Kemiji un verdadero “hacker” de la enología.

Por Gary Gutiérrez, publicado originalmente en el periódico La Perla del Sur

Probablemente pocas personas son mejor compañía que Emmanuel Kemiji para compartir un vino y una conversación.

Tras solo minutos charlando con este Maestro Sommelier, fundador y principal ejecutivo de Miura Vineyards, se puede constatar que no es un mero empresario del vino.

Se trata de un verdadero “hacker” de la enología…

Según explica el sociólogo catalán Manuel Castell, el “hacker” no es un bandido cibernético como regularmente se cree.

El hacker es un nuevo tipo de empresario para quien vivir su pasión está primero que hacer ganancias.

Es un nuevo animal económico tan enamorado de lo que hace, que no mide su éxito en dólares o euros, sino en el placer que devenga en levantarse todo los días a trabajar en lo que le apasiona, sabiendo que hace las cosas bien, “como Dios manda”.

“Hay dos formas de hacer las cosas, decía mi abuela, bien hechas o bien hechas”, explicó jovialmente este estadounidense, de raíces griegas, criado en España e Inglaterra, ex estudiante de Medicina, graduado de comercio en California y quien además tiene un grado en literatura.

Desde que su tío Manuel lo introdujo al mundo del vino -cuando todavía era adolescente- la obsesión por conocer, entender y disfrutar del fruto de la vid guía su existencia.

Esta obsesión lo llevó a dejar atrás sus estudios en Medicina y a convertirse en el estadounidense número 12 que es admitido a la Corte de Maestros Sommeliers.

Viviendo y estudiando en las cercanías del Valle de Napa en California, la pasión y búsqueda por ese sorbo perfecto lo llevan al final de la década del 1990 a experimentar con el desarrollo de sus propios zumos.

De allí nace lo que es hoy Miura Vineyards, una productora artesanal de vinos que elabora más 50 mil botellas de vino al año.

Envasados bajo los nombres comerciales de Miura, Anticus, Almus, Acus y del nuevo Clos Pissarra, cada una de estas botellas son el resultado del cuidado personal de Kemiji.

“No hay mayor placer que ver a alguien disfrutando de ese vino que yo cuidé y procesé desde que era uva en la planta”, explica con un entusiasmo que raya en el erotismo.

En Puerto Rico, la propuesta enológica de Kemiji está presente desde hace unos años cuando -por casualidades de la vida y trabajando como sommelier en la cadena Ritz-Carlton- entró en contacto con ejecutivos de la Méndez & Compañía, quienes manejan en Ponce La Bodega de Méndez.

Los vinos producidos por este hacker de la enología son de tal calidad que tres de ellos forman parte de la exclusiva propuesta “La Bodega de Méndez Top 100 Wines” que tuvo lugar el pasado viernes, 10 de junio en el Ritz-Carlton, San Juan.

Si bien los vinos de Kemiji no son los más económicos del mundo, tenga en cuenta que probablemente están entre los más interesantes: cada sorbo es una conversación entre su paladar y la pasión de Emmanuel Kemiji. ¡Salud!

Anuncios