Tras sesenta y una vueltas en torno al sol, ya estoy en paz con la mayorías de mis gustos y costumbres.

Uno de estos gustos es que no me gustan las salsas con la carne de res. La carne debe saber solo a carne, sal, pimienta, y brasa, nada más. Los gringos le llama “texan style”.

Sin embargo, cuando esta semana probé el chimichurri “criollo” que Luis prepara para acompañar el churrasco que se sirve en El Paraíso Fonda Criolla y Bar, no me quedó más remedio que cambiar mi opinión.

Que cosa tan sabrosa. Aceite de oliva, culantrillo no perejil, y algunos secretos con que el amigo Luis balancea el ajo para dar vida al “chimichurri criollo” de El Paraíso.

La verdad es que si algo se puede decir de El Paraíso, Fonda Criolla y Bar es que sus salsas, lo mismo la chimichurri para las carnes, como la criolla y la de ajillo para los camarones, son verdaderos ejemplos de balance y complejidad al mismo tiempo.

Así que si tiene la oportunidad, en El Paraíso, pídalo con salsa que no se va a arrepentir.

¡Buen Provecho!!!!

Anuncios