Pierluisi espera una escalada en el total de agentes federales en Puerto Rico

Experto advierte que no se debe promover la “militarización” de la lucha contra el narcotráfico

Por José A. Delgado / delgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – Al terminar esta semana las reuniones de la “cumbre de seguridad” de San Juan, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, quisiera escuchar que el gobierno del presidente Barack Obama tiene ya elaborado un plan para hacer una escalada en el total de agentes federales que tiene asignados a sus oficinas de Puerto Rico a cargo de combatir el tráfico de drogas y la criminalidad.

Y confía en que las reuniones supongan una apertura dentro del Ejecutivo federal hacia la idea de establecer la Iniciativa Frontera del Caribe, la cual el gobierno de Luis Fortuño aspira a  que sea diseñada por la Oficina del Zar Antidrogas de la Casa Blanca, como sucede con las estrategias del Suroeste y Norte de EE.UU.

Las conversaciones de San Juan entre las autoridades del Ejecutivo estadounidense y el Gobierno de Puerto Rico sobre la situación del narcotráfico en la Isla y su vecindario comenzaron el martes en la tarde en La Fortaleza y se extenderán hasta el viernes.

En La Fortaleza,  el gobernador Fortuño recibió al secretario asociado de Justicia de Estados Unidos, Tony West, y a algunos de sus ayudantes.

“El deseo es traer -no solamente a Puerto Rico sino a las Islas Vírgenes también- los recursos necesarios para atender lo que claramente es un problema de magnitud mayor que afecta la seguridad nacional de los Estados Unidos”, dijo Fortuño – quien le ha imputado al gobierno de Obama desatender la situación de Puerto Rico-, al terminar la reunión.

Hasta el viernes, las reuniones de trabajo, que el Gobierno federal intenta mantener mayormente fuera del ojo público, estarán encabezadas por West,  la secretaria adjunta para Asuntos Intergubernamentales del Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security), Betsy Markey, y el jefe de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), John Pistole.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, quien llegará a la Isla procedente de República Dominicana, se incorporará a los trabajos el viernes y ofrecerá una conferencia de prensa ese mismo día junto al gobernador Fortuño y el comisionado Pierluisi.

“Si tras estas reuniones no se hacen anuncios concretos se estaría desperdiciando una buena oportunidad”, indicó Pierluisi, quien regresará mañana a San Juan para estar en la conferencia de prensa del viernes de la secretaria Napolitano.

Pierluisi confía en que de una u otra forma el Ejecutivo federal se tendrá que enfrentar antes de que acabe el año a una orden del Congreso – ya incluida en  un proyecto de asignaciones que quizá no se apruebe hasta finales de 2012 – para que se cree desde la Oficina del Zar Antidrogas la Iniciativa Frontera del Caribe.

Hace unos días se conoció que como parte de la vigilancia estadounidense de las costas de Puerto Rico un avión no tripulado – los llamados “drones”, que son utilizados como ojo policial aéreo en la frontera con México y como arma de ataque en zonas de guerra -, comenzará a patrullar las aguas entre República Dominicana y Puerto Rico.

Tras su reunión en La Fortaleza con el secretario West, quien es el copresidente del grupo interagencial de la Casa Blanca sobre Puerto Rico, Fortuño hizo énfasis en el interés de su gobierno en que se destinen aviones de vigilancia no tripulados a la “guerra” contra el narcotráfico, que considera ha sido la principal causa de la histórica ola de violencia en la Isla durante este cuatrienio.

Bajo el gobierno de Obama, sin embargo, se ha echado a un lado el término de la “guerra contra el narcotráfico”.

“Me preocupa que sigamos este movimiento ascendente a favor de una respuesta militarista”, dijo Gary Gutiérrez, profesor de Justicia Criminal en la Universidad Interamericana, quien piensa que la cumbre refleja que las autoridades estadounidenses y boricuas “siguen enredados en una telaraña que no funciona”.

Aunque las reuniones de esta semana estarán dedicadas a a repasar las estrategias y el movimiento de personal de las agencias federales en Puerto Rico, Gutiérrez sostuvo que el énfasis de las autoridades en la Isla deberían ser programas como el de “Acuerdos de Paz” que ha comenzado a tener éxito en el municipio de Loíza.

El profesor Gutiérrez está convencido que el gobierno de Obama busca proyectarse esta semana en San Juan hacia el electorado puertorriqueño en Estados Unidos, sobre todo en Florida, pues las reuniones se hubiesen resuelto tranquilamente con “ellos llamar a cualquiera de sus agencias locales”.

Pierluisi, por su parte, sostuvo que la agenda de las reuniones coloca esta semana la atención en los asuntos de “ley y orden”.

Pero, afirmó que nadie disputa que el problema de fondo está, entre otras cosas, en combatir el consumo de drogas, mejorar la educación, elevar los valores de la sociedad y ofrecer mejores oportunidades económicas para todos.

Ante la ola de violencia que se ha desatado en Puerto Rico este cuatrienio, la cual se atribuye en gran medida a la lucha por el control de tráfico de drogas, Pierluisi señaló que “como mínimo, debe haber un destaque especial de agentes, como se ha visto en la frontera con México, hasta que se normalice la situación”.

Los altos funcionarios federales enviados esta semana a la Isla:

Janet Napolitano – Es la primera jefa del Departamento de Seguridad Interna de EE.UU. – oficina creada tras los ataques terroristas del 2011 en contra de Nueva York y el Pentágono – que realiza una visita de trabajo a Puerto Rico.  Antes fue gobernadora de Arizona.

Tony West – Secretario Asociado del Departamento de Justicia de Estados Unidos y copresidente del grupo interagencial de trabajo de la Casa Blanca sobre Puerto Rico. Encabeza también el subgrupo a cargo de los asuntos de seguridad de Puerto Rico en la Casa Blanca.

David Aguilar – Comisionado Interino del Negociado de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB), adscrita al Departamento de Seguridad Interna.

Betsy Markey – secretaria adjunta para Asuntos Intergubernamentales del Departamento de Seguridad Interna. Junto a West está encargada del subgrupo de seguridad del comité interagencial de la Casa Blanca sobre Puerto Rico. Antes fue congresista por un distrito del estado de Colorado.

John Pistole – Jefe de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA). De 2004 a 2010 fue subdirector del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Anuncios