Como es viernes de Cuaresma, y yo sobreviviente católico, decidí observar la tradición y sacrificarme comiendo unos camarones al barbi.

Preparar la salsa con tomate, cebolla, culantro, maíz cocido, sazonado a gusto y terminado con jugo de limas y buen aceite de oliva.
A fuego indirecto, cocinar los camarones previamente sazonados a gusto. En este caso con Tajín.
Cocidos los camarones, calentar las tortillas por ambos lados sobre fuego directo y luego mover fuera del fuego.
Luego simplemente montar los tacos
Presentar con la salsa “al lado” y dejar que cada cual termine el taco a su gusto.
“Buen provecho”