Cuesta arriba la tarea de Tuller

metroCon la promesa de que reducirá el crimen en la Isla con las mismas estrategias utilizadas en la ciudad de Nueva York, donde fue jefe del Buró de Transportación de la Policía, el designado superintendente de la Uniformada, James Tuller, inició ayer en su puesto con una reunión de más de tres horas junto con su equipo de trabajo en la que discutieron, entre otras cosas, cómo evitarán que siga en aumento la cifra de asesinatos, que hasta ayer llegaba a 819.

“Sin entrar en detalles específicos, podría adelantarles que habrá miles de efectivos en las calles con turnos especiales a partir de mediados de diciembre hasta principios de enero”, dijo ayer Tuller a los periodistas, denotando dificultades al expresarse en español.

Pero, aunque en Nueva York ha reducido la criminalidad en las últimas décadas, el criminólogo y profesor de Justicia Criminal Gary Gutiérrez indicó que nada ha tenido que ver la política de “Ventanas rotas”. Más bien ha sido una mejoría en la economía lo que ha impulsado la reducción en el crimen.

Por tal razón, anticipó que este tipo de política, más allá de reducir la violencia, generará más arrestos entre los sectores más pobres de la sociedad, aunque sí provocará que la clase media del país vea con mejores ojos a la Policía. “Si madura como pinta, mi impresión es que (Tuller) viene a hacer relaciones públicas con los sectores conservadores”, dijo a Metro el criminólogo.

Anuncios