar historias.

Admitido lo anterior podrán imaginarse entonces el terror que se apoderó de mi cuando mi amiga Beatriz, con la sutileza, elegancia y encanto que le caracteriza, me entrampó entre los anaqueles de la Librería el Candil y me pidió que comentara su escrito “Hortensia, la cautiva”.

¡Horror!, y ahora cómo me safo de esta, pensé

Beatriz Navia, autora de Hortensia la cautiva
Beatriz Navia, autora de Hortensia la cautiva

No obstante tratándose de Beatriz, ser humano a quien no se le puede decir que no, tras disfrutar de la lectura impuesta me presento ante ustedes para compartir el placer que fue leer este trabajo de mi amiga escritora.

Si una de las acepciones de la palabra “erotismo” es “exaltación del amor físico en el arte”, no puedo menos que caracterizar mi experiencia con la madura prosa de Beatriz como una experiencia “erótica”.

Anoche, tras semanas de impersonal lectura obligada sobre criminalidad y coloniaje, y mientras el radio reproducía los sonidos del genio Mile Davis, tomé la rustica y hermosa publicación objeto de la impuesta obligación . De inmediato sus texturas, sus olores, así como sus cálidos y acogedores colores marrones me cautivaron como una hermosa amante recién conocida.

Para mi sorpresa, la publicación me apresó llevándome lentamente a sus entrañas. Allí la prosa de Beatriz, a mi juicio mucho más madura que la que experimente en Las Ciudades de Lucía, me llevó a decenas de experiencias vividas durante mi pasada encarnación como reportero gráfico de provincia.

El libro artesanal (Des) Amar se presentó exitosamente en el Recinto de Ponce de UIPR
El libro artesanal (Des) Amores se presentó exitosamente en el Recinto de Ponce de UIPR

Su verbo rescató desde la profundidad de mis recuerdos el ruido, los olores y el caos de la masa que se tiran a la calle para, movida desde el referente amarillista de la prensa posmoderna, reclamar su derecho a la simulación de democracia.

De igual forma, la hermosa publicación sacó de mi pasado fotoperiodístico imágenes de las caras que componen esas masas anónimas.

Caras de noveleros que aspirando a sus cinco minutos de fama, hace cualquier cosa por formar parte de historias que serán olvidadas. Caras de  líderes políticos que expresan la  preocupación que del caos surjan nuevos lideratos que los desplacen. Caras de oficiales del orden público abrumados por el miedo de saber que, siendo el jamón del sándwich en el drama humano, serán los culpables de lo que salga mal.

Libro Beatriz_008_
(Des) Amores es un ejemplo de libro artesanal montado uno a uno a mano.

Desde ese pasado periodístico, las letras de Beatriz también rescataron las tiernas imágenes de héroes anónimos que ayudan, curan, confortan, bañan, refugian o alimentan a esos que la sociedad condena, temporera o permanentemente, a la invisibilidad.

Y por supuesto, la lectura también arrancó de ese pasado las caras de los más vulnerables que, como chivos expiatorios, soportan el dolor de esa simulación que llamamos sociedad.

En fin, que al parecer, el entrampamiento de mi amiga Beatriz sirvió para enseñarme que lejos de lo que me quisieron imponer los curas y el currículo de español, la literatura no es un fenómeno para ser analizado. Si uno se deja cautivar, es una fuente de placer para ser experimentada.

Beatriz, te admito que leer a tu  “Hortensia la Cautiva”, fue un inesperado placer.

¡Gracias por obligarme!

============================================================

Presentado en la Librería El Candil de Ponce, Puerto Rico el 8 de noviembre de 2015

Las Tías en El Candil


Con su programa de radio, La Bola de Pega’o, las periodistas Graciela y Wilda Rodríguez, que en Puerto Rico se conocen como “Las Tías” y que son dueñas del Restaurante La Verdadera Casa de Las Tías, visitaron la librería EL Candil en Ponce

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para  visitar mi FOTO_BLOG

 

20140707-183039-66639118.jpg

Ácratas @ElCandil_Ponce


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Real Academia Española 

 

Para acceder al Foto-Blog de Gary Gutiérrez

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: