Por Gary Gutierrez

Hizo la marca, dobló la papeleta, la depositó…

…así confirmó su irrealidad.

Anuncios