¡Que brava es!!!’

A pesar de muchas visitas a El Paraiso en el Coto Laurel, no había probado el mojo de la casa. La salsa que ellos llaman “salsa criolla”.

En esta ocasión, camarones en salsa criolla sobre Un mofongo de plátano que no puede ser más casero. Con el primer bocado, mi mente se transportó a mis años mozos cuando mi madre preparaba estás delicias en la casa.

Definitivamente, comer en El Paraiso es regresar a donde habitan “raíces y luceros”, como decía el inmortal Silvio.

¡Buen provecho!

Anuncios