Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador social, iconoclasta aspirante a ácrata, apóstata, comantenedor del programa @tempranopr de http://www.pab550.com, y barbicuero de patio

Etiqueta

barbi

Marinado en salsa de soja, vinagre de piña, ajo y jengibre, pollo empanado al barbi…


Pechuga asada a fuego lento al barbi servida con chimichurri de culantro…


Pa’ domingo de Super Bowl, alitas al barbi terminada con guayaba…


Exótica combinación la kielbasa al barbi terminada con Apple Boubon de Patti’s… ¡PIDE CERVEZA!


Como no hay pa’ brisket, garrón es la que “la hace”…


Mejor que el brisket y más económico: garrón ahumado

Mientras el asador llega a temperatura, utilice mostaza como adhesivo y luego aplique generosamente sus especies preferidas en polvo. En este caso el “rub” comercial Smokehouse BBQ de Excalibur . La llegar el barbi a 250°f ponga la posta opuesto al carbón. Utilizar un cubilete con agua, no solo ayuda a mantener la carne húmeda, mantiene su barbacoa más limpia.
Tras unas 3 horas, cuando la posta alcanzó unos 160°f internos, es hora de envolverla.
Envuelva la carne en papel de aluminio e incorpore su salsa preferida. En este caso, salsa con base de guayaba, diluida en jugo de manzana. Devuelva el paquete con la carne a la barbacoa, opuesto al fuego, continué cocinando a 250°f hasta que la temperatura interna de la carne llegué a 200°f. Saque el paquete con la carne del barbi, envuélvalo en una toalla o manta por dos horas.
Tras descasar, abra el paquete sobre un cubilete para recoger el líquido. Corte la carne y sirva aderezada con los propios jugos.

¡BUEN PROVECHO!

Carne a la barbacoa: solo el primer paso…


Regularmente, cuando hacemos barbacoa, vemos la carne como el producto final.

Cosa que se entendible. Después de todo, pocas cosas encarnan la perfección de la simpleza como carne sobre brasas vivas.

Sin embargo, según uno se adentra al ahumado mundo, con el tiempo descubre diversidad de técnicas para potencial los sabores que naturalmente se desarrollan sobre el carbón encendido.

Una de las verdades que le son reveladas a los que con sudor pagán el precio de iniciación es que una vez cocidas al gusto, las proteínas, estás pueden ser consumidas directamente. Pero igual pueden ser protagonistas de platos más complejos.

En este caso, ¡tacos de «pull pork»!!!

Preparado el lomo delantero de cerdo a fuego indirecto (250° f) por 4 o 5 horas, se desmenuza y se adereza con su salsa de barbacoas. En este caso la de base de piña de Artesanías Gourmet.

Una vez listo, prepare las salsas de su preferencia. Como el vecino me regaló un aguacate, le metimos al guacamole. Hay miles de recetas en la internet.

Caliente las plantillas de maíz y sírvalo «family style» para que cada quién se prepare su taco como prefiera.

¡buen provecho!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: