16 de diciembre de 2012

Necesaria la prudencia en el ciberespacio

Si se usan mal, las redes pueden estigmatizar personas o comunidades

El asesinato de José Enrique Gómez ha provocado un movimiento diverso en contra de la violencia, que ayer también motivó una marcha. (ARCHIVO)

Por Rut N. Tellado Domenech / rtellado@elnuevodia.com

Las redes sociales pueden ayudar a que un mensaje de prevención llegue rápidamente a más personas, pero pueden ser un arma de doble filo si no se tiene cuidado, de acuerdo con dos expertos entrevistados por este diario.

“Puedes crear conciencia desde la red social con mensajes y ser el punto inicial para acciones más diligentes para evitar el crimen”, explicó el sociólogo José Rodríguez Gómez. “Si no se tiene conciencia de que necesitamos unirnos, pasa inadvertido el problema”, agregó.

“Las redes tienen utilidad de carácter pro social porque se puede dar aviso de medidas preventivas y áreas de alta incidencia criminal”, prosiguió Rodríguez, quien es profesor en la Universidad de Puerto Rico, en Río Piedras. “Cuando se trata de motivar y hacer presión para que se identifique a criminales, pueden ser de mucho beneficio”.

“Pero esas mismas redes pueden estigmatizar áreas o grupos”, alertó.

“Ya hay estudios que revelan que las redes sociales deterioran las relaciones comunitarias en las áreas señaladas y le ponen un estigma a esas comunidades”.

Por su parte, el criminólogo Gary Gutiérrez advirtió que “hay que ser cuidadoso al evaluar este fenómeno porque el espacio virtual es muy complejo y lo que es la red para una persona no lo es para otra”.

“En las redes sociales cada uno tiene su red (de amigos o seguidores) dentro de la red. Imagino que habrá sectores de Facebook donde la muerte (del publicista José Enrique Gómez Saladín) se discutía mucho, pero si yo no milito en esas páginas, no estoy presente en la discusión”, agregó.

Sostuvo que Internet no es usado solo por quienes militan en contra de la violencia, ya que personas vinculadas a la actividad criminal también hacen uso del ciberespacio.

“En las redes sociales vemos cómo esos sectores se pueden definir a sí mismos y construir su figura social por medio de páginas de grupos y gangas criminales”, explicó.

Acerca del activismo en Internet contra la violencia, Gutiérrez sostuvo que “la criminalidad tiene causas muy complejas que no se resuelven con las redes sociales”. Aun así, la movilización de los ciudadanos en la web y en marchas “tiene su valor porque siempre que la comunidad se reúne y organiza puede tener resultados positivos en tanto la gente se une y se comunican unos con otros”, dijo Gutiérrez, quien es profesor de Justicia Criminal en la Universidad del Turabo y en Caribbean University.

Anuncios