Si algo dejan claro los “dips” de DEVÓRALO, es su versatilidad. Un ejemplo de esta flexibilidad son las empanadas al horno rellenas con queso y su “dip” de pollo.

En una plantilla comercial para empanadillas, se montan queso y una cucharada del “dip” de pollo.
Cubierta con un poco de aceite de oliva aplicado con una brocha, se ponen a 350°f en el horno hasta dorar.
Terminada la cocción, se dejan descansar.
!Sabroso y divertido, BUEN PROVECHO!