Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador, documentador, fotógrafo callejero, bloguero y comunicador social. También comidista del bajo mundo culinario, abusador de cafeína e iconoclasta aspirante a ácrata y apóstata, comantenedor del programa Temprano En La Tarde todos los días a las 4:00pm por PAB550.COM

Etiqueta

Cowboy steak

Espinaca, queso azul y uvas pa’acompañar…


Por Gary Gutiérrez

Si bien es correcto que no solo de pan vive el hombre, como reza el libro de los cristiano. También es cierto que con carne solamente no se sobrevive saludablemente.

Por eso, buscando con que acompañar un “cowboy steak” grillado y acompañado con papas asadas en romero que compartiría con la doña y con mi madre, se me ocurrió que una ensaladita fresca nos ayudaría a la digestión.

Espinaca fresca, queso azul y uvas, bastaron par,a combinadas con un aderezo de balsámico, aceite de oliva, sal y pimienta, ser el complemento perfecto para nuestro almuerzo dominical.

En esta ocasión, como estaba la vieja y el calor ponceño estaba encendi’o, lo bajamos con una cavita rosada friiita que cayo como gloria…

 

¡Buen provecho…!

Anuncios

A falta de tamaño, creatividad… crónicas de un sábado de BBQ


Por Gary Gutiérrez

Recientemente, para poder experimentar en el mundo del asado sin botar una fortuna en carbón, adquirí una barbacoa pequeña.

La decisión la tome luego de ver en YouTube las cosas que, con el conocimiento adecuado, se pueden hacer en estos pequeños gigantes.

Como parte de mi práctica, este fin de semana jugamos con unas costillitas de cerdo “St. Louis Style”, un filete “cowboy” y macarrones con queso. Como complemento adicional, una la ensalada de repollo con wasabi.

IMG_6829

Cuando viene a estas barbacoas pequeña, parece que la organización y el manejo del tiempo es lo más importante.

Así, acompañado por un buen jazz, el proceso comenzó a eso de las 8:00am, después de todo, la idea es que todo estuviera listo para almorzar a eso de la 1:00pm.

Encendido y dividido “el barbi”, por un cubilete de agua, en dos áreas, se pusieron las costillas que se adobaron la noche antes con un “rub” de adobo criollo, azúcar negra y páprika.

IMG_6477

Tras poco más de 45 minutos tapadas con los ventiladores abiertos a menos de la mitad, las rociamos con una mezcla vinagre y jugo de manzana y las volvimos a tapar por otros 45 minutos. Pasado este tiempo, las aderezamos con una salsa de barbacoa con base de guayaba y las dejamos en el fuego tapadas por otra media hora para que se caramelizada.

IMG_6805IMG_6821

Mientras todo esto pasaba en la pequeña barbacoa, en la cocina preparaba los macarrones con queso. Terminadas las costillas, y aprovechando el carbón, colocamos los macarrones. Menos de una hora más tarde, cuando salían burbujas por los bordes, el plato estaba terminado.

IMG_6817

Ya para este momento eran poco más de las 11:00am.

Destapado “el barbi”, removido el cubilete, abierto todas las ventanillas y dispersado los carbones, esperamos un tiempo para elevar la temperatura. Cuando el calor se sentía adecuado, que solo se puede mantener la mano uno o dos segundos sobre el carbón, se tiró el “cowboy” sobre las brasas.

IMG_6808

Cuatro minutos por cada lado para sellarlo, y luego con las ventanillas cerradas más de la mitad, 10 minutos tapados hasta que alcanzó una temperatura interna de 140 grados.

IMG_6810

IMG_6820Finalmente y mientas todas las carnes descansaban, preparamos la ensalada de repollo con wasabi.

IMG_6822

En fin, que cuando viene a pasar un buen día frente a la barbacoa, se cumple con la premisa de que no es cosa de tamaño, realmente es habilidad.

Buen provecho…

 

Wasabi, para que se sienta el “coleslaw”


Por Gary Gutiérrez

Una de las cosas que más difícil se me hace es buscar alternativas para acompañar las carnes asadas o ahumadas.

