Expertos rechazan ‘desafortunas’ palabras de Fortuño sobre Justicia

Por: Ely Acevedo Denis 14/07/2012 4:00 pm
Como si les hubieran tirado un balde de agua fría. Así reaccionaron varios expertos consultados por NotiCel sobre las expresiones que hiciera ayer el gobernador Luis Fortuño sobre que el sistema judicial no está para seguir reglas estrictas y rígidas, sino para hacer justicia. Advirtieron que sus expresiones son desacertadas y en contra de los derechos cobijados en la Constitución y recordaron que todo imputado de cometer un delito debe tener un debido proceso de ley igual para todo el mundo.

Por un lado, el licenciado Osvaldo Burgos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, indicó que “si uno lo analiza sin mirar el contexto que él lo dice, sí el sistema de justicia está hecho para hacer justicia… Ahora bien, por otro lado está dándole flexibilidad a los jueces de encontrar culpable a personas por cosas que no se les ha imputado”. Y añadió que “al Gobernador parece que se le olvida algo sumamente importante, que es el debido proceso de ley”.

“El sistema de justicia criminal está para hacer justicia, no para seguir reglas estrictas y de forma cuadriculada, sin poder ser flexible para lograr hacer justicia. La razón de ser del sistema de justicia criminal es que se haga justicia”, dijo Fortuño.

Ante esto, Burgos apuntó que con sus expresiones, Fortuño está evadiendo la responsabilidad del Poder Ejecutivo en cuanto a las fallas del Departamento de Justicia y la Policía de Puerto Rico a la hora de investigar y procesar los casos.

Puntualizó que hace falta un cambio de visión no solo en estas agencias sino también en la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT).

Burgos fue más lejos aún al sostener que Fortuño, con su visión “populista”, está buscando “congraciarse con un sector del país que está desesperado en la búsqueda de soluciones al problema de la criminalidad”.

Más aún, el licenciado Osvaldo Toledo, presidente del Colegio de Abogados, reprobó las expresiones de Fortuño considerando que el gobernador estudió Derecho y es abogado. Explicó que las reglas de procedimiento criminal requieren que se lleven a cabo unos procedimiento de un forma que hay que seguir.

“No estamos hablando como cuando al salir de la Edad Media que el juzgador juzgaba de acuerdo a sus criterios”, aseveró.

Toledo reiteró que “el Gobernador está induciendo a un error, y pretende que los jueces se desvíen de las reglas aprobadas por el tribunal ante la crisis por la criminalidad. Está tratando de desviar la atención y tirarle el peso al sistema judicial”.

Sin embargo, estuvo de acuerdo que el Primer Mandatario debe hacer lo propio con lo que respecta al Ejecutivo. Puso de ejemplo las fallas que hay en el sistema gubernamental a la hora de asumir control cuando alguien viola las disposiciones del grillete electrónico, como fue el caso de Wanda Camacho.

Al abordársele si las expresiones de Fortuño abren el espacio a violaciones de derechos constitucionales, dijo: “espero que no, pero es una incitación”.

Por su parte, el licenciado Miguel Pereira, ex fiscal federal y ex superintendente de la Policía, expresó que “yo en verdad que no sé ni cómo reaccionar a esto. Esto es una incredulidad al punto de humor o del terror. Yo no entiendo unas declaraciones así… Las Constituciones reflejan la voluntad de un pueblo al limitar los poderes del Gobierno. No entiendo como un Gobernador de un país diga que la ley no hace falta”. En ese sentido, recordó que “la Constitución es un documento importante, que decide cuál va a ser la relación del ciudadano con el Estado”.

Pereira determinó que “él (Fortuño) se quiere distanciar del desastre que ha generado, él no tiene ningún interés que sus agencias trabajen con sus obligaciones”.

De otro lado, opinó que es “ofensivo” el que Fortuño hubiera insinuado que en la esfera federal los jueces fungen como supervisores de los fiscales al pedirles que enmiende sus acusaciones para hacer justicia. Y aseguró que mientras fungió como fiscal federal nunca recibió una llamada de esa índole de algún juez.

Al hablar sobre el caso de Wanda Camacho, cuyo asesino será sería sentenciado a 25 años en lugar de 99 por un error en el pliego acusatorio presentado por las fiscales del caso, Pereira señaló que “las acusaciones son como recetas, lo que tiene que tener a él preocupado es cuántas más acusaciones tienen este mismo defecto”.

“Los jueces no están ahí para corregir al fiscal, ni editar documentos mal hechos, o adivinar lo que quiso decir el fiscal, sino basan su determinación conforme a derecho”, sentenció.

El criminólogo Gary Gutierrez, de sopetón dijo que no entendía las expresiones del Gobernador.

Y recordó que una de las grandes aportaciones que ha hecho el sistema de justicia de Estados Unidos al derecho internacional es promover el debido proceso de ley.

“La base de un sistema jurídico, aún cuando los jueces tengan una latitud de las penas, lo más justo es el debido proceso de ley. Para que el proceso sea justo se debe tener claro cuáles son las reglas del juego”, puntualizó.

Gutierrez no quiso entrar a establecer que Fortuño está evadiendo su responsabilidad.

“Yo no le adjudico mala fe al Gobernador, él viene de la visión más conservadora del Partido Republicano… yo creo que él realmente cree en ese discurso, pero también creo que está equivocado y que la historia se lo demuestra”, apuntó.

De hecho, destacó que el aumentar la población penal no ha tenido ningún efecto directo en resolver el problema de la criminalidad.

A su vez la licenciada Amarilis Pagan, directora ejecutiva del Proyecto Matria, reaccionó indignada y manifestó que “me parece que sus expresiones sun una vergüenza y son desafortunadas, no solo porque vienen del Gobernador, sino porque él estudio derecho”.

Pagan añadió que las reglas de procedimiento criminal están diseñadas a base de la Constitución.

“Lo peligroso de sus expresiones es que van a tono con su propuesta de limitar el derecho a la fianza y al nuevo Código Penal que limita el derecho a la libertad de expresión”, observó.

Igualmente, sostuvo que la postura de Fortuño es “para congraciarse con las víctimas de delito, polarizado en establecer el lado de los buenos y el de los malos”.

Concordó que “él no está asumiendo la responsabilidad que le toca como jefe y lo que está propiciando es la violación a derechos civiles y constitucionales”, donde los imputados de cometer un delito no sabrían a qué se tienen que defender ni de qué se les acusa.

Y tronó contra el primer mandatario al hacer sus expresiones basándose en el caso de un mujer víctima de violencia doméstica.

“Que no nos use de excusa para violar derechos constitucionales, las reglas de procedimiento criminal no son un obstáculo si los policías y los fiscales hacen su trabajo”, sentenció.

Anuncios