Por Gary Gutiérrez, publicado originalmente en el Periódico La Perla del Sur

Domplines 004Llámele como usted quiera: arepas, yaniclecas, “journey cakes”, pan frito o domplines, en Ponce esas almohadas de trigo son veneradas con un favor cuasi religioso.

Así como el sándwich es la comida nocturna por excelencia para los ponceños, el tentempié mañanero más distintivo de la Ciudad Señorial tiene que ser el domplín relleno.

Este humilde panecillo frito, primo de las donas y que servido con habichuelas guisadas sustentó a las generaciones que vivieron durante la Segunda Guerra Mundial, en Ponce se come relleno de proteínas, tanto para el desayuno como para la parva de las 10:00 de la mañana.
Y aun cuando en Ponce estás delicias están disponibles en gran cantidad de negocios, cafeterías y restaurantes, de más está decir que la Ciudad cuenta con verdaderos tabernáculos dedicados a este manjar.

El Domplín en la calle Muñoz Rivera, El Trigal en la calle Reina y la Refresquería Bélgica, donde todavía el domplín sale acompañado de habichuelas, son solo unos ejemplos de los rincones donde por décadas los ponceños han disfrutado su desayuno preferido.

Domplines 007Buscando ampliar el mapa “domplinero” de la ciudad, una pareja de jóvenes maravillosos decidieron plantar bandera y ubicar su carretón en la esquina de la carretera PR-2 (Ponce By Pass) y la avenida Muñoz Rivera de Ponce.

Allí, bajo el nombre Carretón Los Amigos, Jorge R. Chacón Rosario y Marta Ramírez Lagomarsini apuestan a que se pueden ganar la vida y criar una familia con la receta para domplines de la abuela de Jorge, doña Ada.

¡Qué buenos son!

Mullidos y suaves, pero con una corteza lo suficientemente firme para que soporte el peso, los domplines del Carretón Los Amigos se rellenan con los ingredientes tradicionales.

Claro, como son de Ponce, los domplines rellenos de jamón y queso, jamón queso y huevo, atún, pollo, pastrami o tripleta, también salen “con todo”. Es decir, que pueden incluir lechuga, tomates y otras delicias.

Mas siendo los chicos flamantes exponentes del panorama “domplinero”, era necesario crear una oferta que los distinguiera y les garantizara su espacio.

Por eso, desde las 5:00 de la mañana, de lunes a viernes, en el Carretón Los Amigos los domplines pueden salir rellenos del tradicional gazpacho ponceño. Para que los del norte entiendan, los rellenan con serenata de bacalao y aguacate.

Domplines 003¡Qué cosa más maravillosa!

Si no fuera porque es para desayuno, con cerveza combinarían de manera espectacular.

¡Y ahorre tiempo! Cuando vaya pida dos, para que no tenga que hacer fila otra vez.

Otro de sus domplines rellenos no tradicionales es el de longaniza de pollo traída desde Orocovis. Por supuesto, para que todos estén claros que no es del tipo “light”, la longaniza sale cubierta de queso blanco americano, para los “línea dura”. Bien bueno.

Igualmente memorables son los domplines de bisté que se sirven “con todo”. Pedazos de carne tierna y con un trasunto de ajo y ensalada, cada uno evoca los legendarios sándwiches de la legendaria Catalana que ubicaba en la calle Comercio y que deleitaba a los estudiantes de la Ponce High a finales de la década del 60, en el siglo pasado.

Ahora bien, tome nota. Donde la oferta del Carretón Los Amigos se pone realmente escandalosa es en los postres.

Para alborotar a los puristas y como si la muestra ya detallada no fuera suficiente innovación, aquí hay domplines rellenos guayaba y queso crema o Nutela, polvoreados con azúcar granulada.

Domplines 002En el mundo culinario le llamarían “una deconstrucción criolla de la dona”, pero el punto es que no hay forma de describirlo y hacerle justicia. Debieran venir con membresía para algún gimnasio.

Son decadentemente sabrosos y cada uno de nosotros debería probarlos, aunque para ello sea necesario vestir sombrero y gafas para que no nos reconozcan en la fila.

La verdad es que el Carretón Los Amigos tiene todo lo necesario para complacer a los más exigentes.

Ahora, si bien la limpieza y la  calidad de los productos que ofrecen Marta y Jorge dan fe del potencial que tienen como empresarios, la verdadera razón para su éxito es el cariño con que rellenan cada uno de sus domplines.

¡Buen provecho!

(El teléfono del Carretón Los Amigos es el 787-644-2194. También figuran en la red social Facebook bajo Carreton Los Amigos)

 

3 de septiembre de 2014

Anuncios