Privatizar la marihuana es abrir al capital legal la explotación económica de usuarios que hoy benefician a cárteles ilegales.

Anuncios