Rumbo a Australia con café y pitorro

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

A pesar de crecer en una familia de productores de café, no fue hasta que llegó a la universidad que probó ese complejo oro negro. Cinco años más tarde, la otrora estudiante de literatura comparada y ahora barista certificada, Cintia Ramos Reyes, es una autoridad en las artes de servir y presentar ese elixir que, según una vieja leyenda, Alá regaló al profeta Mahoma para ayudarle a mantenerse despierto mientras transcribía El Corán.

La maestría alcanzada por Cintia en las artes del café durante este lustro, fue revalidada al ser seleccionada por colegas para representar a Puerto Rico en la categoría de “Coffee & Good Spirits” del prestigioso Melbourne International Coffee Expo.

Este encuentro lo organiza anualmente la AustralAsian Specialty Coffee Association (AASCA) y reúne lo mejor del barismo internacional.

La semilla

Todo comenzó allá para el 2009 cuando, buscando trabajo para ayudarse en sus estudios, respondió a un anuncio donde se buscaban baristas para un “coffee shop”, sin saber de qué se trataba.

Y aun cuando no ganó la plaza, ese primer encuentro con el mundo del café fue suficiente para que Cintia despertara a una novel pasión e, incluso, dejara la universidad para entrenarse en el barismo, eso que llaman “el arte de preparar buen café”.

Este “redescubrimiento” no solo abrió nuevas oportunidades de empleo para la joven hija de Castañer. Fue además un reencuentro con sus antepasados, quienes por generaciones plantaron y cuidaron cafetos para su consumo y comercialización.

“Fue un reencuentro con mis orígenes. Cuando me criaba, la aspiración de mi familia era que dejara el campo y la agricultura, que fuera a la universidad y me hiciera profesional”, confesó mientras con rostro y sonrisa iluminada explicaba cómo ahora pasa horas hablando de café con su abuelo don Antonio y su tío Ramón.

“Un día, tío llegó cargado de matitas de café para que comenzara mi propio huerto. Las tengo en tiestos en casa, digo, las que sobrevivieron, y ya me dieron fruto”, relató con el orgullo que solo siente quien trabaja la tierra.

Tiempo después, al cierre de 2013, la jovial emprendedora ganó el Campeonato Nacional de Baristas de Puerto Rico y con ello, el pase al mundial en Australia.

¡Claro está! La travesía al otro lado del mundo no es barata.

Para lograr llegar hasta allá, Cintia contó con el auspicio de su actual patrono y nuevo referente de buen café en Ponce, la firma Café Lucero.

La joven barista tiene a su cargo el flamante “coffee shop” que esta firma abrió en el Museo de Arte de Ponce (MAP).

Y allí, enmarcada e inspirada por la excepcional colección del MAP, Cintia labora y perfecciona su arte, el de preparar el mejor espresso posible con un café de nivel mundial como Lucero.

Por supuesto, como su participación en Australia incluye el uso de licores para combinarse con café, fue la Destilería Cruz de Jayuya, productores de PitoRico, quien vino al rescate.

“Son gente  maravillosa, solo llamé para pedir una dirección donde enviar mi  propuesta. Allí mismo, luego de preguntarme de qué se trataba, pusieron la destilería a mi disposición. Hasta están destilando una edición con mis especificaciones para la competencia”, explicó.

Mas cargando Lucero y PitoRico, Cintia se prepara para presentar en Australia dos bebidas que simbolizan esta tierra, el “Chichaíto de Café” y el “Coctel Lucero”

El “Chichaíto de Café” busca balancear la complejidad del Café Lucero,  el delicado dulce del ron de anís desarrollado por PitoRico con los sabores cítricos del Grand Marnier -auspiciador del evento- y un sirope de piña preparado por la propia Cintia.

Mientras el “Coctel Lucero” se compone de Café Lucero, PitoRico sin curar, Grand Manier, sirope de ralladura de limón y Angustura Bitter.

Finalmente, y como prueba de su dominio técnico, Cintia tendrá que presentar el más clásico y principal referente del uso de licor en el barismo, el Irish Coffee. En esta prueba se busca que el barista presente, usando wiski irlandés, café, crema y azúcar,  un trago lo más cercano al estándar clásico.

Como parte de su preparación para la competencia, el Café Lucero del MAP hará el primero de mayo desde las 3:00 de la tarde, una actividad donde presentará el trabajo de Cintia Ramos Reyes.

En esa ocasión, y solo por el importe del consumo, los asistentes podrán apoyar,  probar, opinar y hasta aportar en el desarrollo y mejoramiento de estos tragos que representarán a Puerto Rico en Australia.

Finalmente, sobre la competencia, si bien Cintia está confiada y espera hacer un buen papel, asegura que su verdadera victoria estriba en llevar al otro lado del mundo dos productos que demuestran el potencial de los puertorriqueños. Dos joyas que además encarnan la herencia de sus ancestros.

De esta manera, la mochila de Cintia no solo va cargada de Café Lucero y PitoRico, también lleva el conocimiento desarrollado por esta joven y, sobre todo, los saberes de Don Antonio y tío Ramón.

¡Buena suerte y salud!

23 de abril de 2014

 

Anuncios