Publicado en la Perla del Sur bajo el título: Abre exposición “Caras de Arroyo Barril”

 

Las fotos que componen el portafolio “Caras de Arroyo Barril” documentan en forma gráfica la serie Bomba de tiempo, las cenizas de carbón, una trilogía de reportajes realizados por el periodista Omar Alfonso Torres bajo el auspicio del Centro de Periodismo Investigativo (CPI) y el semanario La Perla del Sur.

“Tras la comprensión del trabajo que estábamos realizando entendí que había que humanizar el asunto. Colateral con el trabajo periodístico de Omar Alfonso, me doy cuenta que el ‘issue’ tiene caras, que es un asunto de humanidad. Estas fotos presentan a la gente de Arroyo Barril en su propio ambiente”, resumió Gutiérrez Renta en su presentación.

A juicio del fotoperiodista ponceño, los rostros plasmados en la colección pueden ser de cualquier parte de Peñuelas, Guayanilla, Guayama, Salinas o Santa Isabel, rostros que han sido víctimas de poder autoritario que toma decisiones sin considerar a los grupos desventajados.

“Aquí es donde la historia nos cuenta que la lucha de los grupos pequeños que acumulan el poder económico y político, va contra el que tiene menos”, destacó en su ponencia el economista Luis Rey Quiñones Soto.

“En esa dirección quiero enumerar tres aspectos que debemos resaltar cuando se realizan trabajos investigativos como este y que hacen justicia a los pueblos. Uno, la necesidad de redes de apoyo en favor de un trabajo más efectivo y colaborativo. Dos, el compromiso social durante el proceso de la investigación; y tres, excelente organización de documentos y datos”, salpicó durante la velada Carla Minet, directora ejecutiva del CPI.

La exposición proyecta el saldo humano de una discriminatoria acción que, para beneficio económico de pocos, laceró la salud y calidad de vida a más de 10 mil habitantes de Arroyo Barril y la provincia de Samaná, una comunidad de obreros que viven del turismo, la pesca y la agricultura, en el noreste del país dominicano.

“Este retrato de la gente está enmarcado en dos objetivos esenciales. Uno, humanizar el tema presentado por la serie, y dos, provocar el interés en el tema desde esa humanidad”, explicó por su parte el artista del lente.

“Esto es una convocatoria para que grupos de discusión social, económico, ambiental y político, en armonía con los medios de comunicación, creen redes de diálogo en favor de su propia gente”, insistió.

La presentación de Caras de Arroyo Barril aglutinó en El Candil a un público ligado a luchas ambientales, seguidores del buen arte, profesionales de diversas ramas, estudiantes y académicos, entre otros, que coincidieron con la propuesta de su autor, “el Caribe negro y pobre está marcado por la desigualdad”.

“Donde la minoría que llega al poder -con el voto de una mayoría- toma decisiones sin importarle lo que quieren los que le llevaron al poder”, agregó Quiñones Soto en clara referencia a la democracia capitalista subdividida entre el sentido común y el poder económico que ofrecen los partidos políticos.

Gutiérrez Renta sentenció que las luchas tienen que trascender sin obviar lo inmediato.  Arroyo Barril dramatiza el poder y la exclusión.

“Esta comunidad es víctima de sus propios líderes”, finiquitó.

La serie Bomba de tiempo, las cenizas de carbón ha sido difundida por más de 20 medios de comunicación de Puerto Rico y el exterior. Entre ellos, WKAQ 580 AM, Noticias SIN, Acento y Diario Libre de República Dominicana, El Nuevo Herald en Miami; Metro, NotiCel, El Vocero, La Perla del Sur, Cybernews, Caribbean Business, Claridad, Mi Puerto Rico Verde, Latino Rebels, WPAB 550 AM, 80grados.net, Sin Comillas, Radio Vieques 90.1 FM, Diálogo, Puerto Rico Te Quiero, Radio Casa Pueblo 1020 AM, Bonita Radio y Radio Universidad.

Tanto Alfonso Torres como Gutiérrez Renta viajaron a Arroyo Barril, lugar donde fueron transportadas en barco y descargadas en el muelle sobre 27 mil toneladas de cenizas de la planta de carbón AES, ubicada en Guayama, con la intención de conocer qué sucedió con los vecinos de esa comunidad y qué se puede esperar en Puerto Rico ante esta situación, además de otras interrogantes que siguen dando forma a la investigación.

La multinacional AES ha dispuesto de al menos dos millones de toneladas de cenizas de carbón en Puerto Rico desde el año 2004, sin cumplir con las garantías que ofreció al gobierno durante el proceso de solicitud de permisos.

Estudios comisionados por la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) concluyeron en el año 2012 que el material descartado por AES durante su producción eléctrica con carbón excede miles de veces los límites permitidos de arsénico, boro, cloruro y cromio.

Comunidades y grupos ecologistas lo han denunciado, pero ninguna investigación periodística había profundizado en sus reclamos hasta este momento.

La muestra permanecerá en la librería El Candil de Ponce hasta el miércoles, 4 de mayo.

13 de abril de 2016

MÁS SOBRE LA EXPOSICIÓN

CARAS DE ARROYO BARRIL
CARAS DE ARROYO BARRIL
Anuncios