Cuando viene a “burguers”, El Weber Smoke Joe la hace.

Siete minutos sobre fuego directo, se voltea y se corona con buen queso cheddar. Se cubre el barbi con las ventanillas completamente abiertas por otros siete minutos.

Terminado un poco por debajo de “medium”, se monta con los aromáticos y complementos preferidos.

En mi caso, se acompaña con un Añejo de Don Q, por supuesto…

¡buen provecho!