Consideran académicas las audiencias
29 de octubre de 2015 05:00 am / Reinaldo Millán | reinaldo.millan@gfrmedia.com

Mientras integrantes de los comités de seguridad ciudadana se mostraron receptivos a las audiencias sobre la reforma policial en Ponce, estudiosos de la justicia criminal consideran que estas son académicas.

Gerardo Barbosa, integrante de un comité de seguridad, indicó que para ellos el proceso es positivo y pedagógico, ya que representa una oportunidad para mejorar la participación ciudadana.

“Me parece importante que estas vistas se hayan hecho en Ponce, ya que son parte de un proceso que debe mejorar su funcionamiento”, indicó Barbosa.

Por su parte, Luis Matos, del comité del sector Los Ausubos, comentó que “es un proceso que nos interesa a todos porque de ese modo se benefician las comunidades”.

Sin embargo, para el profesor de Justicia Criminal Gary Gutiérrez, las audiencias no son participativas ni democráticas, sino un formato que no va a producir ningún cambio.

“Me preocupa toda esta simulación que a un costo millonario llaman la reforma de la Policía. Los problemas de abuso de poder y violación de los derechos civiles por parte de la Policía de Puerto Rico no son un problemas de unos o dos manzanas podridas”, manifestó Gutiérrez para significar que los excesos son un problema estructural resultado lógico de un cuerpo paramilitar, cuya principal razón histórica para existir es el control de las poblaciones marginales en las calles.

De hecho, cuestionó que se haya nombrado al militar retirado Arnaldo Claudio como el monitor del proceso.

Gutiérrez no participó de las vistas por entender que esa gestión la debe realizar la Comisión de Derechos Civiles de Puerto Rico.

El juez Gustavo Gelpí presidió la histórica audiencia en Ponce como parte de los procesos para la Reforma Policial que inició hace tres años luego de denuncias sobre la violación de derechos civiles y humanos.

Gelpí indicó que por ser Ponce el municipio de mayor población fuera del área metropolitana decidió que fuera la segunda ciudad en llevar a cabo las vistas sobre la reforma.

El juez permitió que los procesos se llevaran en español en la sala de la Corte de Quiebras en Ponce. En las vistas, también dijo que los superintendentes deberían salir de la propia policía y recordó la politización del cuerpo tras el Cerro Maravilla.

Aunque no se trató de un juicio controvertible no se permitieron cámaras ni grabadoras a los periodistas. Solo un fotógrafo del municipio de Ponce tuvo acceso a la intervención de la alcaldesa de Ponce, María Meléndez, segunda ponente detrás del exgobernador Rafael Hernández Colón.

Hernández Colón, por su parte, comentó que la politización no debe seguir en la Policía

Anuncios