Por Gary Gutiérrez

Cuando se habla de la barbacoa, lo primero que viene a la mente son las proteínas. Lo mismo res, que cerdo, cordero o pescados, “el barbi” es territorio de carnes.

IMG_6293

Recién tuve unos amigos de visita, y para la ocasión prendimos la nueva barbacoa y ahumamos varias alternativas.

Sin embargo, no solo de carne vive el hombre, o las mujeres para ser inclusivos.

Así que para acompañar, o como dicen en el norte como “side dishes”, incluimos una ensalada fría de repollo. Plato que es muy emblemático como acompañante de las barbacoas sureñas de Estados Unidos.

El repollo se corta en tiras y se adereza con un aromático, algún tipo de azúcar, algo agrio, algo ácido y aceites.

En este caso, cebollita en ruedas muy finas, sal, pimienta, aceite y mayonesa. Para los sabores ácido, dulce. agrio complementamos la mezcla con la Salsa de Barbacoa Gourmet de guayaba. 

Cómo esto es más artes que ciencia, las cantidades quedan al gusto. Lo importante es mezclar todos los ingredientes, menos la mayonesa. Se deja descansar en el refrigerador   para que se amarren los sabores y luego o al momento de servir se le añade la mayonesa.

El resultado es una ensalada de repollo a la boricua, que acompañó muy bien un sándwich de “pull pork” ahumado lentamente y aderazo también con la la Salsa de Barbacoa Gourmet de guayaba y polvo de chipotle.

IMG_6298

Buen Provecho

 

Anuncios