Si vamos a discutir responsablemente “le deuda”, vamos a dejar claro que el pueblo no “se metió” en ninguna deuda, “lo metieron”.

Lo metieron los oficiales electos, quienes por ignorancia o por corruptos, firmaron préstamos que sabían que no eran pagables, que sabían que el dinero se usaría en cosas que no eran necesarias, que sabían que el dinero se malgastaría sobre pagando esas “obras” innecesarias. 
Igualmente lo metieron los vendedores de sueños monumentales que sabían que esos préstamos no eran pagables, que sabían queel dinero  se usaría en cosas que no eran necesarias, que sabían que el dinero se malgastaría sobrepagando esas “obras” innecesarias.

Por supuesto, tanto los que dieron los préstamos como los que los tomaron saben que este pueblo nunca les exigirá responsabilidades. 

Ojalá la historia sí les juzgue… 

Anuncios