Buscando alternativas para “prender” el “barbi” encontré unas alitas de pollo en rebaja.

Mientras cotejaba la fecha de expiración y esas cosas recordé una receta que vi en youTube y que hace un tiempo modifiqué para preparar unas caderas.

Por supuesto, como siempre la receta “Crispy Grilled Wings on Weber” de “How To BBQ Right” fue una guía y no un mapa.

Así que comencé con un chorrito de aceite de oliva saborizado con “ají verde” para que ayudara al adobo en polvo a pegarse a las alas que había trozado por las coyunturas.

Para reforzar el adobo le añadí paprika ahumada y azúcar negra.

Tras una hora descansando en la nevera las pasé por una mezcla de harina de trigo y maicena para empanarlas.

De ahí pa’l “barbi” a fuego indirecto con todas las ventanillas abiertas por 35 minutos, volteando las alas más o menos a la mitad del tiempo.

Mientras las alas se transforman bajo el domo del Weber, en la cocina preparo el aderezo con partes iguales de mantequillas y salsa picante. En este caso la de guayaba de Artesanías Gourmet.

Una vez en su punto las alas, se le incorpora el aderezo de mantequilla y salsa picante. Entonces con mucha delicadeza se van moviendo las piezas de pollo hasta que todas se cubren con la salsa.

Finalmente se sirve con una ensalada de cole, cole slaw para balancear el pollo.

Por supuesto me empujé como nueve con una fría y luego pa’ la siesta de sábado en la tarde.

¡Buen provecho!!!!