Silencio alrededor de Fortuño y funcionarios federales

Por: Ely Acevedo Denis | 11/07/12 9:45pm

Con el objetivo de que el pueblo vea que su administración está tomando medidas diferentes para conseguir más recursos que ayuden a reducir la criminalidad que arropa el país, de manera que se le pueda brindar mayor protección a los ciudadanos, el gobernador, Luis Fortuño, se apresta a reunirse esta semana con altos funcionarios de seguridad provenientes de los Estados Unidos.

A pesar de que Fortuño dijo ayer los nombres de varios funcionarios con quiénes se estaría reuniendo, aparte de Tony West, co-presidente del Grupo de Trabajo del Presidente Barack Obama relacionado al Status de Puerto Rico, quién también es secretario asociado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la Fortaleza se ha mantenido hermética sobre el itinerario de las reuniones que el Primer Mandatario había adelantado tendría con Betsy Markey, copresidenta del subcomité de seguridad del Grupo de Trabajo de Obama; David Aguilar, comisionado interino de Aduana y Patrulla de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés); Janet Napolitano, secretaria de Homeland Security; y John Pistole, jefe de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés).

Lo único que se tiene claro es que la mayoría de las reuniones se darán entre mañana jueves y el viernes. El grupo de funcionarios federales harán visitas de campo al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín y la oficina del High Intensity Drug Trafficking Area (HIDTA), y la Policía de Puerto Rico, entre otros.

Hoy West estuvo hoy viendo el proyecto “Girls Circle”, desarrollado por el Boys & Girls Club, en Loíza.

Fortuño ha asegurado que no es casualidad de que todos estos funcionarios estén de visita esta semana en la Isla, y puntualizó que ya sea al final de la estadía o en días posteriores, espera que el Gobierno Federal haga anuncios importantes, entre ellos, la posible asignación de más recursos para atajar, principalmente, el problema del narcotráfico.

Para el Primer Mandatario el problema de la criminalidad en el país, que ya alcanza los 490 asesinatos en lo que va de año, se tiene que atender en tres áreas, que identificó como prevención, ley y orden, tratamiento y rehabilitación.

“Esto es una guerra que tenemos que ganar entre todos”, puntualizó.

Para lograrlo, mencionó la posibilidad de que se utilicen permanentemente los aviones denominados “drones”, que desde hace unos meses sobrevuelan el Caribe con el fin de identificar a personas indocumentadas y el tráfico de drogas y armas.

Mientras tanto, expertos consultados por NotiCel señalaron que más que una cuestión mediática, las reuniones no tendrán ningún efecto en reducir la criminalidad del país.

Por otro lado, el licenciado Miguel Pereira, ex superintendente de la Policía y ex fiscal federal, quién es candidato al Senado por el distrito 6 de Guayama, bajo el Partido Popular Democrático (PPD), puntualizó que “todo esfuerzo en contra de la ola de delitos que estamos sufriendo es bueno y bienvenido, pero este en particular, no creo que tenga mucho resultado, y te lo digo con un pesar, porque nosotros estamos sufriendo bajo el embate de esta conducta delictiva que nos ahoga”.

Para Pereira, quién también fue Secretario de Corrección, estas reuniones quedarán en lo mismo de siempre, a tenor con lo difundido en los medios de comunicación, de que West se expresó abierto a que se asignen más recursos a la Isla.

“La realidad de la inmigración americana es una cosa bien distinta a la capacidad que tiene un ‘dron’ para detectar droga en el alta mar.

Ahora nosotros estamos otra vez pidiendo más agentes y más jueguitos para ver como sellar las fronteras de Puerto Rico al trasiego de droga.

Nosotros llevamos ya más de 80 años en esta pelea… Cientos de miles de millones de dólares y millones de horas, y mira que gran éxito hemos tenido”, determinó.

Pereira reiteró que el asignar más recursos no resolverá el problema de la criminalidad en el país.

“No, porque el problema del narcotráfico se ataca, como todos los problemas de conducta delincuente, primero esclareciendo el delito. El criminal tiene que sentirse como que a mi me van a arrestar, a mi me van a procesar, yo puedo ir preso. Cuando los criminales de este país se sientan así, entonces nosotros vamos a empezar a retomar el control de nuestra sociedad”, sostuvo.

Y añadió, “pero no es así que se sienten, porque vigilar con aviones y con aerostatos y tener más gente vigilando pantallas de televisión y tener el mismo número de personas demandando que se le alimente su vicio a la droga, no es la manera de bregar con esto…Debemos asumir un rol de liderato con nuestros conciudadanos del norte diciéndoles, ‘oye, es tiempo que tú revises tu estrategia en contra de la droga y la elimines, porque es una estrategia improductiva, estéril y costosísima'”.

Ante esto, Pereira reafirmó su apoyo a la medicación de la droga.

Pereira no quiso entrar a validar o rechazar que Fortuño esté coqueteando con el voto de los ciudadanos aprovechándose de un tema tan sensitivo para la población, como lo es la criminalidad.

“Yo no soy tan cínico para sugerir que el Gobernador está haciendo eso, pero sí es cierto que él está haciendo este tipo de esfuerzo, porque entiende que funciona, y eso es lo que traiciona, su falta de entendimiento al problema que nos está azotando”, apuntó.

A juicio de Pereira, para trabajar con el problema de la criminalidad también se debe atender el problema del desfase en esclarecer los delitos, donde estimó que la tasa de esclarecimiento no alcanza ni el 30 %.

“Eso quiere decir que 7 de cada 10 delitos se van sin esclarecer, nadie sabe qué paso ni quién causó ese dolor…Eso genera un sentido de impunidad”, observó.

De otro lado, el criminólogo Gary Gutiérrez, cuestionó la productividad de las reuniones al establecer que todas estas agencias cuentan con oficinas locales que pudieran proveer la información directamente a Casa Blanca.

Al analizar la razones detrás de estos encuentros entre funcionarios locales y federales, Gutiérrez planteó que el presidente Barack Obama pudiera estar tratando de congraciarse con el voto de los latinos menos conservadores, como lo son los puertorriqueños.

Y que por otra parte Fortuño esté buscando el voto de los sectores más conservadores del país, que sienten temor de la situación por la criminalidad en Puerto Rico.

“El Gobernador quiere proyectar que es fuerte contra el crimen”, opinó.

Gutiérrez fue más lejos aún, al condenar lo que denominó como la “militarización del Caribe”, con las propuestas que ha ido adelantando el Gobernador, como por ejemplo que sean permanentes los aviones “drones”.

En esa línea, dijo que los recursos parecidos que han sido asignados a las fronteras entre Estados Unidos y México no han ayudado a controlar el narcotráfico y que, incluso, lo que han hecho es incrementar el nivel de violencia.

Asimismo, Gutiérrez destacó como los acuerdos entre el gobierno federal y estatal lo que han producido es un aumento en la población penal en el Centro Metropolitano de Detención (MDC) en Guaynabo, sin que se reduzca la criminalidad.

Anuncios