Como estamos en verano, trato de mirar alternativas como ensaladas fría, sean de papa, de pastas o de repollo (cole).

Recientemente probé una “salsa de wasabi” comercial paraacompañar unas carnes ahumadas, por lo que me quedaba en la nevera. Así fue como se me ocurrió usarla como complemento a la mayonesa en una ensalada de repollo.

IMG_6779

El wasabi no es otra cosa que rábano picante japonés y las versiones comerciales, regularmente son combinaciones reducidas de rábano picante (horseradish).

Regularmente, preparo la ensalda de repollo, o “coleslaw”, aderezando el repollo con sal, pimienta, azúcar, aceite de oliva, vinagre y mayonesa. Todo a gusto, como debe ser.

En esta ocasión sustituí la sal por salsa soja, el aceite de oliva por aceite de ajonjolí oscuro, y el vinagre por la salsa de wasabi.

IMG_6778

El resultado fue una sabrosa ensalada de repollo, excitante por sus múltiples niveles de sabores exóticos que complementaron de maravilla el poderoso sabor de un filete tipo “cowboy” grillado sobre las brasas en el Smoke Joe de Weber.

Definitivamente este es una fácil receta para guardar y repetir… buen provecho.

Sal, pimienta y fuego: regreso a lo básico…


Por Gary Gutiérrez

Por los pasados dos meses, el furor o “fiebre”  por el ahumado dominó mi interés por las barbacoa y el cocinar con fuego.

Así es que me estuve concentrando en como manejar postas de carne cuya cocción lleva horas, que necesitan fuertes y complicados sazonados (rubs) y/o marinados, por el uso de maderas especiales, etc.

De allí salieron maravillosos ejemplos y hermosos recuerdos de comidas compartidas.

Si bien esta forma de cocinar es un verdadero ejercicio de relajamiento, no es menos cierto que a veces regresar a lo básico puede ser muy gratificantes.

Nada más ancestral que gruesos cortes de carnes, sazonado de forma simple y cocido sobre brasas a altas temperatura para concetarnos que esos antepasados que hace poco menos de 500 mil años descubrieron y dominaron el poder destructor y creador del fuego.

Fue así que este fin de semana decidí regresar a lo básico, hamburguesas para el sábado y cowboy steak para el Domingo de Padres.

Para las hamburguesas encontré una carne molida de buena calidad con suficiente grasa para hacerlo sabroso. El usar carnes magras para hamburguesas gruesas en el BBQ, para mí, resulta en hamburguesas muy secas.

Las sazoné solo con sal, pimienta y un toque de balsámico unas horas antes de cocinarlas. Luego de que la carne descansara a temperatura ambiente por más de una hora, las puse sobre las flamas del carbón natural en viejo Weber.

Cuatro o cinco minutos por cada lado hasta alcanzar un fuerte gratinado en el exterior y una temperatura interna entre 130 o 135 grados Fahrenheit. En este punto se puede sacar del fuego directo y tapados a fuego indirecto se lleva al termino deseado.

Yo saco las carnes del fuego unos cinco grados antes del punto de cocción que me gusta consumirlas y las dejo descansar 5 minutos por cada pulgada de espesor. En este caso mientras las hamburguesas descansabas terminadas con queso cheddar, puse un pan estilo “kaiser roll“a fuego indirecto unos dos minutos.

Finalmente monté las hamburguesas con lechuga iceberg, tomates y un poco de mayonesa.

IMG_6413

Con un solo bocado queda claro que eso que el payaso y el rey llaman hamburguesas, no lo son…

El domingo repetí el proceso pero esta vez con “cowboy steak” del que comimos tres persona. Sazonado solo con sal y pimienta negra, lo cociné sobre la brasa directa hasta que se caramelizó totalmente por fuera y su temperatura interna llegó a 135 en las partes gruesas y a sobre 140 en los bordes más finitos.

Quince minuto descansando a la temperatura ambiente y listo…

IMG_6412

En fin que cocinar en  barbacoa es una experiencia sensual, casi erótica.  Por lo que hay veces que lento y despacio es bien interesante, pero hay otras que rápido e intenso es “más mejor”.

Buen provecho…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: