Buscar

El Blog de Gary Gutiérrez

Observador social, iconoclasta aspirante a ácrata, apóstata, comantenedor del programa @tempranopr de http://www.pab550.com, y barbicuero de patio

Categoría

Citado en los medios

Bitácora de citas y visitas a los medios

Citado en: Madre del agente asesinado: “Me has quitado mi vida”


Por Sandra Caquías Cruz

  Sandra Ríos Pagán apenas se podía poner de pie cuando ayer, flanqueada por dos policías, llegó al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) a reconocer el cadáver de su único hijo: el agente Miguel Pérez Ríos, quien en vida fue distinguido en tres ocasiones como Policía del Año.

La escena fue más desgarradora cuando Ríos Pagán salió de aquella fría oficina. Lloviznaba en San Juan. La mujer, vestida de negro, caminó hasta una patrulla de la Policía ahogada en llanto, pero antes de subir a la guagua envió un mensaje al que le produjo tanto dolor y, como describió, le quitó la vida a ella.

“El que le hizo eso a mi hijo no tiene corazón. Donde quiera que estés busca de Dios mijo, porque tú no tienes corazón… Me has quitado a mi hijo”, expresó tras reconocer el cadáver de su hijo. El esposo de la mujer y padre del agente murió hace cinco años de un infarto masivo, se informó.

La amenaza de muerte que le habían hecho al agente Pérez Ríos fue concretada en la madrugada de ayer cuando cuatro individuos lo asesinaron de múltiples disparos. El cadáver de Pérez Ríos quedó tendido en el suelo de la gasolinera Shell, ubicada en la carretera PR-838, Camino Alejandrino, en Caimito, donde el agente trabajaba a tiempo parcial, según informó un familiar. El policía, cuyo asesinato quedó grabado por cámaras de seguridad, era oriundo de Arecibo, pero pernoctaba cerca del Cuartel de Caimito, en San Juan, donde fue asignado hace alrededor de tres años.

Antes, laboró para la División de Drogas de la Policía. Pérez Ríos tenía 32 años de edad. Dejó huérfanos a dos niñas y a un niño y uno por nacer. La compañera sentimental, residente en la región de Arecibo, estaría dando a luz al cuarto hijo o hija del agente en noviembre. Juan J. Núñez, tío político y quien crió a Pérez Ríos hasta que cumplió siete años, destacó que desde niño su sobrino siempre expresó su deseo de ser policía.

“Él era loco con su trabajo. Él amaba su trabajo, desde chiquito quería ser policía”, subrayó mientras esperaba que concluyera el proceso del ICF. La madre del agente, durante las breves expresiones que hizo ahogada en llanto, dijo que su hijo “se daba a su trabajo”.

“Los policías se matan. Los policías sufren mucho. Deben darle ayuda a la Policía. Mi hijo era un policía que decía: ‘mami, hay que sacar a esos delincuentes de la calle porque pueden matar a los niños, a las madres’.

Por favor, den ayuda a la Policía, es lo que les pido”, agregó. Pérez Ríos fue distinguido en tres ocasiones como Policía del Año, la más reciente, en febrero pasado. El jefe del cuartel de Caimito, el teniente Rubén Gómez Sanabria, atribuyó esa distinción a la cantidad de arrestos que hizo de personas con armas de fuego ilegales. Señaló que el año pasado, este agente intervino con siete de esos casos.

“Eso (asesinato) le pasó por ser bien trabajador”, subrayó el teniente Gómez Sanabria, quien acompañó a la madre del agente al ICF. “Era un policía trabajador”, subrayó sobre el agente Pérez Ríos, quien recién había tomado el examen para ascender a sargento. La familia de Pérez Ríos vinculó el asesinato con el trabajo que este realizaba en la Policía y al que no le temiera al momento de actuar.

Conocía de la amenaza 

La amenaza de muerte era conocida en la familia, según el tío político. “No es de ahora”, aseguró. “Como él metía tantas personas presas, por droga y eso, lo habían amenazado de que lo iban a matar”, indicó el tío político, quien señaló que el cambio de la Unidad de Drogas al Cuartel de Caimito estuvo relacionado a la amenaza.

Explicó que la familia siempre le aconsejó que se cuidara, pero la respuesta de él siempre fue que “era policía y lo que va a pasar, va a pasar”. “No sé si se lo esperaba”, comentó.

El teniente Gómez Sanabria, supervisor del agente asesinado, aseguró que no tenía conocimiento de esa amenaza y que ayer escuchó que esta fue a través de redes sociales, pero que si fue escrita no la había visto. “A mí, como supervisor, nunca esa información me había llegado”, dijo.

“Nos extraña, en el día de hoy, sobre esa posible amenaza”, indicó. El teniente explicó que no tomó medidas especiales en este caso por no tener conocimiento de una amenaza contra el agente Pérez Ríos u otro de sus policías. El superintendente de la Policía, José Caldero López, dijo que se trató de un crimen de acecho.

“Vinieron aquí y lo velaron. Cuando salió, hay un individuo que le hace los primeros disparos”, dijo el jefe de la Policía, quien acudió a la escena del crimen.

Entrada la tarde, la Policía hizo un arresto en el residencial Alejandrino por supuesta posesión de drogas y preliminarmente se informó que la persona sería interrogada con relación a este crimen.

Violencia versus autoridad 

La agresión contra la Policía, según expertos en el tema, es la respuesta a actuaciones violentas por parte de la “autoridad gubernamental” contra ciertos sectores de la población.

El criminólogo Gary Gutiérrez destacó que la gestión de “tratar de controlar sectores populares mediante fuerza policiaca para ganarse el favor de los más conservadores de la sociedad, que son los que votan, va generando una visión de la Policía como fuerza agresora y de ocupación” con el resultado de más violencia.

Mientras, el sociólogo del derecho, César J. Pérez Lizasuain, señaló que en Puerto Rico “no veo una crisis de autoridad, lo que sí puedo ver es una crisis de legitimidad (desfase entre lo que debe hacer y lo que hacen) que sufren las instituciones públicas como lo es la Policía

Columna de Hiram Guadalupe: Violencia y sociedad


Esta semana, en la sala de un juez de la corte federal en Puerto Rico, un exponente de música rap de poca monta sintió sobre sus hombros un veredicto que, más allá de condenarle por el delito de poseer un arma mutilada, consideró el contenido lírico de una de sus canciones.

Contrario a la guía de sentencias sugeridas en casos como este, y lejos de la recomendación del fiscal a cargo, el juez José A. Fusté le impuso a este desconocido intérprete una pena máxima que llegó antecedida de una arenga moralista en torno al problema de la violencia en el país.

El juez aprovechó la ocasión para aderezar el dictamen con su opinión sobre la ráfaga de tiros que la noche antes paralizó un tramo de la avenida 65 de Infantería en Río Piedras, resultado de una pugna entre los puntos de drogas que operan en los residenciales aledaños.

“Puerto Rico se ha convertido en un país violento tercermundista, peor que México y Guatemala. Es un país tercermundista con código postal”, dijo el juez, quien vinculó su fallo al impacto que, alega, provocan en la sociedad las canciones con letras fuertes que aluden a la violencia.

Son repudiables las canciones que incitan a cualquier actividad violenta, desde las que fomentan la agresión y el terror callejero, las que provocan la violencia machista y las que se nutren de versos que inducen a prácticas sexistas, xenófobas y homofóbicas.

Todas son condenables, mas no creo que sean agravantes para establecer sentencias judiciales. En el caso aludido, el acusado debe pagar por el delito cometido y no por lo que ha decidido cantar.

Pero más allá del dictamen, llamó la atención la simpleza con la que el juez se aproximó a editorializar el problema criminal que nos azota, con un sesgo de prejuicio social contra quienes menos posibilidades de ascenso social han tenido. Cierto es que el crimen nos ha secuestrado.

A cualquier hora y en cualquier lugar nos exponemos a presenciar una actividad violenta. Para los incrédulos, sepan que lo sucedido esta semana en Río Piedras no es una experiencia novel en esa ni en otras comunidades de la Isla.

Estamos ante un fenómeno complejo que por más campañas que clamen por la mesura y prudencia ciudadana no asoma atisbos de desaparecer mientras no resolvamos las raíces de los problemas que lo generan.

Ahí está el desafío: atender la violencia explorando las bases económicas, políticas e ideológicas que han causado el deterioro de nuestra estructura social.

Destaca el criminólogo Gary Gutiérrez: “Señalamos las políticas públicas neoliberales, y el bulímico orden social resultante de las mismas, como la razón principal para el aumento en la violencia, social y criminal. Mientras más personas se sientan impedidas de alcanzar las metas sociales impuestas por la ideología dominante, mayor será el número de aquellos que miren a la criminalidad como una forma de alcanzar las mismas… mayor será el número de los que recurran a la violencia como una forma de manejar las frustraciones producto del sentimiento de exclusión e incapacidad económica”.

Se trata de abordar la violencia enfrentando la pobreza económica y cultural; la falta de viviendas y espacios productivos para el ocio; la ausencia de estrategias para la sana convivencia; el desempleo y la precarización laboral; los problemas de acceso a servicios de salud; y el cierre arbitrario de escuelas.

Tenemos, además, que erradicar los efectos indeseados del culto a la violencia del que somos víctimas, y eso incluye desde la violencia social inducida por el Estado, la glorificación al ataque físico y verbal que promueven producciones radiales y televisivas y la distribución entre nuestros infantes y jóvenes de artefactos altamente violentos disfrazados de material recreativo, como armas ficticias y juegos electrónicos que hacen loas al crimen y la delincuencia.

Es un problema complejo. Su atención requiere alterar muchos paradigmas de nuestro orden social y económico, mas falla el gobierno en su indisposición y falta de voluntad.

Hiram Guadalupe @hiramgp

El Nuevo Día reseña el libro Exclusión y Violencia


«Otra mirada a la criminalidad», dice José Borges sobre el libro Exclusión y Violencia, breve  mirada a la criminalidad «contestataria» en el Puerto Rico del Siglo XXI

Reseña Nuevo Dia

Citado en: Incrementa la ratería


Por Rosita Marrero / rmarrero@primerahora.com
08/10/2015 |00:00 a.m.


Tal como han venido vaticinando los sociólogos y criminólogos, a medida que la situación económica del País se agrava, va a ir disminuyendo el crimen violento porque los criminales también dejan la isla desatándose en vez una ola de robos y delitos menos graves, tipificados como ratería.
Ayer, en un centro comercial de Juana Díaz, una pareja se robó 26 piezas de ropa de niño, valorada en cerca de $500. En tanto, en la tienda Walmart, de Santurce, detuvieron el sábado a una mujer y su hija de ocho años, presuntamente hurtando mercancía por un valor de $71. La pasada semana, una madre, acompañada de sus sus tres hijos, se llevó un paquete de chuletas de un supermercado. Semanas antes, un matrimonio, acompañado por sus hijos se robó unos tubos de pastas dentales, alegando que era para venderlos y comprar leche para sus hijos.

“Es ratería de subsistencia”, dijo el criminólogo y profesor de justicia criminal, Gary Gutiérrez.

“Ese es el capitalismo funcionando como debe funcionar. Es una ratería de subsistencia, si se quiere llamar. Aparentemente estamos entrando en un periodo especial. El Gobierno se niega a pasarle la carga a los que más producen y ganan, so color de crear empleos y no es cierto. Le sumas un pueblo que está acostumbrado a unas comodidades, como el papel higiénico y es la receta para el robo”, dramatizó el también sociólogo refiriéndose al hurto de un cargamento de papel higiénico ocurrido ayer.

Buscándoselas

Gutiérrez comentó que lo que parece ser un caos no es anarquía, sino el capitalismo funcionando.

“El capitalismo está hecho para que unos acaparen a costa del trabajo de otros y de la vida de otros. Entonces si el orden te lleva a un nivel. Si no te da para vivir, ¿qué vas a hacer? Buscártelas.

Cuando los pueblos tienen conciencia política, dijo, se levantan políticamente; pero cuando no la tienen, se levantan criminalmente.

“Nuestro sistema nos está llevando a unos niveles de vida de la época de 1930, con expectativas de consumo del 2015. Tenemos un salario mínimo que es una tercera parte de lo que se supone que sea, para equipararse a lo que era el salario mínimo cuando se creó. En Estados Unidos, los obreros de restaurantes de comidas rápidas, están pidiendo en la calle $15 dólares de salario mínimo. Hay académicos que están hablando de que debiera ser de $21.25.

Expuso que si se tiene un salario mínimo de $10.00, lo que sobra son $900, si trabajas 40 horas. Pero si el carro se cae en un hoyo y se rompe el tren delantero, estamos hablando de $300.

“Solamente puedes comer y arreglar el carro para seguir trabajando y todo lo demás se quedó sin pagar”, acotó.

¿Y esto justifica?

«No es que esté diciendo que está bien, lo que digo es que el crimen y la violencia es un resultado económico. En Puerto Rico, una gran parte de la criminalidad es una respuesta a las situaciones económicas, que es más terrible, porque aparenta ir generando una cultura delictiva».

Gutiérrez aludió a una portada publicada por Primera Hora que hacía alusión a los buscones que pirateaban CD’s y se robaban el cable.

“Hace unos años era la norma. Ya eso ha ido escalando. Cuando se tienen en una semana tres o cuatro incidentes similares, ¿qué más tienes que buscar?»

Sobre la «Monocromática Cubana»


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Reseña de Sandra Torres para el Periódico La Perla del Sur.

«Es Cuba desde otro punto de vista»

El fotoperiodista ponceño Gary Gutiérrez Renta presenta esta semana la exposición “Monocromática cubana”, una treintena de fotografías en blanco y negro que plasman en forma díafana y directa su reciente encuentro con la cotidianidad de la sociedad obrera cubana.

La muestra será desvelada este jueves, 6 de agosto a las 6:00 de la tarde en la librería El Candil de Ponce.

“Lo que quise captar, un poco documentar, fue la cotidianidad de la vida cubana a pesar de los procesos exitosos o fracasados de la revolución. Cómo Cuba es una isla habitada por seres humanos que, a pesar de los procesos, se levantan a trabajar para buscar el sustento”, expresó el autor de la interesante viñeta.

“En ese sentido, es un poco humanizar a Cuba, que más allá de las  banderas, la retórica política, los conflictos militares, es un pueblo que se tiene que levantar a resolver sus problemas”, agregó el también profesor universitario.

Según adelantó, las imágenes incluidas en la muestra fueron captadas en La Habana y Pinar del Río.

“No son fotos espectaculares, son fotos muy cotidianas, muy de frente, de gente cotidiana, de gente trabajadora, de gente que estába haciendo sus cosas”, señaló.

“Las cuestiones políticas desde las cuales nosotros miramos a Cuba, allí parecen secundarias, como cuando visitas cualquier pueblo de la isla (Puerto Rico), pues eso mismo era lo que yo quería plasmar con las imágenes”, sostuvo.

La propuesta fotográfica está diseñada para que las personas tengan que acercarse a cada trabajo y establezcan un diálogo que los lleve a interpretarlo individualmente.

Es por eso que la ubicación de este trabajo llevará al espectador a querer ser parte de la colección.

Para detalles adicionales puede llamar al 787-242-6693.

5 de agosto de 2015

=====================

Monocromática Cubana,  exposición fotográfica de Gary Gutiérrez

Por José Raúl Cepeda Borrero, Librería El Candil, Ponce, Puerto Rico
Jueves, 6 de agosto de 2015

¨De un pájaro las dos alas¨ verso del poema ¨A Cuba¨ de Lola Rodríguez de Tío es la frase obligada que tanto los boricuas como los cubanos repiten cuando se identifican unos a otros en los encuentros casuales que cada vez se harán más frecuentes dados los históricos cambios que se avecinan a paso vertiginoso en la cercana Antilla. Cambios que por históricos inexorablemente van a afectar las vidas de ambos pueblos.

VisitarCLwsPcOWsAAJDE7 a Cuba estos días es toda una experiencia. Tanto así que docenas de puertorriqueños alistaron sus maletas y emprendieron el vuelo hacia la mayor de las vecinas Antillas este verano.

La experiencia de visitar a Cuba nos permite confrontarnos con los numerosos mitos, la mayoría producto del periodo de la ¨Guerra Fría¨ que se extendió hasta la penúltima década del siglo pasado. Mi experiencia, junto a Gary [Gutiérrez], Rei[naldo Millán], Tamara [Yantín] y el resto de los Candileros con este viaje fue que nos permitió no solo confrontar los mitos por nosotros aprendidos, sino enfrentar los mitos que a su vez los cubanos tiene sobre nosotros.

IMG_6597Es por todo esto que Gary decidió titular esta exposición, “Monocromática Cubana”. Monocromática se define de acuerdo a la RAE como ¨de un solo color¨… y aunque las fotografías juegan entre dos colores opuestos, el blanco y el negro, son monocromáticas en el sentido de que toda la obra comparte los mismos colores.

De hecho en palabras del fotógrafo, una de las razones para seleccionar este tipo de fotografías es precisamente lograr que el espectador se enfoque en el contenido de la escena, en los rostros de las personas que pueblan las imágenes, sin la distracción que supondría la explosión de colores típica de nuestro Caribe Antillano.

En palabras del Maestro Jesús Ortiz, estamos frente a un ¨políptico¨, es decir una sola obra compuesta por varias piezas, en este caso treinta y seis (36) fotografías, todas representativas de la visión del fotógrafo de la vida diaria del hombre y la mujer cubanos.

gary B&NEl autor de esta muestra, Gary Gutiérrez Renta es un conocido fotoperiodista ponceño, heredero de una dinastía de fotógrafos, que tras una exitosa carrera en los medios de comunicación, que incluyen alrededor de 20 años en la prensa escrita; se dedica desde hace 8 años a la cátedra de ciencias sociales y criminología en varios centros de educación superior de su natal Ponce.

Gary se define a sí mismo como “observador social” condición natural que resulta de sus habilidades vocacionales como periodista, fotógrafo y profesor universitario.

Su intención con esta exposición, es ayudarnos a descubrir y construir la imagen de un pueblo que en su esencia no es diferente de nosotros. Es una visión de la gente desde su propia cotidianidad.

Notarán que las fotografías no llevan el tradicional calce individual típico de este tipo de exposición. En este caso las treinta y seis (36) fotografías componen una sola pieza, un “políptico”. Debemos asumirlas como una especie de mosaico de la vida diaria del hombre y la mujer cubanos.

IMG_6590Con esta exposición, Gary nos permite asomarnos a unas “ventanitas” para ver a la cara a nuestros hermanos y hermanas cubanos. Con la esperanza, quizás, de que nos identifiquemos y encontremos en ellos inspiración y nuevas fuerzas para salir adelante.

¡Gracias por acompañarnos!

 

Citado por AFP: Puerto Rico, frecuente puente de la cocaína en su vía a EEUU


logo_1Puerto Rico, frecuente puente de la cocaína en su vía a EEUU

11 Jul 2015
De día, la lancha rápida esconde el cargamento bajo una lona oscura y simula pescar. De noche, intentará llegar a las costas de Puerto Rico, que se ha convertido en frecuente puente de paso de la cocaína hacia Estados Unidos. Ese es el típico ‘modus operandi’ de los narcotraficantes, que han identificado Puerto Rico como un apetecible destino: una vez que la droga llega al estado libre asociado, se encuentra en territorio estadounidense. De allí se les facilita trasladarla a la costa este estadounidense, dicen las autoridades. Las incautaciones de cocaína, la droga más rentable para los narcotraficantes, se han disparado: en lo que va de 2015, las autoridades han recuperado 5.300 kilos, por encima de los 3.926 kilos en todo 2014 y 2.819 kilos en 2013, según las cifras de la Policía de Puerto Rico, que ahora integra una fuerza especial antidrogas junto a agencias federales estadounidenses como la DEA, el FBI y la Guardia Costera. «Puerto Rico es utilizado como puente para Estados Unidos. El 85% de la droga que pasa por Puerto Rico es para Estados Unidos. Aquí se nos queda sólo entre 10 y 14%», explica a la AFP el jefe de la policía de Puerto Rico, José Caldero. Tan sólo el miércoles, un operativo logró capturar 190 kilos de cocaína y a tres tripulantes dominicanos. Hace mes y medio, se logró un gran golpe: 2.100 kilos que intentaban entrar por el sector de Carolina, en el norte de la isla. – Nueva estrategia – El incremento del flujo de droga a través del Caribe estadounidense, sobre todo por Puerto Rico y las islas Vírgenes, encendió las alarmas de la Casa Blanca, que en enero anunció una nueva estrategia para contrarrestar la tendencia. La mayor vigilancia de la ruta caribeña cercana a las costas de Centroamérica y en la frontera entre Estados Unidos y México, por donde sigue pasando la mayor cantidad de droga, ha empujado a los narcotraficantes a buscar nuevas rutas, según Washington. La cocaína llega a Puerto Rico principalmente desde Venezuela y aunque antes hacía escala en República Dominicana, se detectan cada vez más viajes directos desde el país sudamericano, señala Caldero. Y la maniobra se repite. «Vienen en una lancha de tres motores. Lo que hacen es que por el día la tapan con un toldo negro, y van suavecito y van pescando, y es de noche que pisan» el acelerador, dice el jefe de la policía. Las autoridades tienen que adaptar constantemente sus métodos para hacer frente a las nuevas tácticas de sus rivales. «Esto es una estrategia. Nosotros hacemos nuestros planes, pero ellos hacen los de ellos también», apunta Caldero. – Problemática interna – La droga que se queda en la isla es una creciente preocupación. «En los últimos tiempos, ese servicio de trasbordo pasó de ser mercado que se pagaba en moneda a pagarse en especie, es decir, se queda un porcentaje de la sustancia y la sustancia tiene que ser vendida», dice el profesor de Justicia Criminal y durante décadas periodista de la fuente policial en Puerto Rico Gary Gutiérrez. El 65% de los asesinatos en Puerto Rico están «directamente relacionados con droga», asegura Caldero. De un récord en 2011 de 1.135 asesinatos en esta isla de 3,5 millones de habitantes, en 2014 cayeron a 681, sobre todo por el descenso de la impunidad y el incremento de las personas llevadas a tribunales por la Fiscalía, destacó. En medio de una grave crisis fiscal que experimenta la isla, al borde de una suspensión de pagos tras ocho años de recesión, la policía ha conservado su presupuesto de más de 750 millones de dólares, se congratuló el jefe policial. Pero precisamente la crisis crea un terreno fértil para que las poblaciones empobrecidas vean en la venta de las drogas una manera de conseguir dinero, señala Gary Gutiérrez, quien aboga por la descriminalización del tráfico de drogas como una manera de acabar con la violencia. «En esas comunidades, el narcotráfico se convierte desgraciadamente en una solución al problema económico», señala.

Citado en China: Puerto Rico, a way station for drug traffickers


By Diego Urdaneta and Nelson Del Castillo, AFP

July 12, 2015, 12:01 am TWN
cpnewlogoPuerto Rico — the economically distressed U.S. territory that many Americans know mainly as a vacation resort — turns out to be a way station for South American cocaine bound for the hungry U.S. market.
It often works like this: speedboats sail up from Venezuela laden with coke, hang out off the coast of Puerto Rico by day, and then make for the coast of the U.S. commonwealth by night. Once there, getting cocaine into the United States is in theory easier: shipments can be mailed or sent to airports or seaports without having to clear customs, authorities here say.
Seizures of cocaine, the most profitable drug for traffickers, have shot up here on the island: 5,300 kilograms so far this year, compared to just under 4,000 in 2014 and 2,800 in 2013, according to the Puerto Rico Police, which is now part of a special drug interdiction force along with other American agencies like the Drug Enforcement Administration, FBI and the Coast Guard.
“Puerto Rico is used as a bridge to the United States. Eighty-five percent of the drugs that pass through Puerto Rico are for the United States,” said Police Chief Jose Caldero. As recently as Wednesday police confiscated 190 kilograms of cocaine from a boat and arrested three Dominicans.
Six weeks ago police scored a much bigger hit: 2,100 kilograms seized on a boat trying to reach the north coast of the island. New Strategy The rise in drug shipments through the U.S. part of the Caribbean, mainly via Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands, has set off alarms in the White House.
In January it announced a new strategy to combat the trend. Most drugs destined for the United States follow a route that hugs the coasts of Central America or crosses the U.S. border with Mexico.
But these are being more closely monitored, so traffickers have been forced to seek out new routes, U.S. officials say. Most cocaine arrives from Venezuela, a neighbor of major producer Colombia.
Before, vessels carrying the drug would stop over in the Dominican Republic, but police are now detecting more and more direct trips from the northern tip of South American right to Puerto Rico.
And there is a pattern to the trafficking.
“They come in a speedboat with three engines. By day, they cover it up with a black tarp. They go nice and slow, and fish. At night is when they hit the accelerator,” said Caldero.
The authorities end up playing cat and mouse, adapting their tactics as the traffickers tweak theirs.
“This is a strategy. We make our plans, but they also make theirs,” he said.Internal Problem And the small amount of cocaine that remains on the island is also a growing problem.
It used to be that the service of mooring boats carrying cocaine and handling it on the island were paid for in cash. Now however it is paid for in cocaine itself. “And it has to be sold,” said Gary Gutierrez, a criminal justice professor.
Sixty-five percent of the killings committed in Puerto Rico are directly related to drugs, said Caldero. Those killings peaked in 2011 at 1,135. In 2014 they had fallen to 681, mainly because of tougher law enforcement, he added.
Although the island has huge financial problems — a debt of US$72 billion after eight years of economic recession — the police budget has remained stable at more than US$750 million, the police chief said. But at the same time, that economic crisis makes drug trafficking more appealing to people who are enduring hard times, said Gutierrez.
He is in favor of decriminalizing drugs as a way to end drug-related violence. “In those communities, unfortunately drug trafficking becomes a solution to the economic problem,” he said.

Citado por Primera hora en: Perfil de la confinada puertorriqueña


Parte de la serie:  «PRISIONERAS DEL PASADO»

Por: Libni Sanjurjo

Sus rostros se han visto cada vez con más frecuencia en fichas policiales.

La imagen en blanco y negro revela escasos datos superficiales de las acusadas (nombre, raza, peso, color de ojos y cabello, estatura y delito), que solo evidencian sus existencias en el sistema correccional de la Isla; no así la historia que ocultan sus miradas.

¿Quiénes son estas mujeres?

A mayo del 2015, el número de confinadas, en todos los niveles de custodia (mínima, mediana y máxima) alcanzaba unas 398, cifra que sube y baja levemente y que es muy cercana a la capacidad de espacio de la Escuela Industrial de Mujeres en Vega Alta (471 reclusas), informa la superintendente de la prisión Ana López Rodríguez.

La mayoría cumple sentencias por uno de tres crímenes: infracción a la Ley de Sustancias Controladas (37.59%), delitos contra la vida (23.49%) y delitos contra la propiedad (20.81%). Otras sentencias están relacionadas con violaciones a la Ley para el Bienestar y Protección de Menores, faltas a la integridad corporal, a la familia y a la indemnidad sexual.

“En las últimas décadas, la tasa de delincuencia femenina ha tenido crecimiento… Hay un indicativo de que la criminalidad entre el sexo femenino va aumentando y por eso tenemos cada día más mujeres en confinamiento”, explica López Rodríguez.

Según un estudio de Carmen Rodríguez Irizarry, el aumento en la población penal femenina desde la década de 1950 es de 120%.

“Hace 50 años atrás o menos, el sistema mismo protegía a la mujer y crímenes que podría cometer que un oficial no considerara tan graves, no eran reportados, porque el mismo sistema no quería incriminar a la mujer en el delito”, expone, por su parte, Elia M. Vega, profesora de Justicia Criminal y de la Mujer ante el Crimen y Víctima del Crimen, en la Universidad Interamericana.

Según el informe más reciente del Perfil de la Población Correccional Femenina Sentenciada al 30 de junio de 2012, a la mayoría de las mujeres que participaron en el estudio (149 de 332 reclusas) se les identificó como usuarias de drogas prohibidas (68.46%), madres (68.9%), solteras (55.71%) y desempleadas al momento del arresto (78.87%), además de tener una edad promedio de 32 años.

Al escenario anterior, se le añade un dato sombrío sobre su nivel de educación: una mediana de grado escolar de solo décimo grado.

¿POR QUÉ DELINQUEN?

Según la profesora Vega, quien también es catedrática auxiliar de Justicia Criminal, una de las razones por las que una mujer comete un crimen es por necesidades económicas. “Es una variable constante en las mujeres delincuentes… Eres más vulnerable porque tienes más necesidad”, dice. Por ejemplo, la mujer que es jefa de familia.

Esas necesidades económicas, según el profesor de Justicia Criminal y Criminología Gary Gutiérrez, aparecen dentro de una sociedad bulímica que aumenta tus necesidades de consumo, pero te excluye al disminuir tu capacidad de ganar dinero. “Se crea a un ser humano desvalorizado que termina, en algunos casos, criminalizándose… Y si nuestras mujeres están sufriendo cada vez más este proceso bulímico, y si mí hipótesis es cierta, pues es de esperarse que aumente su rol en los procesos criminales del país”, añade el también autor del libro Exclusión y Violencia (2015).

A la variable económica, Vega le agrega otra constante: la presencia de un hombre en ese delito, lo que, según asegura, se ha corroborado en el perfil de las mujeres de Vega Alta.

“Siempre ha habido un hombre envuelto en esa causa de convertirse en delincuente”, abunda. Por ejemplo, la mujer que sustituye a su pareja en la administración del punto de drogas cuando este es ingresado a prisión.

Una tercera variable es el rol laboral y social que la mujer ejerce en la actualidad porque la expone a diversas actividades, dentro y fuera del hogar, que la pueden llevar a convertirse en víctima, así como a involucrarse en la delincuencia, menciona Vega.

“La mujer está tratando de desarrollarse en un ambiente que está totalmente matizado por las reglas que imponen los hombres. Entonces, parte de la respuesta que ha dado la mujer ha sido una violenta, ha sido una para poder sobrevivir: ‘tengo que comportarme como un hombre’. Y eso es una respuesta violenta, que es la violencia como reacción, no una violencia que es enseñada a la mujer de por sí, pero es que la mujer es recipiente de violencia –como lo comprueban las tazas de abuso sexual, trata humana y violencia doméstica, por ejemplo, que son más altas que las de los hombres”, explica Vega.

De otro lado, el rol de la mujer en la criminalidad también ha cambiado. “Sí, ha ido en escala o ha ido subiendo el rol de la mujer en la delincuencia… aunque debo pensar que todavía… en una escala más abajo que la del varón delincuente”, subraya, por su parte, López Rodríguez.

Al respecto, Gutiérrez sostiene que una de las razones por las cuales hay más mujeres presas es que su rol ha variado dentro del narcotráfico. “Hasta hace unos años, el rol femenino en el mercado de drogas era el de custodiar mercancías en sus casas”, menciona. Pero ahora, se les puede ver como vendedoras. “Si están más presentes en el narcotráfico, es lógico que estén más presentes en los arrestos”, indica. “Y si cada vez asumes roles tradicionalmente apuntados al varón, pues no podemos esperar que reaccionen de otra manera que no sea dentro de los mismos roles”, agrega.

EL GRAN RETO EN VEGA ALTA

Una vez cometido el delito y enviadas a prisión, la administración tiene el deber ministerial de garantizar un proceso de rehabilitación mientras lidia con una deteriorada planta física, un presupuesto limitado –la prisión de mujeres es más costosa que la de hombres, por los artículos personales que necesitan– y un manejo de un género que la funcionaria describe como más complejo que el de los hombres “por las condiciones emocionales que tanto nos afectan”.

Además, el contrabando de drogas y celulares –en el 2014, se ocuparon 51 celulares y se hallaron 546 bolsitas de marihuana– sigue siendo un reto presente en el día a día de la cárcel de mujeres.

Por su parte, diariamente, las reclusas hacen frente –huérfanas de alguna organización carcelaria que vele por sus derechos, contrario a las de hombres, quienes ocupan 33 prisiones en la Isla– a un ambiente que las obliga a ingeniarse la forma de sobrevivir y que está enmarcado en el pulseo interno de aspirar y lograr la rehabilitación.

ORANGE IS THE NEW BLACK: ¿UN ESPEJO PARA VEGA ALTA?

Pero fuera de las rejas, en la libre comunidad, se ha creado entre muchos una imagen de la cárcel basada en la popular serie de Netflix “Orange is the New Black”, que muestra una perspectiva de la vida de estas mujeres, con sus aciertos y desaciertos, y que ha servido a Primera Hora como pie forzado para indagar, echando a un lado la ficción, sobre el verdadero perfil de las confinadas de la Isla. De ahí surgió el especial interactivo Prisioneras del pasado.

“Si fuera yo,(la vida en prisión) sería desastrosa… No hay forma de describir de una forma bonita la vida en prisión aunque estés en la mejor prisión”, opina la superintendente.

Y estás mujeres, definitivamente, no están en la mejor.

La cárcel de Vega Alta, construida en 1957, es la única institución correccional para este sector de la población, ya que el Hogar Intermedio de Mujeres en Puerta de Tierra es dirigido a presas de custodia mínima, con sentencias breves, que son madres con hijos menores de 4 años de edad.

Según la profesora Vega, “no existe una estructura, una planta física, más deteriorada, más vieja y en peores condiciones, que la que ocupan las mujeres en este país”. Pero ese “ambiente allí no tendría por qué ser tan terrible, y es terrible porque el mismo sistema tiene prejuicio hacia la mujer delincuente”. A eso se suma que, por el momento, y ante la crisis económica y los recortes en las agencias la creación de una nueva prisión de mujeres no está en planes, según confirmó el director de prensa y comunicaciones de Corrección, César Fiallo.

De ese universo de 391 reclusas, tres mujeres, Jackeline Cortés Montero (41 años), Marta Chávez Iglesias (45 años) y Marinela Maldonado (32 años), abrieron las puertas de su intimidad para contarnos, desde su perspectiva, cómo es levantarse y dormir tras las rejas, las primeras dos por venta de sustancias controladas y la última por asesinato.

Prisioneras del pasado lleva al cibernauta a un viaje virtual al interior de la prisión de mujeres de Puerto Rico para conocer el perfil de la población y cómo es la vida en la cárcel, mientras, entre tema y tema, se profundiza en las historias de estas tres mujeres, para tratar de descubrir lo que ocurrió antes de que las rejas limitaran sus pasos.

“Todas han sido víctimas en algún momento de su desarrollo, de maltrato físico o sexual; todas sufren de autoestima baja y problemas de aceptación; muchas tienen necesidades psicológicas o psiquiátricas que nunca han sido atendidas”, sostiene Vega. “Pero también… son mujeres fuertes, valientes y capaces de transformar sus vidas y empezar de nuevo, porque las he visto salir y rehabilitarse, echar pa’lante”, afirma la profesora.

VEGA ALTA vs. LITCHFIELD (OITNB)

  • Tres niveles de seguridad (mínima, mediana, máxima) vs. Un nivel de seguridad (mínima)
  • Colores de los uniformes: crema (mínima), gris (mediana) y azul (máxima) vs. Naranja para las recién llegadas / crema para mínima
  • No hay una líder ni organización vs. Varias líderes, divididas principalmente por raza
  • Duermen en salones con literas vs. Duermen en salones con camas
  • Salón de belleza cerrado vs. Salón de belleza abierto
  • Mayoría de las confinadas son puertorriqueñas y dominicanas vs. Mayor diversidad étnica y racial

¿QUÉ SE LES ENTREGA CUANDO INGRESAN A PRISIÓN?

A cada sumariada o sentenciada se le hace un examen médico

Se les ofrece

  • Tres camisetas
  • Tres uniformes
  • Unos pantalones cortos
  • Un par de zapatos de tela
  • Un paquete de ropa interior
  • Tres sostenes
  • Una toalla
  • Dos sábanas para la cama
  • Tres rollos de papel higiénico
  • Una barra de jabón cada 15 días
  • Un paquete de 24 toallas sanitarias por mes

Fuente Informe parcial de la RC 939 de la Cámara de Representantes

Citado por PUERTO RICO TE QUIERO en: Legalizar para la comunidad


Así lo entienden expertos en el tema que abogan por la legalización de la marihuana y se desprende de las declaraciones que ha hecho la propia secretaria de Salud, Ana Ríus, encargada de promulgar el reglamento para el uso medicinal de la marihuana.

Growing Cannabis Outside“El gobierno prefiere darle aire a una iniciativa que no se puede decir que es de marihuana medicinal porque es con algunos derivados y limitado a productos manufacturados en laboratorios para darle un gran negocio a unos pocos pero deja atrás lo que es necesario, que es la descriminalizacion”, sostiene el doctor Rafael Torruella, un psicólogo social que dirige la organización Intercambios, que trabaja en apoyo a la población adicta a drogas con intercambio de jeringuillas y prevención de enfermedades.

“Han optado por no meterle mano al problema que nos sume en violencia, que afecta nuestras comunidades pobres sobre todo con encarcelamiento masivo, VIH, hepatitis y no le da aire a lo que sabemos que funciona, que es la descriminalización de los usuraios de droga”, agrega Torruella, para quien el proyecto del Senado 517 del senador Miguel Pereira, es un paso de avance en la dirección correcta.

El proyecto inicial radicado por Pereira en abril de 2013 conllevaba la legalización limitada de hasta una onza de marihuana, que al presente se castiga con tres años de cárcel y es delito grave. La medida era relativamente vanguardista en tanto que el concepto de legalización limitada a ciertas cantidades de marihuana para uso personal es la norma en pocos lugares de Estados Unidos como Washington DC, desde febrero pasado y en las ciudades de Portland y South Portland en Maine. También es el modelo en Colombia y en Argentina, (esta última por virtud de un fallo judicial de 2009), en Bélgica y en Suiza.

En cambio, Portugal y Uruguay legalizaron completamente el uso de la marihuana y cuatro estados de los Estados Unidos, Colorado, Washington, Alaska y Oregón, la han legalizado plenamente en los últimos dos años bajo diversos esquemas reglamentarios que incluyen la producción y comercialización.

La curiosa ley del Distrito de Columbia, aprobada el pasado 25 de febrero tras un referéndum ciudadano, permite posesión de hasta dos onzas, cultivar o tener hasta seis plantas en la casa (solo tres de ellas maduras) y entregar hasta una onza a otra persona siempre que sea de regalo. No hay reglamento de venta y sigue prohibido el comercio. Bajo esta normativa, el propio presidente Obama, uno de los tres mandatarios de esa nación que admite haber usado marihuana en su juventud, podría cultivar seis plantas en el patio de la Casa Blanca si lo deseara e incluso regalarle una onza a algún dignatario visitante sin violar la ley del Distrito.

Iniciativa de avanzada termina en nada

Pero en Puerto Rico, luego de un amplio debate en vistas públicas, el proyecto 517 se diluyó pasando a una despenalización con multas administrativas escalonadas de $100 la primera, $200 y $300 la segunda y tercera interveción en un periodo de tres años; con referidos a evaluaciones de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca) para posible tratamiento y con citaciones en lugar de arrestos.

Esta era la normativa favorecida por el entonces administrador de Assmca, Salvador Santiago. Se aprobó así por el Senado en noviembre de 2013 y pasó a la Cámara donde tras algunos cambios menores fue recomendado positivamente por el presidente de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, Comisión de lo Jurídico de la Cámara en junio de 2014 y ahí quedó hasta el día de hoy.

Aunque entiende que la medida original era mucho mejor, el doctor Torruella sostiene que la versión enmandada “es mil veces mejor que lo que existe, que es extremadamente draconiano y dañino, que viola derechos humanos con policía y tratamientos abusivos”. Dice que aunque es una versión más conservadora, unos cuantos representantes moralistas lo detienen en la Cámara sin mirar la ciencia y sólo a base de sus creencias religiosas”.

El modelo de la versión final del proyecto Pereira es utilizado con algunas variantes en trece estados (California, Connecticut, Maine, Maryland, Massachusets, Mississippi, Nebraska, Nevada, Nueva York, Carolina del Norte, Ohio, Rhode Island, Vermont ) y en las Islas Vírgenes. Los legisladores de nuestros vecinos isleños vencieron un veto del gobernador para aprobar la despenalización de una onza de marihuana en febrero pasado.

Medicalización prohibicionista para lucrarse del paciente

Además de la medida senatorial, los representantes José Báez y Carlos Vargas radicaron el proyecto 1362 en noviembre de 2013 para autorizar el uso medicinal de la marihuana. El proyecto provee para un sistema de dispensarios privados, altamente regulados por el estado, que distribuirían la marihuana a los pacientes cualificados con receta. De ningún modo limitaba a usos sintéticos, como lo hará el reglamento que ya ha anticipado la secretaria de Salud, e incluso proveía para que pacientes indigentes o que residieran lejos de un dispensario pudieran cultivar plantas en su casa.

El proyecto era similar al de 22 de los 23 estados que han autorizado la marihuana medicinal en Estados Unidos. Numerosos especialistas han establecido que el cannabis tiene la capacidad de aliviar los dolores y molestias de muchas condiciones debilitantes como la esclerosis múltiple, glaucoma y otras neurológicas y reumáticas, así como para aliviar los efectos secundarios de las quimoterapias, entre otros beneficios.

La mayoría cameral mató el 1362 y se presentó un sustitutivo que ordenaría un “estudio exhaustivo” sobre los eectos medicinales de la marihuana y sus derivados.

“Y eso es obsceno porque el beneficio de salud es algo que ya se sabe, sólo hace falta una revisión de la literatura científica, pero prefieren matar el proyecto con el supuesto estudio exhaustivo”, apunta Torruella, quien dirige la campaña Descriminalización.org.

El pasado 3 de mayo el gobernador García Padilla sorprendió al País al emitir la Orden Ejecutiva 2015-10 que autoriza “el uso medicinal de algunas o todas las sustancias controladas o componentes derivados de la planta de Cannabis”. La Orden Ejecutiva inicialmente fue vista como un movimiento positivo por parte de Torruella, y de otros proponentes de la legalización y del uso médico de la marihuana como el professor de Justicia Criminal, Gary Gutiérrez.

Pero el entusiasmo les duró poco ya que al día siguiente la secretaria Ríus reveló que solo se aprobarán productos para administrarse de forma oral y que no se permitiría el uso de la planta en sí. Además la Secretaria reveló que llevaba varios meses en conversaciones con ejecutivos de la empresa GB Sciences Puerto Rico, una subsidiaria de GrowBLOX Sciences de Las Vegas, para que se haga cargo de la producción de los medicamentos que se usarían para tratar enfermedades en la Isla.

Esta empresa ha prometido la creación de 1,000 empleos y una inversión de más de $1,000 millones en Puerto Rico, según reportajes publicados en diversos medios estadounidenses a la empresa desde junio pasado.

La subsidiaria local, presidida por el abogado José Axtmayer, espera por la aprobación del reglamento para comenzar a cultivar y hacer estudios, posiblemente, en el edificio de Ciencias Biomoleculares de la Universidad de Puerto Rico (UPR), dijo la Secretaria.

“El problema que tengo con la Orden Ejecutiva y como se está interpretando es que me dice que la planta que creó Dios y que está en su estado natural, es ilegal porque es de gratis pero le permite a un consorcio que la procese con qué sé yo qué químicos para que yo paciente la pueda tomar y eso es servir de alcaguete a la empresa farmacéutica y eso es inmoral”, sostiene el professor Gutiérrez.

Por su parte, Torruella plantea que “el negocio está montado, pero dónde están los derechos de las personas, por qué no clubes de cannabis, dispensarios, autocultivo, como permitía el proyecto de Báez, será porque se quieren lucrar de las personas con condiciones de salud”. Agregó que está comprobada la efectividad medicinal del capullo de la planta de marihuana, que es lo que se fuma, pero también se puede preparar para ingerirse de otras formas, por lo que no tiene sentido prohibirlo.

La senadora independentista María de Lourdes Santiago indicó al día siguiente de emitirse la Orden Ejecutiva que era una iniciativa “justa, compasiva y moderna”, pero advirtió que su producción podría crear un monopolio comercial y convertirse más bien en “una oportunidad de negocios”.

Por otra parte, el representante estudiantil ante la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, Aníbal López Correa, llamó al Gobierno a legalizar la marihuana para proveer recursos al fisco y a la educación pública y para estimular el turismo y la economía, citando el ejemplo de Colorado.

Ese estado recaudó $40.9 millones en los primeros 10 meses de la legalización tan solo en las ventas de marihuana, sin contar las licencias y patentes ni el ‘boom’ turístico recibido por el estado, según la Drug Policy Alliance. Se designaron $2.5 milones de ese recaudo para contratar más trabajadores sociales y consejeros de salud en las escuelas. Además se reportó una leve baja en criminalidad y en muertes de tránsito. Hay 16,000 personas con licencia para trabajar en la industria de la marihuana, y en algunas tiendas autorizadas los empleados ganan cerca de $17 por hora.

Legalizar para la comunidad, no para las grandes empresas

El profesor Gutiérrez advierte que el modelo que ha comenzado a fraguarse con la Orden Ejecutiva y su anticipado reglamento es un asomo al camino que es preciso evitar y que las grandes empresas y gobiernos neoliberales intentarán imponer en el caso de que eventualmente se legalice la marihuana. “La legalización tiene que ser de abajo hacia arriba, es la única forma de evitar que enormes consorcios como las tabacaleras de Estados Unidos se apoderen del mercado”, sostiene.

“Uno de los efectos no intencionados del narcotráfico es que el dinero de la droga pasa momentáneamente por las comunidades pero cuando tienes compañías que no son de las comunidades ese dinero se lo llevarán todo”, agrega Gutiérrez.

La legalización de abajo a arriba –dice el profesor- se puede hacer con la producción y distribución a cargo de cooperativas, grupos comunitarios, organizaciones sin fines de lucro porque “reglamentar para que unas pocas empresas se lucren no es tan diferente a permitir que se lucren los carteles”.

Citado por WRTU en: Aumento en el IVU afectará seguridad pública en el País, según expertos


Marihuana: uso médico o monopolio (entrevista radial)


IMG_0623-1

Como parte del programa La Gente está Hablando transmitido por WPAB 550am y por http://pab550.com, José Raúl Cepeda y Gary Gutiérrez conversan sobre la propuesta de licenciar la monopolización del uso médico de la marihuana en Puerto Rico.

Para escuchar la ponencia en I-Voox
Para escuchar el programa

Citado en: Mixtas reacciones por marihuana medicinal


Por Telenoticias 5 de mayo de 2015

El gobernador firmó el domingo la orden ejecutiva 2015-10 que ordena a la secretaria de Salud, Ana Ríus, a autorizar el uso medicinal de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivadas de la planta de cannabis.

https://garygutierrezpr.files.wordpress.com/2015/05/15049-upfront2013telemundoblog.pngLa orden ejecutiva destaca que diversos estudios realizados en Estados Unidos demuestran el valor terapéutico del cannabis y sus derivados.

El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló favoreció el lunes la determinación del gobernador Alejandro García Padilla de permitir el uso de la marihuana medicinal en los hospitales del país.

“La autorización del uso medicinal de las sustancias controladas o componentes derivados de la planta cannabis me parece un paso en la dirección correcta. Se ha evidenciado que la utilización de estas sustancias o componentes, de manera controlada, puede apoyar el tratamiento médico tradicional de algunas condiciones médicas crónicas, tales como el cáncer y la esclerosis múltiple. Uno de los beneficios que más reportan los pacientes al combinar estas sustancias con su tratamiento médico es el alivio del dolor físico, lo que representa una mejoría en su calidad de vida”, dijo Perelló en una comunicación escrita.

Sin embargo, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Víctor Ramos se opuso el lunes al uso del cannabis medicinal en la isla, según ordenó el gobernador Alejandro García Padilla mediante una orden ejecutiva.

“El Colegio de Médicos Cirujanos se opone al uso de la marihuana fumada con todos los componentes y la orden ejecutiva menciona cualquier componente. Solo dos componentes de la marihuana han demostrado tener algún uso medicinal que podrían estudiarse. El resto de los componentes son nocivos y dañinos a la salud y no debería hacerse una orden ejecutiva al respecto”, dijo Ramos en entrevista radial.

“También crea un problemas para los médicos y para todo el mundo y la gente tiene que tener cuidado. Una orden ejecutiva no cambia una ley. La ley en Puerto Rico declara que la marihuana es ilegal. La ley federal también declara que la marihuana es ilegal. La FDA establece que si tu le adscribes curar condiciones médicas a otra condición, tienes que cumplir con las reglas de la FDA. Nada de eso se cumple aquí”, añadió.

Varios legisladores del Partido Nuevo Progresista (PNP), rechazaron el lunes la orden ejecutiva firmada por el gobernador Alejandro García Padilla con la que se permitiría el uso de la marihuana medicinal en la isla.

La portavoz de la minoría en la Cámara, Jenniffer González lamentó que el gobernador “quiera conseguir los votos para una reconsideración al derrotado proyecto del IVA negociando con el uso de la marihuana”.

El gobernador firmó el domingo la orden ejecutiva 2015-10 que ordena a la secretaria de Salud, Ana Ríus, a autorizar el uso medicinal de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivadas de la planta de cannabis. La orden ejecutiva destaca que diversos estudios realizados en Estados Unidos demuestran el valor terapéutico del cannabis y sus derivados.

González agregó que todo este asunto es un intento por desviar la atención.

Mientras tanto, miembros de la organización Intercambios PR expresaron su “alegría cautelosa” el lunes luego del anuncio del gobernador Alejandro García padilla de permitir el uso de la marihuana medicinal en el país.

“Le debemos dar la bienvenida a la iniciativa de Fortaleza, pues es un paso en la dirección en la que se mueve el mundo civilizado. Pero si la misma es una propuesta honesta y seria, no una estrategia para desviar la atención de otros asuntos. Sin embargo, el paso lógico es la radicación de un proyecto en la Legislatura para que la iniciativa tenga protección de ley”, dijo en un comunicado el criminólogo y miembro de la organización, Gary Gutiérrez.

 

Discusión pública, ansiedad y violencia… Programa La Gente Está Hablando


Norma Colón Daleccio
Norma Colón Daleccio

Gary Gutierrez y José Raúl Cepeda conversan con Norma Colón Daleccio sobre la discusión política como provocador de ansiedad y violencia durante el programa La Gente Está Hablando de WPAB-550am, Ponce Puerto Rico

Prof. José Raúl Cepeda
Prof. José Raúl Cepeda

Canal: Podcast de Audio-blog de garygutierrezpr
Categoría: Actualidad y Sociedad
Subcategoría: Política, economía y opinión
Género: Radio
Procedencia:
Idioma: castellano

 

Sobre Exclusión y Violencia con los amigos de FUEGO CRUZADO


fuego-cruzado-rectangularConversación sobre la publicación Exclusión y Violencia con los compañeros de Fuego Cruzado

Busque la conversación en los 40 minutos finales del programa

radio_isla_logo3d11_80

 Fuego Cruzado 2

Fuego Cruzado

Citado por El Nuevo Día en: Disciplina fiscal a la seguridad municipal


3 de enero de 2015
Nuevo Día Inicio

Disciplina fiscal a la seguridad municipal

El derroche o el uso desproporcionado de fondos públicos en muchos municipios que operan con déficit contribuye en buena medida a la crisis fiscal del País pero, además, hace que muchos alcaldes den un mal ejemplo a los ciudadanos en cuanto a la fijación de las prioridades gubernamentales.

Se trata, mayormente, de municipios que dependen de préstamos del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) para operar, lo que, a su vez, ha tenido consecuencias nefastas para el BGF, que ha visto amenazada seriamente su liquidez y que ha tenido que negarse a seguir prestándoles.

Así, resulta altamente reprochable que algunos municipios gasten en sus policías locales cantidades desproporcionadas de fondos que no guardan relación con el estado de su seguridad ni el número de delitos que se registran.

Según lo presentó recientemente El Nuevo Día, municipios como Yauco, que ha confrontado serios problemas fiscales al punto de poner en riesgo los salarios de sus empleados, gasta casi $2.7 millones en su policía. Con una población de alrededor de 42,000 personas y un registro de 272 delitos Tipo I en el 2013, el gasto por delito asciende a la astronómica cifra de $9,905.

En contraposición, Aguada, con una población similar, gastó el año pasado poco menos de $500,000 en su policía municipal y registró un total de 318 delitos Tipo I, para un gasto promedio por delito de $1,563, un 84% menos que el de Yauco.

Expertos señalan que el beneficio mayor de estos grandes presupuestos para seguridad que tienen algunos municipios es el de mejorar la imagen del alcalde y no necesariamente disminuir la criminalidad.

Resulta convincente el argumento del criminólogo Gary Gutiérrez, quien sostiene que el gasto excesivo en policías municipales grandes y costosas en los municipios solo busca “vender la apariencia de seguridad”, ya que no existe evidencia de que contribuya a reducir la incidencia de delitos.

Guaynabo es un ejemplo de ello, según las estadísticas recopiladas por El Nuevo Día. Con un presupuesto de cerca de $14 millones, la policía municipal de Guaynabo tiene 3.81 agentes por cada mil habitantes, gasta un promedio de $10,034 por delito Tipo I pero, según Gutiérrez, no hay una relación entre presupuesto y la cantidad de delitos.

El municipio de Lajas, mientras tanto, parece demostrar la teoría de que no se necesita gastar tanto para operar una policía municipal eficiente. Con un presupuesto de cerca de $525,000 para atender una población municipal de 25,753 habitantes, Lajas reportó el año pasado 198 delitos graves, para un gasto por delito de $2,651.

Pero, la desproporción no tiene que ver solamente con el gasto versus el número de delitos, sino que, según destaca la demógrafa Judith Rodríguez, en muchos casos son los municipios que operan con déficit los que más presupuesto asignan a sus policías municipales. Lo cierto es que, a juzgar por las diferencias sustanciales en los números de unos y otros municipios, no existe relación proporcional entre población, presupuesto de policía municipal, número de delitos graves y gasto por delito. Una variable seguramente tiene que ver con el salario de un policía municipal, que no es uniforme, sino que lo determina cada legislatura municipal.

Mayagüez, por ejemplo, tiene una policía municipal de 158 miembros a la que asigna poco más de $3 millones al año, mientras que Bayamón, con 141 policías municipales, gasta $10.7 millones anuales. La tasa de delitos del municipio del oeste es de dos por cada 100 habitantes, mientras que la de Bayamón asciende a 2.75 por 100 habitantes.

Es obvio que, con una crisis fiscal como la que enfrentan, los alcaldes deberían buscar fórmulas uniformes para manejar sus policías municipales a un costo razonable, poniendo el énfasis en disminuir la incidencia criminal.

Nada mejor que la eficiencia para dar una buena imagen y provocar cambios con el ejemplo.

Sobre la violencia social, conversación con el colectivo FRECUENCIA SOCIALISTA


Conversación radial con el colectivo radial Frecuencia socialista sobre violencia social y pena de muerte:

Raíces_y_Alternativas_a_la_Violencia.JPG

Para escuchar la conversación
Para escuchar la conversación

Citado pro El Nuevo Día en Buscan erradicar la impunidad


https://pbs.twimg.com/profile_images/458741991832973312/_exEjcTX.jpegBuscan erradicar la impunidad

Necesario reestructurar el sistema de justicia criminal

Por Keila López y Osman Pérez / puertoricohoy@elnuevodia.com

El secretario de Justicia designado, César Miranda, dijo que todos los componentes del sistema de justicia deben trabajar con sentido de urgencia. (GIUSTI/CARLOS.GIUSTI@GFRMEDIA.COM)

En los archivos policíacos del país abundan los crímenes sin resolver, esos casos donde nunca se encontró quién fue el delincuente o aquellos donde el dedo acusador de la Policía o de la opinión pública no fueron suficientes para lograr una convicción.

Con sus aciertos y desaciertos, el sistema de justicia del país ha experimentado en las últimas décadas una falta de confianza de parte de un gran sector de la ciudadanía, que considera que ese concepto de justicia tan valioso en una democracia no está al alcance de todos los ciudadanos, señaló el expresidente del Colegio de Abogados, Osvaldo Toledo.

Delincuentes que no son arrestados por la Policía, pruebas especializadas que no son realizadas por el Instituto de Ciencias Forenses o acusados que salen a la calle porque no se les celebra un juicio en el término establecido por la Constitución son algunos de los aspectos criticados una y otra vez en las conversaciones de pasillos, redes sociales y programas de análisis. Y eso sin tocar los otros tantos casos donde el criminal termina sin pisar una cárcel por los llamados “tecnicismos judiciales” que la mayoría del pueblo no entiende. Las fallas cometidas por los miembros del sistema, unido al desconocimiento de la población en torno a su funcionamiento y los derechos que los cobijan agravan la desconfianza, sostuvo el profesor de justicia criminal Gary Gutiérrez.

“El sistema de justicia de Puerto Rico se ha ido erosionando poco a poco debido a la falta de atención, entre otros factores, del Estado y de las agencias concernidas en términos de recursos y capacitación que le han sido reducidos a través de los años, en lugar de aumentar y fortalecer el sistema de aplicación de justicia”, señaló Toledo.

Para reconstruir la confianza del pueblo en su sistema judicial y erradicar el sentido de impunidad que permea en la sociedad es necesario impulsar una reestructuración de todos los componentes que se enfoque, principalmente, en la preparación y el adiestramiento de sus recursos humanos, coincidieron Toledo y Gutiérrez.

“Esto requiere una reforma a nivel social”, manifestó el criminólogo.

La falta de un trabajo coordinado entre las agencias encargadas de impartir la justicia es uno de los principales puntos que tienen en común muchos de los crímenes que se mantienen en los archivos de casos sin resolver, apuntó Toledo. Es por esto que es crucial que las mejoras al sistema inicien en los cursos que se ofrecen en el Colegio Universitario de Justicia Criminal, mejor conocido como la Academia de la Policía, y en los adiestramientos que se les ofrecen a policías y fiscales sobre técnicas de investigación.

“La base fundamental del engranaje de la maquinaria de la aplicación de la justicia, una vez cometido el delito, es la investigación e intervención de la Policía, luego el Departamento de Justicia y, por último, los tribunales. Si esos tres mecanismos no trabajan en equipo, el sistema no funcionará”, expresó el expresidente del Colegio de Abogados.

Al salir la noche del miércoles de la sala del juez José Ramírez Lluch en el Tribunal de Bayamón, el fiscal Sergio Rubio, uno de los representantes del Ministerio Público en el caso contra Pablo Casellas Toro, manifestó que esperaba que el resultado del proceso judicial le devolviera a un sector de la población la confianza en el sistema de justicia, y afirmó que el veredicto demostró que el sistema funciona.

“Se tiene que dejar de criminalizar la pobreza. Es injusto que se meta preso a un muchacho que está vendiendo drogas porque el sistema no le ha dado otra alternativa cuando lo que necesita son oportunidades. Hay que evaluar todas las leyes que tenemos, porque muchas necesitan ser actualizadas”, argumentó Gutiérrez.

“Verdad que huye”

Aunque hubo quienes vislumbraron que el veredicto de culpabilidad contra el hombre acusado de matar a su esposa, Carmen Paredes, restituiría la confianza de los ciudadanos en el sistema de justicia, el secretario de Justicia designado, César Miranda, reconoció ayer que aún queda una larga lista de crímenes por resolver, y afirmó que se atenderán sin descanso y con “sentido de urgencia” para su pronto esclarecimiento.

En tono pausado, pero resuelto, Miranda afirmó que aspira a poder poner en práctica toda su experiencia para que los componentes del sistema de justicia y seguridad pública funcionen lo mejor posible y de esa forma la impunidad se reduzca al máximo.

En una entrevista con este diario al terminar una reunión de trabajo sobre temas de seguridad con el presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, el designado secretario de Justicia se mostró determinado a que se completen los trabajos en los casos que quedan pendientes de llevarse ante las cortes.

Miranda, quien ha tenido antes otras responsabilidades de peso en varios gobiernos, usó como referencia el caso de Casellas y dijo que quería que se viera como el inicio de una nueva etapa.

“A mí me gustaría pensar que con el caso de ayer comenzó una nueva etapa en Puerto Rico, y que el mismo equipo, o la misma calidad de trabajo que se utilizó para resolver y procesar el caso de ayer, nos debe servir para terminar de investigar y procesar otros casos. Y los casos que tenemos pendientes, todos tienen trabajo hecho, y a todos les falta trabajo por hacer. Ya yo miré cada caso, ya sé lo que les falta, y dónde está lo que falta. Es cuestión ahora de dedicarnos a completar eso y ver cuál es resultado final del camino. Yo lo que no voy es a elevar campanas al vuelo sin haber culminado ese ejercicio de rigor de trabajo”, reaccionó Miranda, quien aclaró que, aunque hacía énfasis en los casos de alto perfil, al hablar de la resolución de casos no se limitaba a ellos.

“Cada caso es importante independientemente del origen económico o social de las personas involucradas. A cada familia le pesa la muerte de un familiar suyo, independientemente de su condición económica. Así que cada caso va a ser para esta administración del Departamento de Justicia igualmente importante. Hay una serie de casos, y entiendo la preocupación pública, nosotros ya tenemos esos casos identificados, y estamos comenzando a trabajar, con dos de ellos ya yo estoy involucrado directamente”, insistió Miranda.

“Y la clave está en sentido de urgencia. Aquí usted no puede trabajar hoy y descansar mañana. Aquí usted tiene que trabajar hoy y doble mañana y triple pasado (mañana) si en verdad quiere resolver un caso”, afirmó. “Los investigadores dicen que tiempo que pasa, verdad que huye. Pues esa es la normativa que nosotros queremos imponerle a cada una de las investigaciones que vamos a llevar a cabo”.

Aunque optimista, Miranda no habló de metas irreales.

“Sería yo un irresponsable si les digo que voy a tener un 100 por ciento de efectividad. Yo quisiera lograrlo. Lo que sí le puedo decir es que voy a aspirar a un 100 por ciento de efectividad. Y ya veremos lo que pasa. Y hablarle de frente a la gente. Lo que usted no puede hacer, usted lo dice de frente. No lo puedo hacer, esto no funcionó. Pues no funcionó, lo voy a cambiar, lo hago de otra manera. Pero lo importante es no quedarse cruzado de brazos ni dejar que el reto lo venza con el mero reto. Sino que hay que meterle mano a las cosas y trabajar duro, día a día.

Sobre los retos principales que enfrenta en el Departamento de Justicia, Miranda afirmó que “el esfuerzo tiene que ser en el ejercicio investigativo, en nuestra área de fiscalía, policía y el Instituto de Ciencias Forense. Ahí es que vamos a concentrarnos”.

El designado titular de Justicia insistió en que los agentes, policías, fiscales y demás involucrados en el sistema de justicia, tienen “que entrenar. No hay nada que sustituya el trabajo intenso, no hay nada que sustituya el estudio. Mi teoría siempre es que el abogado, el fiscal, el juez que se mantiene estudiando termina siendo un mejor profesional, termina alargando su carrera profesional, y termina siendo respetado por todos sus pares. Y yo creo que ese es el mejor incentivo para que la gente trabaje y estudie con mucha intensidad”.

Admitió que ante las dificultades económicas que atraviesa el país, no muchos recursos disponibles, pero apeló a la experiencia de quienes han trabajado por mucho tiempo en los diferentes componentes del sistema de administración de justicia.

“La premisa es correcta. No hay todos los recursos que uno quisiera tener para que las cosas se puedan hacer con la mayor facilidad. Pero si nos ponemos a esperar a que haya el más mínimo centavo para hacerlo, pues entonces no lo haremos nunca. Así que hay que meterle mano con lo que usted tiene. Como dicen en el campo, hay que arar con los bueyes que usted tiene. Entonces, aquí hay que ser creativos. En vez de dar adiestramientos trayendo a unas personas que cuestan muchísimo dinero, diseñamos unos adiestramientos prácticos, donde usted coge al fiscal más experimentado, o aquel que se retiró y tenga una gran experiencia, y lo trae a que sea el individuo que adiestre y prepare al nuevo fiscal. Donde el oficial de Policía de mucha experiencia que ha sido exitoso puede ser un tutor para aquel que comienza las tareas investigativas”, dijo Miranda.

Como caso excepcional, destacó al Instituto de Ciencias Forenses, que aseguró sí necesita “una inversión porque los procesos científicos e investigativos son costosos. Pero es una inversión que se paga sola a la larga, porque en la medida en que evitemos la erogación de fondos para estar, por ejemplo, vigilando un lugar para que no se cometa tal o mas cual cosa, lo invertimos en el otro sitio. Es cuestión de ser prudentes, y saber donde uno pone uno sus recursos para tener los mejores resultados”.

Miranda también hizo referencia a la reunión sostenida con Perelló, quien impulsa un plan integrado para mejorar la seguridad del país, y alabó la iniciativa, destacando el hecho que busca poner el profesionalismo por delante del protagonismo político.

“La propuesta que trae el presidente de la Cámara (el plan de seguridad 360 grados) es una muy amplia y muy abarcadora, que contempla diversos recursos de la investigación y el procesamiento criminal. Definitivamente no tiene nada que ver con una u otra preferencia política, tiene que ver con la profesionalización de esa actividad. Un fiscal no es bueno o es malo porque piense de una manera política o de otra. Es bueno o es malo si hace su trabajo bien, si ejecuta bien, si presenta un caso, si investiga correctamente. Un policía no es bueno ni es malo dependiendo de su filosofía política, sino por el tipo de trabajo que hace, por la vinculación con la comunidad, por la dedicación que le imprime a su trabajo. Y asimismo en Ciencias Forenses nadie puede ser bueno ni malo, porque el análisis científico da el resultado como sea. No da un resultado azul, o un resultado rojo, o un resultado verde, da el resultado científico que un análisis real tiene que dar. Si todos esos componentes se unen, usted debe tener un mejor rendimiento. Si todos esos componentes se unen y luego hay un procesamiento criminal adecuado donde hay una judicatura que responde también con premura la llamado ciudadano, usted debe tener un resultado positivo para el país”, comentó Miranda.

El designado secretario de Justicia añadió que la propuesta coincide con sus ideas de “una alianza de todas las fuerzas” en busca de “una mayor seguridad y una mayor tranquilidad y una paz social, que es lo que todos queremos lograr para el país”.

“Me parece muy genuino lo que se está proponiendo y creo que tenemos los recursos, y lo que hay es la necesidad de integrarlos y hacerlos eficientes. De eso es de lo que se trata, y me parece que es un buen primer paso. Que obviamente hay que seguir afinando sobre la marcha hasta ver a dónde nos lleva, pero que a mí me hace sentir muy optimista”, finalizó Miranda.

Rebecca Banuchi colaboró en esta nota.

Participación en Es Con Usted La Cuestión del 2 de enero 2015


Finca Zayas cepe2Conversación sobre múltiples temas: con los profesores José Raúl Cepeda y Juan Ricart durante el programa «Es Con Usted la Cuestión» del  2 de enero 2015 por WPAB 550am, Ponce

Para escuchar el programa en I-Voox
Para escuchar el programa en I-Voox

Sobre Crimen Organizado en La Gente Está Hablando por PAB550.com


foto_prof__jose_raul_cepeda_borrero_jdNCDConversación sobre Crimen Organizado: con José Raúl Cepeda y Norma Colón Daleccio durante el programa La Gente Está Hablando de WPAB 550am, Ponce

 

Para escuchar la ponencia en I-Voox
Para escuchar la ponencia en I-Voox

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: