Con pena y sin gloria Guillermo Somoza

El secretario de Justicia ha sido blanco de críticas

Guillermo Somoza, presuntamente, aspira a un nombramiento como juez del Tribunal de Apelaciones. (Archivo GEFR)

Por Ricardo Cortés Chico / rcortes@elnuevodia.com

El secretario del Departamento de Justicia, Guillermo Somoza, terminará su gestión en la agencia en medio de constantes críticas sobre el manejo de los casos criminales y su aparente doble vara en el trato de los casos de corrupción gubernamental.

Según Pablo Colón, un experimentado abogado criminalista, la ineficiencia del Departamento se apreció especialmente en los casos de gran interés público, que usualmente son los que más atención reciben de la alta jefatura de la agencia.

“Muchos casos hemos visto como quedan en nada. En materia de corrupción gubernamental y crimen organizado, no se ha visto mucho y hasta el Panel del FEI (Fiscal Especial Independiente) le ha virado investigaciones por ineficiencia”, dijo Colón al referirse a las investigaciones de Justicia sobre el uso de los fondos del Programa de Comunidades Especiales. Ayer los intentos por conseguir a Somoza fueron infructuosos.

“Creo que lo que hemos visto es que el Departamento de Justicia, en este cuatrienio, estuvo en su peor momento”, dijo, por su parte, la togada Mayra López.

En lo jurídico, según Colón, es poco el legado que deja Somoza, quien presuntamente aspira a un nombramiento como juez del Tribunal de Apelaciones. Las opiniones jurídicas del secretario, explicó, suelen ser persuasivas en cualquier litigación. No obstante eso dependerá de cuán buenos sean los argumentos que se esbocen.

Para los criminólogos José Raúl Cepeda y Gary Gutiérrez, el Departamento de Justicia no tuvo un impacto significativo en atender el problema de la violencia, pese a que los fiscales son los que dirigen las investigaciones criminales en los casos de asesinato.

“No sé si tenían otras prioridades, pero hasta los casos más notorios parecían quedarse en el aire”, dijo Cepeda.

En todo caso, según el criminólogo, el efecto de Somoza al frente de la agencia lo que hizo fue afectar los derechos ciudadanos, especialmente en lo que respecta al Código Penal de 2012 que, según explicó, restringe significativamente derechos fundamentales como la libertad de expresión.

“Yo creo que Somoza fue inconsecuente. No creo que deje un legado mejorando las operaciones de la agencia ni en materia de derecho, porque no se distinguió por ser un estudioso de las leyes”, dijo, por su parte, Gutiérrez.

Anuncios