Para los nativos de Ponce en Puerto Rico, “con todo” es el término que se utiliza para indicar que el sándwich lleva ensalada dentro del pan.

Por supuesto, siendo el sándwich la comida emblemática del pueblo, nadie tiene claro qué significa “con todo” . Cada local tiene su definición. Así que si usted no disfruta de algo como, la cebolla por ejemplo, tiene que pedir “con todo menos cebolla”.

Partiendo de lo anterior y siendo ponceño irredento, cuando acompañado por Radio Universidad me puse a inventar con mi desayuno sabatino, el resultado tuvo que llamarse “huevito con todo”.

Para comenzar corté unas papas en trozos pequeños que sofreí a fuego mediano en un sartén de hierro con poco aceite hasta que comenzaron ablandar. Luego añadí mortadela y salami italiano picados. Cuando todo comenzó a dorarse añadí cebolla picada y espinaca. Finalmente lo sazoné a gusto. Utilicé estos ingredientes pues es lo que tenía en la nevera, cualquier cosa que uno prefiera “le tiene que bregar”.

Cuando todo aparentó estas cocido, añadí los huevos y tapé el sartén y dejé que cuajaran los huevos.

Finalmente cuando los huevos estaba “over easy” le añadí queso parmesano y volví a tapar la sartén por unos minutos.

¿Qué les puedo decir?

Luego de la “jartera”, me recosté en el sofá y me tiré una siesta pos-brunch. La verdad que esta pandemia me está matando.

¡Buen provecho!!!!