En La Guancha, el kiosco 20 la hace.


Por Gary Gutiérrez

Recientemente, al salir del cine, decidimos dar una vuelta por La Guancha de Ponce.

Kiosco 20 (3)Espacio recreativo que desde la década del 1970, cuando los adolescentes de la época lo identificaron y se apoderaron de él, sirve como área para la recreación de las clases populares de la ciudad.

Por supuesto, lo que en aquella época era una camino de tierra entre cañaverales y zarzales que llegaba a la costa rocosa donde los jóvenes daban rienda suelta a la naturaleza, es ahora una carretera de 6 carriles que termina en un centro recreativo para toda la familia y con servicios de policía y primeros auxilios.

La verdad que no se si ahora, La Guancha es mejor que cuando era adolescente. Claro, cuando uno es adolescente las cosas siempre son mas divertidas.

El punto es que al salir del cine, los amigos y mi compañera nos enfilamos para La Guancha y la pasamos de maravilla con muy poco dinero realmente.Kiosco 20 (1)

El clima estaba bueno, habían muchas familias con sus sillitas, varios corillos de músicos, gente bailando al ritmo de su música tropical y un montón de chiquitos en todo tipo de vehículos con ruedas.

En fin que, a pesar de estar en reconstrucción algunas partes del tablado construido sobre las rocas, el sitio está chévere para pasar la tarde.

Siguiendo la recomendación del amigo José Raúl Cepeda, fondero conocedor y chinchorrero natural, le caímos al kiosko 20.

Una agradable sorpresa, pues en vez de la usual vitrina repleta de colesterol nacional en forma de empanadillas (pastelillos para Sara del Valle), alcapurrias, hallacas, sorullitos y por supuesto, las extranjeras bolitas de “cordon blue”, en el kiosko 20 se come a la carta.

Kiosco 20 (2)Este menú con fuerte influencia cubana, incluye desde ropa vieja hasta caldo gallego, todo bueno, bonito y barato.

Entre la oferta, la yuca es una de los protagonistas principales. Preparan unas bolitas de yuca frita rellena de bacalao, que para bajar cervezas no tiene precio.

De igual forma, la yuca frita, aderezada con aceite de ajo, son el acompañante de un caldo 7 potencia que es digno de mencionar o del excelente caldo de pesca’o.

Pero lo mejor del sitio es la gente, servicial, agradable, familiar, sin pretensiones. Gente honesta cuyo orgullo es ganarse al cliente con cada empanadilla…

Definitivamente, La Guancha tiene una oferta variada que vale la pena experimentar y el Kiosko 20 es tan bueno como cualquiera para comenzar a conocerla.

Buen provecho