¡Oh Dios!

¡Vivo en un país que nunca ha existido!

Por Gary Gutiérrez

Tras varias horas de gestiones cotidianas en medio de uno de los veranos más calurosos que recuerdo, llego a mi casa frustrado con el país en que vivo.

Bajo el abanico busco refugio en la lectura y en un buen café.

Así me adentro en el pensamiento de Noam Chomsky, quien mediante sus escritos me explica cómo todos los imperios crean su propia historia y verdad, de tal manera que el resto de los pueblos nos creamos esa ilusión que crearon.

Ilusión, nos dice la Real Academia que es un concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.

Los pensamientos de Chomsky y la definición del diccionario se juntan con la cafeína y mi mente se adentra en una reflexión sobre la sociedad en que vivimos los puertorriqueños.

¡Oh Dios! ¡Si en realidad este país no existe!

El Puerto Rico que habito es producto de una ilusión con la que nos negamos a romper, pero cuyas consecuencias sufrimos todos los días.

En términos históricos, creemos que los Estados Unidos llegaron a la Isla movidos por el altruismo y por una necesidad emocional de ayudarnos y sacarnos de la pobreza.

En lo político pensamos que somos socios y no siervos del imperio que nos ocupa militarmente desde el 1898.

La gran mayoría de los puertorriqueños piensan que los estadounidenses atesoran su relación con la Isla y otros tantos creen que esa potencia en algún momento ofreció a Puerto Rico la opción de integrarse a ellos como un igual.

En términos económicos seguimos creyendo que somos una potencia regional y que nuestros vecinos siguen estancados en la pobreza porque son “repúblicas”.

Pensamos que el sistema capitalista es uno que ofrece a todos la misma oportunidad de desarrollo económico y que, si dejamos el espacio para que los grandes intereses económicos generen ganancias a nivel obsceno, estos repartirán mediante empleos y beneficios laborales esas riquezas.

De igual forma, juramos que somos una democracia que nos autogobernamos y que decidimos democráticamente nuestro futuro, porque participamos de unos procesos electorales cada cuatro años.

Incluso, entendemos que participando de esas elecciones y escogiendo entre las opciones presentadas por los dos partidos que controlan el proceso electoral, estamos decidiendo nuestro derrotero.

Peor aún, pensamos que esos dos partidos representan opciones distintas y que hace alguna diferencia cuál de los dos controla el aparato administrativo del país.

En este Puerto Rico ilusorio, la mayoría pensamos que la prensa no está para entretenernos y enajenarnos, sino que es una herramienta para informarnos y educarnos.

Enviamos nuestros hijos a la escuela pensando que están siendo educados, cuando en realidad el sistema lo que hace es domesticarlos en esta  ilusión de consumos y complacencia.

Por supuesto, esta ilusión incluye una policía que, lejos de ser un aparto de control social, existe para defender a los ciudadanos amantes de la ley y el orden.

La ilusión que vivimos los puertorriqueños contrasta con la realidad de un país donde la violencia define la cotidianidad.

Donde menos del 45 por ciento tiene un trabajo remunerado, eso sin contar que muchos trabajan en empleos chatarras que no les permiten sostener dignamente a su familia.

Mientras tanto, el gobierno de turno, al igual que hicieron otros en el pasado, insiste en vendernos como respuesta la misma ilusión que dio paso a los pro-blemas que enfrentamos como pueblo.

Confieso no tener respuesta ni sugerencias, pero creo que para comenzar debemos desmitificar la sociedad que hemos construido y comenzar por mirarla, tal como es.

Mi reflexión me lleva a recordar el pensamiento de aquel médico metido a revolucionario, quien nos explicó que para hacer lo imposible, tenemos primero que ser realistas.

Yo, mientras tanto, creo que me escaparé en otro pocillo de espresso negro.

(El autor es criminólogo y profesor universitario. Para preguntas o comentarios escriba a garygutierrez@aol.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla )

http://bit.ly/9DxSWN

 
Anuncios