Recientemente, mientras busca algo que mirar en HULU, me tropecé con el relanzamiento de la serie “Good Eats” del comidista estadounidense Alton Brown.

El primer episodio de la serie original, y por supuesto del relanzamiento, se tituló Reverse-Sear Ribeye Steak: Relouded. El el mismo el comidista detalla una interesante forma de cocinar un steak, en su caso un rib eye.

1539025870229

Lo interesante de la receta en que el sellado de la carne se hace al final de la cocción, es que llama a “curar” el corte de carne con sal entre seis (6) a veinticuatro horas en el refrigerador. El resultado asegura Brown, es una sabrosa carne sazonada totalmente por la sal que penetra por sus fibras.

El programa, y sobre todo el entusiasta estilo de Brown, me estimuló a tratar la receta, pero claro en el “barbi”.  No encontré un buen corte de rib eye, así que utilicé un New York Steak de una pulgada y media.

Siguiendo la instrucciones del maestro Brown, sazoné por ambos lados con sal gruesa la carne y la puse en el refrigerados por unas dieciocho (18) horas.

IMG_3040

Pasado el tiempo, preparé y encendí el WeberSmokey Joe para cocción indirecta y  lo tapé con las ventanillas cerradas más de la mitad para que la temperatura de cocción fuera más o menos los 200 grados recomendados por Brown.

IMG_3031

Precalentado el barbi, inserté un termómetro en la carne, la puse alejado de las brasas en el asador y lo tapé con las ventanillas a medio cerrar.

IMG_3041

Siguiendo la receta de Brown, cuando la temperatura interna del New York Steak pasó los 120 grados, lo removí del asador para que descansara a temperatura ambiente por unos 10 minutos. Tiempo que utilicé para arreglar la barbacoa para cocción directa (grilling).

IMG_3039

Pasados los 10 minutos, aplique un poco de aceite de oliva picual y de vuelta al Smokey Joe. Esta vez directo sobre las brasas hasta alcanzar su sellado por ambos lados y conseguir el término deseado de 135 grados.

IMG_3035

Cuando llegó al termino, saqué la carne del fuego y la dejé descansar por otros 10 minutos.

Como predijo Alton Brown, el resultado es un pedazo de carne perfectamente sazonado. no solo en el exterior como es regularmente, sobre todo si lo hace estilo argentino que incluye la sal cuando ya comienza la cocción.  En este caso, cada bocado de carne viene con la suficiente sal para complementar y ensalzar el sabor natural de la carne de res.

IMG_3038

¡Gracias maestro Brown!

Buen provecho…