La mano dura no sirve

Por: CyberNews | 30/12/11 8:49am

El profesor Gary Gutiérrez, experto en criminología, manifestó el viernes que una política gubernamental de “mano dura” no va a reducir el problema de la criminalidad rampante que azota a la Isla y que ha elevado a 1,130 la cifra de asesinatos durante el 2011.
“Las medidas de control y de vigilancia no van a evitar el crimen. […] Por el contrario, la sociología de la desviación y la criminología nos dicen que a mayor mano dura va a haber mayor sentimiento de exclusión por parte del pueblo, la gente no se va a sentir representada por el gobierno y va a producir más violencia”, expuso el criminólogo en entrevista radial (Radio Isla).
Gutiérrez dijo entender la frustración del superintendente de la Policía, Emilio Díaz Colón, ante los resultados que ha estado recibiendo de su plan anticrimen. “Él está haciendo, como buen militar, todo lo que le dicen que tiene que hacer. Y los resultados que está recibiendo no son los que él cree que debe recibir”, sostuvo.
Así las cosas, mencionó que la incidencia criminal, no es más que el resultado de la decadente economía que se ha estado experimentado en la Isla durante los pasados años. De igual forma, indicó que es absurdo pensar que se puede controlar el crimen aumento la cantidad de agentes para prestar vigilancia.
“Tenemos que hacer dos cosas. Primero entender que el crimen no es un problema en sí mismo, sino el resultado de una política socioeconómica. No es una burbuja a parte de seres endemoniados. Y segundo, entender que más policías, más castigo, más patrullas no va a resolver un problema”, dijo.
“¿Qué tu vas a hacer, tener dos millones de guardias para velar los otros dos millones de puertorriqueños? Y entonces quien vela a los dos millones de guardias. O sea que es absurdo eso de que vas a controlar el crimen velando la gente”, agregó.
De hecho, comentó que esta iniciativa es una solución fácil a un problema complejo como es la criminalidad.
Finalmente, subrayó que el gobierno tiene que atacar lo que consideró que es una de las principales industrias del país y que actualmente se encuentra ilegalizada.
“Es donde más fácil es encontrar trabajo. Porque me decía un estudiante que me enseñó algo muy importante este semestre, que el trabajo en el punto de drogas no es un trabajo fácil, pero es fácil de conseguir. Entonces, tu terminas con una sociedad que no tiene vías económicas excepto por criminalizarse”, sentenció.

Anuncios