Lo he dicho antes y me reafirmo, las fondas criollas se miden por el arroz y habichuelas.

Si bien esta máxima define El Paraiso Fonda Criolla y Bar como una fonda por derecho propio, no es menos cierto que este local cumple con la segunda regla de un fonda. Los chicharrones de pollo tienen hueso, cuerito, y ¡no se empanan!

Si el cielo existe, probablemente tiene estos chicharrones en su menú… Tiernos y húmedos trozos de caderas y muslos fritos hasta lograr el perfecto balance entre la crocante piel del ave y la ternura de su carne sabrosamente condimentada al gusto criollo.

Los míos que salgan con papas fritas y una Medalla por favor…

La verdad que, mídase como se mida, El Paraiso Fonda Criolla y Bar, es una fonda por derecho propio…. ¡BRAVO!

Buen provecho….

Anuncios