‘Kriollísimo’ sazón frente al Mar Caribe

Por Gary Gutiérrez, publicado en la La Perla del Sur
¡Admítalo! Pocas cosas suenan menos apetecible que “comida criolla” en un hotel.
Las deliciosas alterantivas -como el Seafood Pionono con salpicón de camarones, chillo y pulpo salteado- están a cargo de los chefs Rafael Serrano Lugo y Jason Rodríguez Serrano, quienes llevan sobre diez años activos en las cocinas del Hilton. (Fotos: Gary Gutiérrez)

De solo pensarlo surgirán en su mente imágenes de imitaciones que, a pesar de tener los ingredientes adecuados, son un insulto a la memoria de nuestras abuelas.

Sin embargo, la nueva propuesta criolla para almuerzo del Hilton Ponce Golf & Casino Resort es claramente la excepción a esta regla.

Bajo el nombre de Kriollísimo, su restaurante Costa Caribe presenta una madura y honesta oferta de comida criolla que no tiene nada que envidiarle a cualquier fonda del País.

La misma está a cargo de los chefs Rafael Serrano Lugo y Jason Rodríguez Serrano, quienes llevan sobre diez años desarrollándose en las propias cocinas del Hilton.

Popularmente se dice que no hay gente extraordinaria, sino gente ordinaria que se crece ante situaciones extraordinarias.

Sin duda, estos jóvenes que comenzaron limpiando mesas y fregando, hoy se crecen ante la oportunidad que les brinda el Hilton.

Kriollísimo es la “la fonda” de  Rafa y Jason y allí ellos logran combinar técnicas formales de la cocina internacional con el sabor, el gusto y ‘la maña’ que aprendieron en sus casas de La Playa de Ponce con sus madres y abuelas.

“Quien lo hereda no lo hurta”. Tenían que ser playeros.

En la oferta de Kriollísimo destaca el “Seafood Pionono” en salsa al mojo, plato que es un verdadero tributo a la sazón boricua. Más aún, es un tributo a la cultura culinaria de La Playa de Ponce.

Cobijado por huevo batido, el anillo de plátano maduro se rellena con salpicón de camarones, chillo y pulpo salteado en mojito criollo y presentado con tostones de mapén.

Sin duda este plato es el equivalente gastronómico de un concierto de salsa vieja a cargo de una sinfónica. Simplemente espectacular.

Igualmente criollo, tradicional y sabroso es el fabuloso arroz “mampostea’o” que estos dos jóvenes maestros presentan como acompañante a las chuleta Kan-Kan.Si bien la sazón de esta jugosa pieza y su crocante cuerito es una verdadera expresión de la mejor culinaria del país, el ‘mampostea’o es un ejemplo de cómo un plato puede mantener su gustito tradicional y criollo, mientras incorpora otra gama de sabores.

En este caso, el plato se complementa con el dulzón producto de pimientos, que lo eleva, balancea y complementa perfectamente.

Por supuesto, una fonda que se respete tiene que ofrecer el “especial del día” y Kriollísimo no es distinto.

Uno de esos ejemplos es el “braise” de rabo de res. Este plato sí que es para “foodies línea dura”.

La lenta cocción del rabo en vino tinto termina produciendo un oscuro y espeso caldo que esconde los tiernos pedazos de carnes y huesos que constituyen esta robusta y sensual delicia.

Con estos ejemplos es fácil ver que cuando de comida tradicional boricua se habla,  Kriollísimo “la hace”.

No es para menos, ya que para Rafael y Jasón esta es su “fonda” y todos los visitantes son sus clientes.

“Me gusta aquí, cocino aquí afuera donde todos me ven y veo a todo el mundo, eso lo hace personal”, explica Rafael, mientras preparaba uno de sus piononos en la cocina de Costa Caribe, abierta al salón comedor.

En fin que, esta apuesta criolla -de manos de estos dos jóvenes playeros- parece ser una ganadora para el Hilton Ponce Golf & Casino Resort.

¿Y el costo? Razonable si se toma en cuenta que incluye el estacionamiento y la espectacular vista al Mar Caribe, así como la honesta y sabrosa oferta criolla.

Más en cartelera

Pero Kriollísimo no es la única innovación en el Hilton Ponce Golf & Casino Resort.

Durante este verano, La Terraza se transforma bajo el nombre “Pirate Night”.

Este concepto convierte el imponente espacio en una informal barbacoa donde, después de la 6:00 de la tarde, reinan las carnes, pollos y salchichas asadas.

Claro está,  ese desfile de sabor se complementa con las guarniciones que regularmente se relacionan, como ensaladas frías, maíz, “bake beans” para los americanos y arroz con gandules para los boricuas.

Todo esto complementado con una enorme pantalla donde los comensales pueden disfrutar de películas y eventos deportivos.

Con este concepto de “barbacoa-sala de cine” , el Hilton Ponce Golf & Casino Resort pretende crear una opción informal que sirva de alternativas  a las familias que viajan con niños durante el verano.

Definitivamente, en momentos en que el mercado se torna más difícil y competitivo, el Hilton Ponce Golf & Casino Resort reinventa y complementa su oferta gastronómica para complacer a todos los gustos.

¡Buen provecho!

 

Para leer todo el escrito en La Perla del Sur

Anuncios