Por Gary Gutiérrez

Provocado por la recién adquisición del Smokey Joe de Weber, me he pasado la semana buscando cosas para grillar. Confieso que “la fiebre” es insoportable.

En este caso la alternativa resultó ser unos filetitos de basa, económico pescado muy fácil de aromatizar, que estaban en especial.

Un poco de aceite de oliva con infusión de ajo y una rociadita de un “rub” comercial de hierbas y limón que encontré en una tienda de descuentos, fueron suficientes para elevar el discreto pescado a otro nivel.

Mientras el pescado se crecía con los sabores del “rub” el aceite, preparamos la barbacoa con carbón de palitos. Una vez en su punto las brasas, pusimos los filetes sobre un “grill matt” por 10 minutos sin voltear y cubierto el asador.

Pasado el tiempo, y sobre las brasas directas, se doraron los filetes. Allí mismo se calentaron las plantillas donde, aderezadas con una salsa tártara se sirvió el pescado.

IMG_6541

Si bien este plato sería más fácil al horno o sobre una plancha en la estufa, el ahumado sabor de la barbacoa hace un plato cotidiano una experiencia especial.IMG_6549

Así que, en resumen, definitivamente valió la pena invertir 30 minutos más encendiendo el “barbi”.

Buen provecho…

 

 

 

Anuncios